'The Newsreader': una fascinante serie en Cosmo con Anna Torv que se adentra con solidez en el mundillo de los informativos televisivos
Críticas

'The Newsreader': una fascinante serie en Cosmo con Anna Torv que se adentra con solidez en el mundillo de los informativos televisivos

No sé exactamente qué tiene el subgénero de drama sobre televisión que suele ser fascinante. El colarnos por las rendijas del medio para ver qué pasa por detrás de las cámaras de un informativo. A series como 'The Newsroom', 'The Hour' o la más reciente 'The Morning Show', ahora nos llega la australiana 'The Newsreader', que estrena esta noche Cosmo.

La siempre ejemplar Anna Torv protagoniza esta serie como Helen Norville, periodista presentadora de los informativos de las seis de la tarde. La mujer busca hacerse valer en un mundo muy competitivo dominado por hombres y dinosaurios que se resisten a jubilarse.

Ella encontrará en Dale (Sam Reid), joven reportero que quiere convertirse en presentador. Entre los dos intentarán navegar en una serie de seis episodios que repasarán varios de los acontecimientos históricos de 1986, comenzando con la explosión del transbordador Challenger.

Una de las cosas que destacan en la serie es el ver la diferencia entre persona y personaje. Más allá de sus problemas (que los tiene y la serie no los oculta), fuera de horario Helen Norville goza de libertad, tiene su propio estilo y sus propios intereses. Delante de las cámaras se encorseta, es vestida y transformada en una señora de cardada caballera que lee las noticias sin mucha opción para hacer lo que quiere. Pero es magnética y lo sabe.

Las noticias con sosiego

Michael Lucas, creador y guionista de la ficción, se centra casi por completo en la historia de Helen y Dale y su faceta tanto personal como de presentadores/reporteros pero sin salirse demasiado de los titulares. La serie, dirigida por Emma Freeman es sofisticada, vibrante pero algo más ligero en el retrato de época de lo que podríamos pensar.

De hecho, al contrario que otras series —ya sean de época o no— en la que nos adentramos en el mundo de los informativos, apenas ofrecen una panorámica o radiografía de la sociedad o la política del momento. O, si lo hacen, lo hacen de manera genérica. Vamos de evento en evento, de drama en drama.

Que tampoco es que necesite ampliar el foco porque a todas luces es efectiva. Quizás se echa en falta un tono más contundente a la hora de describir las situaciones y de ejecutar los diálogos pero su apariencia inofensiva no le quita ni un ápice de interés al drama. Como recordatorio que, a pesar de las calamidades y las situaciones que toca cubrir, quien más grita no es el que mejor lo cuenta.

En resumen, 'The Newsreader' es una serie tan sofisticada y fascinante como comedida. Está adornada con una trama interesante y un reparto bastante afinado que nos lleva de la mano en este relato noticiero.

Temas
Inicio