Publicidad

Crónicas de 'La familia Addams': más de 80 años de cómics, cine y televisión con el clan más macabro de la comedia infantil
Listas

Crónicas de 'La familia Addams': más de 80 años de cómics, cine y televisión con el clan más macabro de la comedia infantil

Publicidad

Publicidad

Hace veintiséis años de la última aparición en pantalla grande de La familia Addams, pero por fin vuelve a los cines. Siguen igual de espeluznantes, excéntricos y misteriosos pero ahora con animación digital. La familia creada por el dibujante Charles Addams, sigue en el imaginario colectivo tras haber aparecido en periódicos, libros, películas, series de televisión y hasta un musical durante los últimos 80 años.

Muchas variaciones que al final indican que no todas las ficciones son solo hijas de su tiempo y más que adaptarse a las nuevas costumbres consiguen cambiar su envoltorio para ofrecer algo parecido y que sirva de entretenimiento tenebroso en diferentes generaciones. Repasamos la principales aproximaciones a la obra de Addams, desde su concepción en viñetas a las encarnaciones de cine, teatro, animación y series.

The New Yorker (1938-1988)

Addams Comic

Mucha gente asume que La familia Addams comenzó su andadura en televisión, pero en realidad aparecieron en una serie de tiras y viñetas de cómic para la prestigiosa revista** The New Yorker** en 1938. Charles Addams, un dibujante independiente supuestamente basó la apariencia etérea de Morticia Addams en su primera esposa, y se dice que su segunda esposa era aún un más parecida. Esta acabaría estafando a su esposo por los derechos televisivos y cinematográficos de sus personajes.

En los tebeos ya estaban todas las señas de identidad de la familia. El humor cáustico, el jugueteo con lo macabro y la parodia de los arquetipos del cine de monstruos y casas encantadas. Miércoles ya tenía afición por decapitar a las muñecas, los pulpos e intentar acabar con su hermano, Pugsley. Ah, ninguno de los personajes tuvo un nombre hasta que se desarrollaron para la televisión en la década de 1960.

La familia Addams (The Addams Family, 1964–66)

La serie de televisión original del canal ABC fue la responsable del éxito mundial de la creación de Addams. Desarrollada por David Levy, duró 64 episodios durante dos temporadas desde el 8 de septiembre de 1964, una semana antes de otra comedia familiar de terror, ‘Los Monsters (The Munsters,1964-1966). Por culpa de la exmujer del autor, la serie tuvo que esperar hasta que recibió el dinero que pedía para llegar a un acuerdo. Fue un gran éxito que protagonizaba John Astin como Gómez en una versión suavizada respecto al papel y Carolyn Jones como su fría esposa Morticia.

El blanco y negro le sentaba bien a la estética de la familia en esta versión clásica que se hizo popular también en parte gracias a la melodía pegadiza de Vic Mizzy y los chasquidos de dedos. El autor amaba la canción, pero nunca le convenció que el humor no fuera tan macabro como el de sus ilustraciones. Aunque el éxito de la serie vino con un inconveniente, hizo que The New Yorker no siguiera publicando las viñetas por un conflicto de intereses.

The Addams Family Fun-house (1973)

Addamsfun House 1973

Debido al éxito de la serie, la cadena ABC hizo un piloto para un programa de variedades basado en la ficción pero cambiando las caras para cada papel. Jack Riley y Liz Torres como Gómez y Morticia o Butch Patrick como Pugsley, en un irónico casting, ya que interpretó al pequeño Eddie Munster en ‘Los Monsters’, la competencia. Este episodio fue retransmitido como un especial pero no llegó a más.

La familia Addams animada (The Addams Family animated, 1973–75)

Hubo un episodio de Scooby-Doo en la que la pandilla del Gran Danés se encontraba con la familia Addams. Tuvo buena respuesta y en Hanna-Barbera decidieron a llevar a la familia a la animación para su propio programa. Los personajes fueron modelados según los cómics de Addams, y duró una temporada y otra de reposiciones. Los colores eran brillantes y vivos, pero hay versiones en blanco y negro que hacen la experiencia aún más parecida a las tiras.

Uno de los cambios más importantes fue que la familia se echaba a la carretera en una autocaravana victoriana estilo ‘Los autos locos’. Una curiosidad es que Jodie Foster hacía de Pugsley con 10 años. La serie tiene el encanto típico de las series de Hanna-Barbera y se adaptaba a los motivos góticos de la naturaleza terrorífica que acompaña sus aventuras sobrenaturales.

Halloween with the New Addams Family (1977)

Este especial fue una reunión del elenco original de la serie de 1964, 11 años después de que fuera cancelada. Con una trama arquetípica, que se sigue reutilizando hasta en la última, el conflicto de extraños “normales” allanado la casa de la pobre familia. Es la primera vez que se les veía en color, con todos de vuelta en sus papeles, excepto Blossom Rock como la abuela, que falleció poco después de la emisión de la serie. La saga iniciaría un silencio de casi 20 años entre productos de la franquicia.

La familia Addams (The Addams Family, 1991)

Charles Addams murió de un ataque al corazón en 1988, a los 78 años. Se perdió el mayor resurgimiento de sus personajes, una película de 30 millones de dólares que sirvió como debut al director Barry Sonnenfeld. Protagonizada por Raúl Juliá (Gómez), Anjelica Huston (Morticia), la inolvidable Christina Ricci (Miércoles), y Christopher Lloyd (fétido), entre otros. Fue un gran éxito, tanto crítica como comercialmente, recaudando 191 millones en la taquilla mundial y generó una fiebre que incluía hasta videojuegos.

Para muchos, esta película es la encarnación más popular de la franquicia debido a su sensibilidad moderna, sus altos valores de producción con un diseño de arte que no envejece y su tono macabro y lleno de ideas ingeniosas. Curiosamente, el éxito de la película también llevó a la creación de una popular máquina de pinball, que se ha convertido en la más vendida de todos los tiempos (con más de 20.000 unidades vendidas desde 1992).

La familia Addams: la serie animada vol 2 (1992–93)

El tremendo éxito de la película se Sonnenfeld llevó a que la familia regresara a la cadena ABC con una nueva producción de Hanna-Barbera que contó en su reparto con John Astin retomando el papel de Gómez desde los 60, Nancy Linari como Morticia, o Debi Derryberry como Miércoles. Llegó a durar dos temporadas y posee esa cualidad de dibujos animados edgy de los 90 como la adaptación de Bitelchús, que administraban pequeñas dosis de imaginario macabro y humor negro en los programas infantiles de la época.

La familia Addams. La tradición continúa (Addams Family Values, 1993)

Tras haber recuperado tres veces su inversión no fue una sorpresa que Paramount Pictures recuperase al elenco original para una nueva aventura que, pese a ser tan buena como la anterior, no tuvo tanto éxito como su predecesora. Miércoles se hizo la estrella absoluta acercándose mucho más al oscuro sentido del humor de las viñetas de Charles Addams. Llevando a las llamas a su campamento de verano en llamas. Algo que llama poderosamente la atención frente a la miércoles receptiva al blandito discurso integrador de la última versión.

La familia Addams: La reunión (Addams Family Reunion, 1998)

Aunque parezca una secuela barata de las dos películas de Sonnenfeld, esta olvidada entrega era, en realidad, el piloto para una comedia de larga duración, pero dado que no funcionó demasiado bien, el episodio fue reempaquetado como una película directa al mercado de vídeo. Aunque Carel Struycken regresó como Lurch (ayudando a la creencia de que era una secuela), el resto de la familia fue reemplazada. Lamentablemente, no se salva ni con Tim Curry como Gómez o Daryl Hannah como Morticia y duele ver algunos efectos digitales de CGI jurásico.

La nueva familia Addams (The New Addams Family 1998–99)

Si la película para vídeo ha sido olvidada, esta comedia de situación parece no haber existido, a pesar de durar 65 episodios, uno más que la valorada versión de los años 60. Fue rodada en Vancouver, y la única que repetía papel fue Nicole Furgee como Miércoles. Aunque John Astin llegó a actuar como abuelo Addams. Su combinación de formato como la de los 60 (actualizando muchos de los episodios clásicos a los tiempos modernos) con el tabasco de las películas más corrosivas de los años 90, fue un éxito de audiencia en Norteamérica.

The Addams Family Musical (2010)

La versión musical de la familia se empezó a preparar en 2007, escrito por veteranos de Broadway y con Andrew Lippa componiendo las canciones. Después de una prueba en 2009 en Chicago, llegó a Broadway con buenas críticas, donde harían 722 actuaciones antes de realizar una gira nacional. En 2015 revivió en Chicago y hay planes para que recorra el Reino Unido e Irlanda, después de su estreno en el Festival de Edimburgo en 2017.

Adult Wednesday (2013– )

Aunque no pertenece al canon oficial, esta curiosidad es interesante por cómo aprovecha los formatos de webserie de youtube para ofrecer una visión de la nostalgia desde la perspectiva de la comedia. Creada, producida, escrita y protagonizada por Melissa Hunter, tiene conexiones con Saturday Night Live y básicamente cuenta cómo afrontaría la edad adulta en la actualidad una Miércoles Addams fuera de su ambiente familiar.

La familia Addams (The Addams family, 2019)

Universal Pictures empezó a macerar la idea de una nueva película en 2010 y la esperanza era hacer una versión animada en stop-motion volviendo a los dibujos originales de Charles Addams. Tim Burton iba a producir y dirigir, pero el proyecto se desmoronó en 2013. Esta nueva encarnación con Oscar Issac como Gómez, Charlize Theron como Morticia, Chloë Grace Moretz como miércoles y Finn Wolfhard como Pugsley se parece a los dibujos de Addams con algunas variaciones geniales como las trenzas de miércoles terminadas en nudos de horca.

La película tiene cosas notables, y detalles de imaginería gótica subvertida para crear divertidos gags pero no acaba de asimilar bien el cambio a un mercado de cine de animación digital con ciertas obligaciones como montajes musicales modernos, imitación de escenas de acción de otras películas, gags recurrentes y, lo peor de todo, un predecible y sobado mensaje integrador azucarado, facilón y adecuado a los tiempos que da reacción alérgica al atrevimiento, mala baba y complicidad con la inteligencia del espectador infantil de las dos versiones de Sonnenfeld.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir