Publicidad

'Sin ti': ojos que no ven, corazón que siente más.

'Sin ti': ojos que no ven, corazón que siente más.
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Este viernes se estrena ‘Sin ti’, una de las películas que pude ver en el Festival de Cine Español de Málaga y cuyo trailer ya podéis ver. Su director, Raimon Masllorens, charló sobre la cinta con nosotros después de la proyección, al igual que lo hicieron los actores principales: Ana Fernández, que repite en cartel después de estrenar 'Amor en defensa propia' la semana pasada, y Quim Gutiérrez, a quien entonces todavía no, pero ahora se le conoce por la serie ‘Génesis: en la mente del asesino’ y que también protagonizó ‘AzulOscuroCasiNegro’.

Lucía cae en la bañera en un absurdo accidente mientras Toni, su marido, se está acostando, su hija Alba habla por teléfono con alguna amiga y Sergio, el pequeño, se atiborra de pizza ante su ordenador. Nadie piensa en quedarse ciego. Lucía tampoco y el diagnóstico del médico representa para ella el fin. Ya no podrá pintar, su gran afición, no podrá ver el mar, ni cómo crecen sus hijos. Ya no podrá huir de una vida que no le gustaba. La ceguera es como vestir la mortaja en vida. Lucía siente ahogarse. Siente morir. Con el regreso a casa, tras dejar el hospital, llega la depresión. Lucía se siente inútil, torpe, incapaz. Lo es. Se siente sola, aislada, incomprendida. Lo está. Siempre lo ha estado aunque la vista le ha permitido ocultárselo hasta ahora. Se hunde y precipita en su caída a los demás. Quizá por ellos, escucha el último grito de supervivencia y acepta el odioso ejercicio de aprender a ser ciega. ‘Sin ti’ tiene como mérito el haber tratado de mostrar la evolución psicológica de los personajes, cosa que se echa de menos en muchos guiones españoles recientes. Sin embargo, la película consiste únicamente en eso y sería más interesante si estuviera acompañando a una trama con otra base. Además, parte de un grado de dramatismo exagerado para poder hacer más evidente el cambio. Si para que se dé una evolución, los guionistas necesitan situar a los personajes en un grado 10 de dramatismo, entonces deberían buscar un conflicto que suponga una tragedia de ese calibre, no plantearlos ante algo de nivel, digamos, 8, pero hacer que se comporten como si fuera de 10. Para que se diera toda esta tragedia, la protagonista podría haber perdido, además de la vista, a un hijo o a su marido, y así se entendería mejor su comportamiento.

Por otro lado (SPOILER), el final debe ser optimista, obviamente, porque en eso consiste el filme: en mostrar cómo ella ha superado su desgracia; pero quizá no todos los aspectos deberían acabar bien, podría haber alguno que no funcionara, como la relación con el marido o con la hija (FIN DEL SPOILER).

Dejando aparte estas consideraciones sobre el guión, el film está bien en general. Lo mejor de la película es la interpretación de Ana Fernández, que ya lo había hecho de maravilla en ‘Solas’, de Benito Zambrano. El secundario Quim Gutiérrez da vida con gran acierto al personaje más entrañable de la película: Casimiro. Pep Munné, que también aparece en la serie ‘Génesis: en la mente del asesino’ , interpreta al marido. En la rueda de prensa, todos los presentes habíamos sacado la idea de que el personaje era mala persona y peor marido, pero el actor y la guionista declararon que no era su intención. Es probablemente la forma de ser de Munné quien da esa imprsión, al igual que ocurría en la más que fallida ‘Lifting de corazón’, de Eliseo Subiela.

Como curiosidad, os relataré la forma en la que eligieron el título, según nos contaron los autores en la rueda de prensa: desde un primer momento, trabajaban en el guión sin saber cómo nombrarlo, así que la carpeta llevaba encima escrito: "sin título". Alguien vio el guión tapado a medias y leyó "Sin ti", así que le encantó. Cuando lo comentó con el director, la anécdota les hizo tanta gracia que decidieron adoptarlo como título del film.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios