Esta versión ácida de 'Emily en París' es una divertida sátira sobre las redes sociales y la puedes ver en Disney Plus
Críticas

Esta versión ácida de 'Emily en París' es una divertida sátira sobre las redes sociales y la puedes ver en Disney Plus

"Habla de lo que conozcas bien" es una consigna que parece haberse aplicado, y con muy buenos resultados, Quinn Shephard. La joven actriz y cineasta ha sabido darle su toque personal a sus dos largometrajes: tanto en su ópera prima 'Blame' (que escribió, dirigió, protagonizó y editó con tan solo 22 años) como en 'Not Okay', una divertida y compleja sátira de las redes sociales y el privilegio que estrenó hace poco Disney+.

Danni en París

Danni Sanders es una editora de fotos y redactora en una revista con una clara falta de ideas para su próximo artículo. Para impresionar a un compañero de trabajo, que es un conocido influencer, Danni finge un viaje a París subiendo a redes fotos retocadas con photoshop. Las cosas se tuercen cuando se produce un atentado en París y decide continuar fingiendo, convirtiéndose de la noche a la mañana en influencer.

'Not Okay' comienza como una comedia negra desde sus primeros compases, cuando se nos presenta a Danni en una charla con su jefa, comentando un texto suyo en el que dice que "su mayor trauma" es no haber vivido el 11-S. Y es que, a pesar de su aparente ligereza, estamos ante una película que tiene mucho que contar.

Si en 'Blame' (que en España solo pudimos ver brevemente a través de Filmin) Shephard le dió un interesante giro al género de institutos, aquí se sirve de las convenciones de historias del estilo 'Emily en París' para poner sobre la mesa temas que no pueden estar más de actualidad.

Es interesante la reflexión que plantea sobre las redes sociales, con todas sus luces y sombras. Por un lado, Shephard satiriza el lado más negativo, la forma en la que se aprovecha ese espacio por motivos frívolos y egoístas, donde el anonimato sirve a muchos de aliciente para descargar todo su odio y hasta la causa más justa no puede evitar ser foco del mismo.

Not Okay Quinn Shephard

La directora enseña también la otra cara de la moneda: a través del personaje de Rowan (Mia Isaac) se muestra que es posible usar las redes para interactuar de forma positiva con otras personas, dar voz a gente que no tiene otro medio para comunicarse e incluso crear una comunidad de apoyo que ayude a poner nombre a los problemas. El matiz es claro: las redes no son intrínsecamente malas, sino el uso que le damos.

Mentiras en la red

La crítica planteada por Shephard va más allá: el uso de las redes sociales son un síntoma del verdadero problema social. La protagonista es una representación irónica de una patológica necesidad de atención, derivada de la falta de conciencia del propio privilegio.

Todos estos temas están ahí y fluyen a través del tono de comedia que va virando hacia el drama, con un ritmo realmente dinámico que mantiene el interés durante todo el metraje. Si acaso, flojea un poco en el final al subrayar tanto la conclusión a la que quiere llegar, quizá por miedo a que los espectadores confundan el hecho de que Danni sea la protagonista con que la historia justifique sus actos (quedaba bastante claro pero bueno, es un error menor que no acaba de empañar el conjunto).

Zoey Deutch está fantástica en su interpretación de Danni, dándole la dosis justa de frivolidad pero sin perder de vista la humanidad del personaje. Aunque su interpretación es la que más luce, cabe mencionar también a Mia Isaac, otro de los grandes hallazgos, y la de Dylan O'Brien con su parodia del típico influencer colgado como efectivo gag cómico.

En definitiva, 'Not Okay' es una divertidísima sátira llena de humor negro sobre el uso de las redes sociales, sobre el privilegio y la falta de conciencia sobre el mismo. Con una estupenda Zoey Deutch, es la muestra perfecta de que se pueden tratar temas complejos sin dejar de ser tremendamente entretenida y nos deja con muchas ganas de ver qué próximo proyecto nos traerá su directora.

Temas
Inicio
Inicio