Publicidad

'Los favoritos de Midas': una intrigante miniserie de Netflix que engancha llevando al límite a Luis Tosar
Críticas

'Los favoritos de Midas': una intrigante miniserie de Netflix que engancha llevando al límite a Luis Tosar

Desde que abandonó ‘Mareas vivas’ de forma definitiva en 2001, Luis Tosar apenas se ha dejado ver en series de televisión, pues no participó en ninguna hasta un episodio de ‘Mira lo que has hecho’ ya en 2018. Este mismo año pudimos verle en un capítulo de ‘Relatos Con-fin-a-dos’ y en la versión de la obra de teatro 'Mammón' en ‘Escenario 0’. Sin embargo, su primer protagonista real no ha llegado hasta ‘Los favoritos de Midas’, la nueva miniserie española de Netflix que se estrena este viernes 13 de noviembre.

Creada por Mateo Gil y Miguel Barros a partir del relato homónimo de Jack London publicado en 1901, ‘Los favoritos de Midas’ es un thriller que parte de una jugosa premisa. Sin embargo, la serie no lo confía todo al misterio detrás de la misteriosa organización que le da nombre y actualiza la historia llevándola al Madrid de nuestro tiempo y añadiendo una capa de reflexión social bastante curiosa. Por ahora he podido ver sus tres primeros episodios y el resultado sin llegar a ser fascinante, sí que ofrece lo suficiente para engancharte.

Un suculento dilema

Luis Tosar Los Favoritos De Mida

‘Los favoritos de Midas’ plantea un interesante dilema: ¿qué harías si te chantajean pidiendo una enorme cantidad de dinero a cambio de no ir matando a alguien al azar cada varios días hasta que pagues? Ya hemos visto planteamientos similares en otra dirección -conseguir dinero a cambio de sacrificar a alguien que no conoces-, pero en este caso se coloca al espectador en una tesitura delicada, ya que es muy fácil concluir que claro que pagarías cuando ni en cinco vidas llegarás a conseguir esa cantidad de dinero.

Es ahí donde Tosar tiene un reto colosal para encontrar el punto de equilibrio exacto para que el público entienda que no pague sin caer en el territorio de lo despreciable. Por ello, en todo momento tiene que hacer frente a un conflicto que lo va comiendo por dentro poco a poco, desgastándolo de formas más o menos evidentes -ahí la miniserie tiene ciertos apuntes para reforzar el desgaste del protagonista que se podrían haber ahorrado- hasta que ni siquiera es necesario llegar al ecuador de la serie para que estalle, sin que eso suponga sacrificar la evidencia de que todo va a seguir empeorando cada vez más para él.

Ahí es donde ‘Los favoritos de Midas’ ofrece su mejor cara, ya que el personaje que le toca en suerte a Tosar es un empresario que se ha visto en una situación que nunca hubiese esperado, algo que ya está afectando a la relación con su hijo y que de por sí ya sería un estrés inasumible para muchos. Pero de entrada lo vemos con un hombre de negocios de éxito pero con convicciones, un punto de apoyo clave para que nunca erosione la simpatía que el espectador puede tener hacia él.

Luces y sombras de ‘Los favoritos de Midas’

Guillermo Toledo Los Favoritos De Midas

Eso supone que el misterio quizá no quede en un segundo plano, pero sí que no acapara el protagonismo en todo momento y permite a la serie dar más peso a las tramas personales. Personalmente no me vuelve loco la aportación del personaje interpretado por una solvente Marta Belmonte, pero soy consciente de que es una pata que la historia necesita para no venirse abajo tal y como está planteada, siendo una mera cuestión de tiempo que la serie tome un rumbo definitivo.

Con eso no quiero decir que ‘Los favoritos de Midas’ se dedique a marear la perdiz en sus primeros episodios, pero sí que Gil parece querer dotar a la miniserie de un tono que recuerda al de ciertos thrillers de los años 70 pero con una narrativa más clara para que evitar el riesgo de que el espectador se pierda por el camino. Eso crea ciertas tensiones, donde lo que peor parado sale es la parte más centrada en la investigación, donde el buen trabajo de un inspirado Guillermo Toledo lo compensa en parte, sobre todo en sus interacciones con Tosar.

Escena Favoritos Midas

Como es lógico, hay muchos cambios respecto al relato original, ya que éste era muy breve, funcionando todo muy bien en lo referente a actualizarlo a nuestro tiempo, también de forma satisfactoria en lo asociado a la vida empresarial de su protagonista, pero en la presencia policial es como si anclase la serie a algo más mundano. La fuerza de la serie está en sacar partido a su potentísima premisa y aquí todo resulta más tradicional y menos estimulante.

Tampoco es algo grave, pero por ahí podrían llegar pistas sobre lo que se presume como una organización fascinante de la que mucho me temo que no llegaremos a conocer demasiado, o de hacerlo será para derivar en una resolución convencional que es precisamente lo que no necesita esta miniserie. Tengo plena confianza en que Gil y Barros no caerán en ese error y quizá por ello no hayan contado con el materia adecuado en este lado de la historia para exprimir mejor el jugo que podría dar de sí.

En resumidas cuentas

Al final lo que queda es un thriller intrigante que te da más que suficiente para querer seguir viendo cómo avanza la historia y cuál será su desenlace. Tosar es lo mejor de la función componiendo a un Víctor Genovés que atrae tu interés desde un primer momento y no te suelta, ni siquiera cuando el guion no está tan inspirado como en otros momentos. Recomendable.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios