Publicidad

No va más: nueve películas que se resistieron a romantizar el juego y las apuestas
Listas

No va más: nueve películas que se resistieron a romantizar el juego y las apuestas

Publicidad

Publicidad

Durante mucho tiempo, el mundo de los casinos, las apuestas y el juego ha sido tema de mitificación constante en Hollywood.

No tiene nada de extraño: el western es la maniobra de reescritura de la historia reciente más exhaustiva y sistemática jamás acometida por el cine, y los personajes de los tahúres, que posiblemente en la auténtica Conquista del Oeste eran personajes muy poco recomendables, se vieron convertidos en simpáticos pícaros que engañaban a los ricos malvados y subsistían con lo justo, siempre respetando al oprimido y haciendo trampas estrictamente a quien lo merecía.

La figura del tahúr se mantuvo luminosa con películas como 'El golpe', que cimentaron esa idea de Robin Hood moderno en entornos también muy mitificados como la América de la Ley Seca. Lanzaron a su vez las semillas para muchos otros tópicos que acabaron construyendo la idea de los casinos y casas de apuestas como lugares donde un héroe valiente y avispado podía no solo abrirse camino, sino enriquecerse y hacer justicia.

Las películas de James Bond y sus timbas para ricachones, espías, narcotraficantes cool y en general, gente que hacía negocios -legales o no- entre escaleras de color siguieron puliendo la idea del casino como una fantasía peligrosa pero nada sórdida, llena de lujo, despilfarro y oropel (no olvidemos que la primera novela de Ian Fleming de James Bond fue 'Casino Royale'). No hay que ser ningún experto en semiología para detectar que los actuales anuncios de casas de apuestas y webs de poker online beben de esos tropos, incluso de las que entremezclan sus tramas de juego con las reglas de las películas de atracos, como 'Ocean's Eleven'.

Pero el mundo de los casinos, las apuestas, las timbas de póker, incluso de los pioneros de los juegos de cartas y azar no son tan inofensivos y lujosos en la realidad, y en el cine no siempre han sido tratados con esta interesada benevolencia. Hemos seleccionado 9 películas que huyen de esos amables tópicos e intentan reflejar con cierto realismo los peligros, trampas y sinsabores de un mundo tan magnético como peligroso. Peligros nacidos, en buena medida, a causa de las fantasías que el cine ha ayudado a construir. Estas son 9 películas sobre el mundo de las apuestas que, al menos parcialmente, huyen de la romantización de ese mundo. Por eso hemos dejado de lado, por una vez, películas excelentes como 'El golpe' o 'Rounders', pero que contribuyen a romantizar el juego.

El jugador (The Gambler, 1974)

Thegambler

Director: Karel Reisz

Intérpretes: James Caan, Paul Sorvino, Lauren Hutton, Morris Carnovsky, Jacqueline Brookes, Burt Young, Vic Tayback, M. Emmet Walsh

El guionista James Toback puso mucho de sus propias experiencias sobre la adicción al juego en esta película que puede considerarse el mejor retrato de la ludopatía que ha llegado a la pantalla. Un magnífico Caan (que por entonces bregaba con su propia adicción a la cocaína) da vida a un adicto al juego que debe 44.000 dólares y encadena una serie de apuestas deportivas y en casinos para intentar conseguir la suma, adentrándose cada vez más en una espiral de la que le es imposible salir.

Seca y poco melodramática, la película representa perfectamente la compulsión que lleva a apostar incluso cuando ya no queda nada por poner sobre la mesa, y también la doble vida que muchos adictos llevan adelante, a espaldas de sus familias y parejas. En el caso del protagonista, es un querido profesor de literatura capaz de sablear a su madre para conseguir dinero con el que apostar. Fue fruto de un interesante remake en 2014 protagonizado por Mark Wahlberg.

Casino (1995)

Director: Martin Scorsese

Intérpretes: Robert De Niro, Sharon Stone, Joe Pesci, Don Rickles, Kevin Pollak, James Woods, Frank Vincent, Don Rickles

Hay innumerables películas en las que el juego y los casinos son simple telón de fondo para las actividades criminales, desde las innumerables películas de atracos en las que dar el golpe en una casa de apuestas está moralmente justificado porque, al fin y al cabo, el dueño del casino siempre es un mafioso en el cine, a películas algo más serias como el biopic 'Bugsy' (escrita por el director de 'El jugador') o 'Casino'. Por supuesto, tratándose de Scorsese, la historia que cuenta en 'Casino' está más que adornada, pero sigue siendo un revelador vistazo a Las Vegas sin ley de los setenta, a la profunda unión entre el juego y el crimen organizado y a qué hay detrás del glamour y las ganancias aparentemente sin límite, con la historia de la amistad y rivalidad entre el dueño de un casino y un matón de la mafia.

The Cooler (2003)

Director: Wayne Kramer

Intérpretes: William H. Macy, Alec Baldwin, Maria Bello, Shawn Hatosy, Ron Livingston, Paul Sorvino, Estella Warren, Joey Fatone

Aunque su tono de comedia romántica amable puede parecer que esconde un trasfondo ilusorio sobre el mundo del juego y las apuestas, 'The Cooler' tiene una doble lectura mucho más pesimista de que lo que aparenta su envoltorio. Macy da vida a un adicto al juego que tiene serias deudas con un casino y que es empleado por el dueño de éste, Baldwin, como gafe: siempre que se acerca a una mesa de alguien con racha, la estropea. Pero nuestro antihéroe se enamora cuando le faltan pocos días para saldar su deuda, y su cambio de ánimo le hace contagiar buena suerte. Pese a su fantasioso argumento, la melancólica interpretación de Macy le da un tono agridulce muy apropiado, en consonancia con el mensaje de fondo de que los casinos se benefician únicamente de la desgracia de sus clientes.

Apostando al límite (Two for the Money, 2005)

Director: D.J. Caruso

Intérpretes: Al Pacino, Matthew McConaughey, Rene Russo, Jeremy Piven, Armand Assante, Jaime King, Kevin Chapman, Ralph Garman

Pese a funcionar la mayor parte del tiempo como un recital de excesos interpretativos para Pacino y McConaughey, es una de las pocas películas que se ha sumergido en el mundo de las apuestas deportivas y la figura del "consejero" que, en base a su experiencia y su intuición, fomenta apuestas de alto riesgo basadas en ir a la contra de las probabilidades. Pese a seguir todos los puntos inevitables en una película de ascenso y caída, incide en cuestiones interesantes y que no se tratan a menudo en el género: la adicción al juego (en este caso, el personaje de Pacino apuesta a escondidas con su protegido espoleado por el alcohol, algo muy habitual) y el exceso de confianza como clave para ir acumulando peligrosas deudas de juego.

La tueuse (2009)

Director: Rodolphe Tissot

Intérpretes: Adrienne Pauly, Guillaume Denaiffe, Maurice Bénichou, Sava Lolov, Anthony Bastié, Gauthier Baillot, Céline Cuignet

Desconocida pero muy interesante producción francesa para el canal ARTE por dos motivos: incide sin estridencias en el tema de la adicción al juego y lo hace desde una perspectiva inédita. No la del jugador profesional, sino la de una treintañera embarazada cuya habilidad para el juego le hace recibir el apodo de La Asesina. Con escenas de partidas muy fieles a la realidad (rodadas con asesoría de jugadores profesionales), describe el progresivo descenso en la adicción de la mujer (estupenda interpretación de Pauly) con gran realismo y sin excesos melodramáticos.

Bet Raise Fold: The Story of Online Poker (2013)

Director: Ryan Firpo

Aunque todas las películas de esta lista son de ficción, incluimos este documental que ofrece una visión interesante de lo que se conoció como boom del póker online a principios de siglo, coincidiendo con el éxito de la película de 1998 'Rounders', protagonizada por Matt Damon. Se centra en tres jugadores que hacen fortuna antes y después de la ilegalización del póker online en Estados Unidos en 2011. Desde un ama de casa que aspira a mejorar su vida a un jugador que entiende el póker como un desafío intelectual, pasando por un joven experto inmaduro e impulsivo. Se retrata el deporte y sus vericuetos con efectividad y, sobre todo, se centra en las personalidades de los tres protagonistas sin caer en excesos dramáticos ni de moralina, aportando algo de humanidad a la trastienda del póker competitivo.

Lucky You (2015)

Director: Curtis Hanson

Intérpretes: Eric Bana, Drew Barrymore, Robert Duvall, Debra Messing, Jean Smart, Charles Martin Smith, Robert Downey Jr.

Aunque en ocasiones se pliega a los códigos del melodrama romántico, hay grandes momentos en esta historia de un jugador (Bana) que vive a la sombra de su padre (Duvall), doble campeón del mundo de póker en su juventud. Gracias al excelente pulso de Curtis Hanson, la película hace un buen trabajo a la hora de describir la espiral de apuestas que llevan a otras apuestas en un pozo sin aparente fondo y que conduce al protagonista a poner en la cuerda floja su relación con una cantante de Las Vegas (Barrymore). También es interesante la tipología de jugadores que plantea y la descripción de los grandes riesgos y compromisos que deben tomar para asegurarse un asiento en las competiciones de más alto nivel.

La última apuesta (Mississippi Grind, 2015)

Director: Anna Boden, Ryan Fleck

Intérpretes: Ryan Reynolds, Ben Mendelsohn, Sienna Miller, Analeigh Tipton, Robin Weigert, Alfre Woodard, Stephanie Honoré, Jane McNeill

Aunque cae ocasionalmente en el romanticismo del tahúr y el buscavidas, este film de los directores de 'Capitana Marvel' habla de la relación entre un jugador joven y despreocupado, de extraordinaria suerte porque "no le importa perder" (Reynolds) y un apostador experimentado y asfixiado por los deudas (Mendelsohn). Ambos deciden hacer un viaje hasta Mississippi para participar en un torneo de cartas y poder cubrir las deudas. El personaje de Mendelsohn, sus problemas y su incontrolable adicción al juego, puntuada por apuestas continuas, casi rutinarias, retrata a menudo sin palabras cómo funciona la psique del adicto: la emotiva interpretación del actor le otorga una dimensión trágica muy interesante.

Molly's Game (2017)

Director: Aaron Sorkin

Intérpretes: Jessica Chastain, Idris Elba, Kevin Costner, Michael Cera, Samantha Isler, Chris O'Dowd, Graham Greene

Un vistazo al mundo del póker clandestino, extraordinariamente bien narrado -como no podía ser de otro modo- por Aaron Sorkin con la ayuda de un grupo de actores perfectos, encabezados por Chastain y Elba. Aquí cuenta la historia real de Molly Bloom, que comenzó a organizar partidas de póker privadas de altísimo coste de admisión. Independientemente de su creíble trama de suspense y de los tejemanejes de la protagonista con la ley, las distintas tipologías de jugadores de alto standing están muy bien reflejadas, así como la forma que tiene el mundo de las apuestas de generar sus propias sub-economías sumergidas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir