Compartir
Publicidad
Publicidad
'Arrow', 'Jane the virgin' y cómo The CW dejó de ser el hazmerreír
Modelos de negocio

'Arrow', 'Jane the virgin' y cómo The CW dejó de ser el hazmerreír

Publicidad
Publicidad

Al principio de la temporada 2006/07, nadie sabía muy bién qué pensar de The CW. Era un canal nuevo, nacido de la fusión entre dos cadenas pequeñas, y orientadas más al público joven, como UPN y The WB, y era propiedad de Warner y CBS, que parecían querer atraer bajo una única marca a la suma de los espectadores que se dividían entre esas dos. Aquella primera temporada de vida de The CW aún mantenía a series de la vieja época, como 'Las chicas Gilmore', 'Verónica Mars' o la muy longeva 'Sobrenatural', junto a estrenos que pretendían ir creando una nueva identidad para el nuevo canal.

'Runaway'... ¿Alguien recuerda aquella historia de una familia de fugitivos protagonizada por Donnie Wahlberg y Leslie Hope? Ellos tampoco. Fue el primer drama de The CW y su primera cancelación fulminante, al tercer capítulo, tras caer a 1,8 millones de espectadores. Las bajas audiencias y los bandazos en busca de una identidad siempre hicieron que el canal fuera objeto de multitud de bromas por parte de los críticos estadounidenses, que hasta decían que debería pasarse al cable básico para no sufrir cada vez que salen los ratings de Nielsen. Pero algo empezó a cambiar hace unos cuatro o cinco años.

El ejemplo de los vampiros

Vampirediaries

'Gossip Girl' puso a la cadena en el radar de las revistas de tendencias y de adolescentes, especialmente en su primera temporada en 2007/08, pero en audiencias no llegó a ser un verdadero éxito (en sus mejores momentos, al inicio de la segunda entrega, se acercó a los 2,5 millones de espectadores y 1,4 en la demo) y los críticos nunca la tomaron demasiado en serio. Emitirse en The CW era pasar automáticamente desapercibido, y hasta títulos veteranos como 'Smallville' (que venía de The WB) caían en ese agujero negro.

El estreno de 'The Vampire Diaries' en septiembre de 2009, sin embargo, iba a iniciar un cambio en esa tendencia. Lo que inicialmente no parecía más que un intento descarado de aprovechar el tirón de la saga de películas de 'Crepúsculo', acabó encontrando su propio camino en unas tramas sin descanso que la convertían en perfecta para que sus fans discutieran su último giro loco hasta la saciedad en Twitter. Y lo que es más importante, permitió a la cadena tener una serie que no sólo evitaba verse superada en los ratings por Univisión, sino que, en la demo, hubo semanas que vencía a las comedias de la NBC de los jueves por la noche o a las series de FOX haciendo casi un 1 (por supuesto, serie que se veía superada por 'The Vampire Diaries', serie que era cancelada casi con total seguridad).

La serie se estrenó, además, al final del mandato de Dawn Ostroff (que venía de UPN) como presidenta de la cadena. En 2011 la sustituyó Mark Pedowitz, y a partir de ese momento. y con la entrada en Hulu y una apuesta por el contenido original de vídeo en streaming en su web, las tornas empezaron a cambiar en cuanto a percepción del canal.

De 'Arrow' a 'Jane the virgin'

Janevirgin

El punto de inflexión fue la llegada de 'Arrow', en 2012. Aprovechando que Warner es propietaria de DC Comics, la adaptación a televisión de la Flecha Verde acabó en The CW como una maniobra ambiciosa por parte del canal. Con Marvel dominando las películas, DC miraba a la televisión para afianzar un puesto que había dominado en el pasado con 'Smallville', y aunque al principio parecía que 'Arrow' no sería más que una versión en masculino de 'Nikita', la sorpresa fue no sólo que fuera encontrando su voz, sino que los críticos estadounidenses empezaron a verla como una serie, al menos, sólida.

Eso comenzó a cambiar, poco a poco, la idea de que The CW era el canal que nadie sabía cómo sintonizar. El empuje de Warner/DC a 'Arrow', que llegó cuando la trilogía de Batman de Christopher Nolan acababa de terminar, y un año antes de que se estrenara 'El hombre de acero', contribuyó a darle más visibilidad a la cadena, y que la crítica terminara diciendo, como hizo Time, que es una de las mejores franquicias de superhéroes en la pantalla, terminó por lanzar una ola que ha llegado a su punto más álgido este otoño.

El estreno de 'Jane the virgin' esta semana ha hecho que aparezcan artículos que la saludan como uno de los mejores estrenos de la temporada, como éste en Slate, y esas críticas también han acompañado, en general, el debut de 'The Flash' la semana pasada. De repente, las novedades de The CW reciben mejores críticas generales que algunois de los más esperados de NBC o FOX, completando la sensación de que The CW ya no es mirada por encima del hombro o que, al menos, se le concede el beneficio de la duda. Aunque sigue estando la cuestión de cómo puede sobrevivir con esas audiencias.

El modelo de The CW

La respuesta es sencilla; sinergias empresariales. Todas las series que emite The CW están producidas o por Warner o por CBS, sus dos propietarias, que ganan dinero con las ventas internacionales, las emisiones en servicios de streaming y las ventas en DVD. Esos ingresos permiten que The CW resulte rentable para sus dueños. 'Arrow' puede no ser un éxito en audiencia (tuvo 2,81 millones de espectadores y 1 en la demo en el arranque de su tercera temporada), pero la visibilidad que ha logrado en los medios y entre la crítica y lo bien que funciona fuera de Estados Unidos (en España la emite Calle 13) amortizan la inversión y hasta permitirán a Warner, en este caso, ganar dinero.

En ¡Vaya Tele! | Nuevas series 2014/15: The CW

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos