Creo que odiar 'Predator: La Presa' porque la protagonista sea mujer es ridículo y demuestra que no has entendido nada
Otros

Creo que odiar 'Predator: La Presa' porque la protagonista sea mujer es ridículo y demuestra que no has entendido nada

Lleva tiempo hablándose mucho de 'Predator: La Presa' por el hecho de que su protagonista sea una mujer. Ya mucho antes de su estreno había muchas quejas sobre cómo era posible algo así, que se habían cargado la saga o que simplemente era una mierda por ser woke. Argumentos con muy poca credibilidad que ocultan muchas cosas, entre ellas que seguramente no hayan visto la película, pero también que es imposible que sean realmente fans de la franquicia.

De Mary Sue, nada

Cuidado con los spoilers de 'Predator: La Presa' de aquí en adelante.

Vayamos por partes. Seguro que habéis leído a varias personas acusar a Naru de ser una Mary Sue, el recurso estrella de muchos para criticar a cualquier personaje femenino fuerte y decidido. Vista la película está claro que no es el caso, pues ya de entrada falla en su misión inicial de acabar con el león, más tarde un oso casi acaba con ella y solamente la presencia del Depredador lo impide, por no decir que cae en una trampa de la criatura, quien simplemente no acaba con ella porque no la ve como una amenaza.

Esa es una ventaja competitiva muy importante para el personaje interpretado por Amber Midthunder, pues precisamente el arco de su personaje está en demostrar su valía tras ser menospreciada de forma sistemática. Además, en su caso la fuerza física nunca es una opción, sino la estrategia, precisamente lo que permitió a Dutch (Arnold Schwarzenegger) acabar con el extraterrestre en 'Depredador'. El músculo claro que tiene su utilidad, pero en esta cacería es el cerebro lo que acaba siendo determinante.

Teniendo todo eso en cuenta, cualquier tipo de acusación de ser una Mary Sue se cae por su propio peso. Torpe en varias situaciones a viva o muerte de las que acaba sobreviviendo por acciones ajenas, mientras que además la presencia de su hermano a modo de mentor le permite adquirir esa determinación que le faltaba para ser una gran guerrera. E incluso con eso, necesita una estrategia bastante elaborada para que al final el Depredador se acabe matando a sí mismo. No es eso que dicen algunas personas de que acaban con él con dos armas ridículas y ya. Si es que hasta se olvidan del simbolismo de la pistola en cuestión dentro de la saga...

Pero es que además hay otro detalle muy importante que se les olvida a los que están atacando salvajemente 'Predator: La Presa' recurriendo a este único argumento, y es que son muchos los personajes femeninos aguerridos -¡e inclusivos!- que han ido apareciendo a lo largo de la saga, tanto en las películas como en los cómics. Aquí el problema parece que se reduzca a que sea ella la que acabe con lo que muchos definen como el cazador definitivo. Y es que ahí también hay que ponerle peros.

Constantemente menospreciada

Predator La Presa Escena

Un detalle que se ha comentado en varias ocasiones es que el Depredador va adaptándose a sus presas, introduciendo así cambios en su forma de proceder. Si algo demuestra 'Predator: La Presa' es que lo más probable es que hasta ahora sus interacciones con humanos hayan sido reducidas y exclusivamente con hombres. De ahí también que desprecie a Naru como amenaza.

Y es que al resto de animales y humanos los va eliminando con cierta facilidad -el hermano de Naru es quien le da más guerra, debilitándole un poco antes de que la criatura ya tenga claro que ella sí es realmente un peligro-. Sí, algunas heridas recibe, pero es que la tecnología de la que dispone es casi 300 años más primitiva que la utilizada en 'Depredador'. No obviemos detalles así de importantes, ni tampoco que aquí no hay agenda alguna, simplemente una lucha frenética por la supervivencia.

Luego está el argumento de que no había mujeres guerreras entre los comanche. Otra falsedad -no es que hubiera muchas, pero alguna había, justo lo que propone la película- para querer desacreditar a un personaje desde el odio. Que luego puede haber mil motivos por los que no te guste 'Predator: La Presa', pero para empezar tienes que verla. Cualquier cosa que opines sin verla será una mera prueba de tus prejuicios. Si la ves y aún así odias la película, perfecto, pero, por favor, no recurras a argumentos de barra de bar que no se sostienen por ningún sitio. Igual otros te apoyan, pero porque están exactamente en tu misma situación.

Predator La Presa Poster

Que es muy fácil reducirlo todo a una imagen pero no por ello es cierto. De hecho, es la demostración de que no has entendido nada. Además, ni que fuera la primera película en la que una mujer vence a una amenaza tremenda contra pronóstico. Y no, no me vale sacarlas de ejemplo para decir que allí sí pero aquí no. No tiene sentido ese doble rasero.

Temas
Inicio
Inicio