"Que te jodan, tío". El director de fotografía de 'Nomadland' critica a Quentin Tarantino por despreciar el medio digital

"Que te jodan, tío". El director de fotografía de 'Nomadland' critica a Quentin Tarantino por despreciar el medio digital
91 comentarios

Después de una trayectoria impoluta en la que ha abrazado desde el 8mm —presente en algunos fragmentos de 'Érase una vez en... Hollywood' hasta el gran formato —rodando 'Los odiosos ocho' en 65mm—, no cabe duda de que el amor que profesa Quentin Tarantino por el fotoquímico es directamente proporcional a su rechazo por el medio digital, tanto a la hora de rodar como de proyectar.

La edición 2014 del Festival de Cannes fue marco de una de las muchas críticas del cineasta hacia este tipo de tecnología. En aquél año, 'Pulp Fiction' fue el único largometraje proyectado en 35mm, lo cual impulsó al señor Tarantino a manifestar su desencanto al respecto con no poco dramatismo.

"En lo que a mí respecta, la proyección digital es la muerte del cine. El hecho de que la mayoría de películas no se proyecten en 35mm significa que el mundo está perdido. La proyección digital tan sólo es televisión en una sala de cine".

Conquistar Hollywood con 100.000 dólares

Durante una entrevista con The New Yorker, Joshua James Richards, director de fotografía de 'Nomadland' —que acaba de hacerse dos Globos de Oro—, y que ya trabajó con la realizadora Chloé Zhao en la magnífica 'The Rider' y en su debut 'Songs My Brothers Taught Me', se ha hecho eco de esta opinión para rebatirla con contundencia.

"Tarantino dice que el digital es la muerte del cine. Que te jodan, tío. Chloé no pudo tener respaldo financiero porque es una mujer china. Con el digital, podemos hacer nuestras propias películas por cien mil dólares con un nivel que las permite ser presentadas como cine".

A pesar de ser un gran defensor de la textura y cualidades plásticas del fotoquímico —quien me haya leído por aquí sabrá que tengo una especial filia por el 16mm—, no cabe duda de que rodar con película es, cada vez más, un privilegio por el que hay que luchar, y que las cámaras digitales, además de haber evolucionado sorprendentemente en lo técnico, han democratizado el cine abriendo puertas a nuevas voces que, de otro modo, tal vez no hubiésemos escuchado nunca.

Temas
Inicio