"Terry Gilliam nos hizo pasar por un infierno": Sarah Polley cuenta cómo sufrió siendo una niña en el rodaje de 'Las aventuras del Barón Münchausen'

"Terry Gilliam nos hizo pasar por un infierno": Sarah Polley cuenta cómo sufrió siendo una niña en el rodaje de 'Las aventuras del Barón Münchausen'
41 comentarios

Sarah Polley quizá no sea una de las caras más presentes en el panorama hollywoodiense actual pero, sin duda, es una figura conocida en el terreno cinéfilo por sus papeles en cintas como 'Mi vida sin mí', 'El amanecer de los muertos' o 'Las vidas posibles de Mr. Nobody', además de pequeños aunque notables proyectos detrás de la cámara, como directorias en el documental 'Stories We Tell' o guionista en 'Alias Grace'.

Recientemente, Polley ha contado los detalles de uno de sus trabajos más icónicos, 'Las aventuras del Barón Münchausen', y la dura experiencia que supuso trabajar junto a Terry Gilliam.

"Estaba todo planeado"

Sarah Polley comenzó su carrera como actriz muy joven y rodó 'Las aventuras del Barón Münchausen' con tan solo ocho años. En su nuevo libro, 'Run Towards the Danger', habla de su carrera cinematográfica y de las oportunidades que supuso para ella esta película dirigida por Terry Gilliam que, no obstante, supuso uno de los peores rodajes que haya experimentado.

Terry era errático, un soñador, alguien que no vive en el mundo "de la lógica y la razón", como el propio Barón. Escuché al equipo quejarse de que los planes, que habían llevado meses organizar, se habían modificado en el último minuto por impulsos salvajes y ambiciosos que, al final, ejercían una enorme presión sobre el equipo, el presupuesto y el plan de rodaje.

Pero lo que más preocupó a la actriz durante este rodaje fue una escena en concreto, en la que considera que Gilliam no tuvo especial cuidado con su seguridad. En ella, Gilliam le enseñó el recorrido que tenía que hacer en un set donde simulaba una ciudad bombardeada. El director le aseguró que, a pesar de que usarían explosivos reales, todo sería perfectamente seguro y le dieron unos tapones para lo oídos.

Empezaron a explotar escombros a mi alrededor junto a estallidos ensordecedores que me hicieron sentir como si yo misma explotara. Un tronco bajo el que tenía que correr estaba parcialmente en llamas (...) Corrí aterrorizada directamente hasta la cámara, tropezando con los raíles de la dolly.

Tras esta experiencia, lo primero que pensó Polley es que algo había ido mal en el set para después descubrir que Gilliam lo había planeado exactamente así:

No parecía posible que ese hubiera sido el plan, en vez de que todo hubiera salido terriblemente mal. Pero lo fue, así estaba planeado desde el principio. Yo acababa de arruinar la toma y estaba abochornada. Costó mucho rehacer la toma, retraso que no pareció preocupar a Terry, como tampoco pareció notar lo aterrorizada que estaba.

Sarah Polley Baron Munchausen

Años después, Polley habló de ello con Gilliam, que se disculpó por asustarla aunque negó haberla puesto en peligro. Algo que no comparten Eric Idle y Richard Conway, encargados de los efectos especiales de la cinta, que coinciden con lo relatado por ella.

En su libro, Polley describe su esfuerzo por equilibrar el talento creativo que admira de Gilliam y su falta de consideración en el rodaje: "Aunque él era brillante y mágico, e hizo imágenes e historias que vivirán para siempre, es difícil calcular si mereció la pena el infierno que hizo pasar a muchos, durante años, para ayudarle a conseguirlo".

Temas
Inicio