"Nos costó un millón de tomas". Robert Pattinson desvela cuál fue la escena de 'The Batman' más complicada de rodar (aunque no lo parezca)

"Nos costó un millón de tomas". Robert Pattinson desvela cuál fue la escena de 'The Batman' más complicada de rodar (aunque no lo parezca)
17 comentarios

Con cada nueva encarnación de Batman siempre estamos muy pendientes de cómo será el traje del Caballero Oscuro en la nueva película que toque. Con 'The Batman' y Robert Pattinson no ha sido para menos, y aunque el resultado en pantalla ha sido espectacular, rodar con él puesto supuso algunas dificultades inesperadas durante la producción de la película.

Movimientos restringidos y poca sutileza

En una película como 'The Batman', lo normal sería pensar que las escenas más cargadas de acción son las que más tiempo y tomas llevaría rodar. Curiosamente, para Matt Reeves y su equipo, fue uno de los momentos que deberían haber sido más sencillos dentro de la producción.

El traje de Batman que llevó Pattinson tiene un aspecto impresionante en la película, pero por lo visto era muy restrictivo y le dificultaba mucho el movimiento. Mover los brazos, especialmente si necesitaba hacer movimientos relativamente sutiles, era todo un desafío para el actor y complicó de más una escena relativamente sencilla que debía rodarse en el piso de Enigma.

Durante la investigación, la policía y Batman finalmente llegan al piso de Edward Nashton/Enigma y descubren una nueva pista. En esta escena, Batman abre la puerta de una jaula donde hay un murciélago y agarra una carta dirigida a él. Ahora sabemos que el cuidado y parsimonia con el que se mueve en esta escena no es solo por el miedo de Bruce Wayne a los murciélagos, es que a Pattinson le costaba horrores moverse con su traje.

"Con el traje solo puedes mover el brazo de cierta manera. Así que si estás en el ángulo incorrecto y tienes que hacer movimientos un poco delicados... sacar eso de la jaula era imposible, ¡nos llevó un millón de tomas", dijo el actor a Cinema Blend.

No solo estaba restringido el movimiento que podía hacer libremente con los brazos, tampoco podía mover el cuello ni girar la cabeza con facilidad, y mantener ciertas posturas podía llegar a ser muy doloroso.

"Hay cosas sencillas que simplemente no consigues hacer... Con el traje, por ejemplo, era muy difícil mirar hacia arriba. Simplemente no puedes hacerlo, y tratas de mantenerte en esa posición, lo que era una tortura", explicó Pattinson a Sensacine.

Temas
Inicio