Compartir
Publicidad
"No me considero un cineasta político, soy un contador de historias". Spike Lee
Entrevistas

"No me considero un cineasta político, soy un contador de historias". Spike Lee

Publicidad
Publicidad

El director Spike Lee ha visitado hoy Madrid con motivo de la campaña promocional de 'Infiltrado en el KKKlan' ('BlacKkKlansman'), su última película. Basada en las memorias de Ron Stallworth, cuenta la historia del primer agente de policía afroamericano en una localidad de Estados Unidos que decide infiltrarse en el Ku Kux Klan. El propio Lee es uno de los guionistas de una cinta que fue premiada con el Gran Premio del Jurado en el pasado Festival de Cannes.

En Espinof hemos tenido la ocasión de charlar con él junto a compañeros de otros medios sobre los secretos de 'Infiltrado en el KKKlan', desde algunos de los cambios sobre la historia real hasta cómo ve Lee la situación actual de Estados Unidos bajo el mandato de Donald Trump o el poder del cine y otros artes para las reivindicaciones políticas...

La política en el cine

Lee Driver

El cine de Lee suele estar asociado a la política, algo comprensible si repasamos su filmografía, en la que encontramos títulos como 'Haz lo que debas', 'Malcolm X' o 'Bamboozled', por lo que era inevitable preguntarle si se considera un cineasta político, a lo que respondió lo siguiente:

Si eres un artista, seas un músico, poeta, pintor o cineasta, cuando decides que una obra de arte no tiene política, eso es una decisión política en sí mismo. Y también está la decisión del artista de contar la historia que quiere. Ésta es mi cuarta década como cineasta. He hecho treinta películas y no todas son políticas. No me considero un cineasta político, soy un contador de historias. A veces tienen política y otras no.

Además, quiso lanzar una pregunta incómoda que muchos obvian: "¿Se puede separar al artista de su trabajo?". Citó casos como los de 'El nacimiento de una nación', cuyo estrenó provoco el resurgimiento del Ku Kux Klan y la muerte de muchos afroamericanos o la importancia de ‘El triunfo de la voluntad’ para el nazismo. Incluso recordó sus inicios como estudiante en una escuela de cine para concluir lo siguiente:

Rodaje

Yo me gradué en la escuela de cine en 1982, en la misma promoción de Ang Lee. La primera película que vimos el primer año fue ‘El nacimiento de una nación’ y nos dijeron lo gran cineasta que es Griffith y sus innovaciones, pero lo problemático es que nunca nos dijeron es que esa película provocó la muerte de varios afroamericanos. Lo obviaron. Si vamos a enseñar algo, contemos toda la historia.

Donald Trump y otros problemas de Estados Unidos

No obstante, la sociedad se enfrenta a multitud de problemas y en su cine suele primar el racismo y si considera que el cine no está abordando lo suficiente otros temas como el feminismo, a lo que apuntó lo siguiente, conectándolo con la presidencia de Donald Trump:

Lo que la gente olvida es que fue el movimiento por los derechos civiles el que fue también la fundación por los derechos de las mujeres y los gays. Todo está unido para que la gente sea libre. No puedes ir escogiendo. Todo esto no va a cambiar de un día para otro. El otro día el tipo en la Casa Blanca, no le llamo por su nombre, El agente naranja intentó aprobar una ley diciendo que no existen los transexuales. Tú naces hombre o mujer. Eso es incluso peor que decir que no existe el calentamiento global. Es horrible, el peor presidente de la historia de Estados Unidos.

Rodaje Lee

De hecho, aprovechó otra pregunta sobre el tema para remontarse aún más y señalar lo que él considera que es una gran mentira sobre los cimientos de los propios Estados Unidos:

La historia de Estados Unidos se basa en una mentira, la narrativa es una mentira. Todo son tonterías. Creo que la fundación de Estados Unidos se basa en el genocidio de la gente nativa y la esclavitud. La gente de color construyó Estados Unidos. Trabajábamos desde primera hora de la mañana hasta última de la noche. Ahora ellos son casi invisibles.

Quiso recordar que George Washington tuvo esclavos y no dudó en decir que "Cristobal Colón fue un terrorista" por todo lo que hiso hizo en su momento. Además, destaca que todas las "tonterías" que se enseñan sobre ellos son "para perpetuar la supremacía blanca". Aprovechó la ocasión para recordar algo que decidió incluir en la película:

Mira los dos clips que incluyó de ‘Lo que el viento se llevó’ y ‘El nacimiento de una nación’. No es casualidad que la película empiece con Scarlett O’Hara y una escena que se considera de las mejores de la historia. Y es un plano genial, por eso lo usé. La cámara va subiendo y subiendo y vemos a los soldados confederados heridos, pero lo último que vemos es la bandera destrozada. Es una forma de mostrar el país que nos quieren vender. Digamos la verdad, el homicidio y la esclavitud es lo que hizo a Estados Unidos la potencia mundial que es. Es un hecho. No me importa lo que me digan, lo es.

Lee Grace Driver

Señaló el caso de John Wayne y todo lo que representa su imagen de cowboy dentro de la narrativa que nos quieren venden, y es que: "Hasta hace muy poco las creencias de la gente se basaban en las películas y las series. Es alucinante. Hollywood establece lo que cree la gente. Hoy en día un poco menos, pero sigue sucediendo."

Las posibilidades del cine y las bases de 'Infiltrado en el KKKlan'

No obstante, también apuntó las posibilidades del cine para cambiar las cosas, apuntado que "es un gran medio, pero no es el único. Novelas, obras de teatro, canciones y otras artes", aunque la gente tiene que implicarse mucho más para no dejarse engañar:

Todo el mundo tiene que hacer lo que pueda, pero esto es un fenómeno mundial. La gente tiene que repudiar las mentiras que les cuentan, porque mucha gente te mira a la cara y te miente, esperando que les creas. Y a veces si cuentas una mentira lo suficiente, la gente empieza a creérselo.

Otro detalle interesante es que se han realizado varios cambios sobre la historia real que adapta y él mismo quiso destacar cuáles fueron los cuatro aspectos clave sobre los que decidió construir 'Infiltrado en el KKKlan':

La base de la película es 1: Ron Stallworth era una persona real. 2: Fue el primer agente de policía afroamericano en Colorado Springs, 3. Se infiltró en el Klan. 4: Fue asignado como guardaespaldas de David Duke.

Además, destacó que decidió incluir el ataque terrorista en Charlottesville, que se produjo apenas unas semanas antes del inicio de rodaje de la película, porque "al incluir esto la película es más potente de lo que era", y apuntó sus sentimientos encontrados con la Blaxploitation:

Yo crecí durante los 70 cuando estas películas estaban en su cénit. Tengo una relación de amor-odio con ellas. Me encanta que actores afroamericanos tuvieran la oportunidad de trabajar, pero la imaginería y las historias no me gustaban. Glorifican los traficantes de droga y cosas así.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio