Compartir
Publicidad

De Lady Grantham a Olenna Tyrell: cinco ancianas de serie, maravillosas e implacables

De Lady Grantham a Olenna Tyrell: cinco ancianas de serie, maravillosas e implacables
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comentábamos hace unos meses, en el Birraseries especial que celebramos dentro del Festival de Series de Canal +, que había un tipo de serie poco explorada en el mundo de la televisión. Y es que, exceptuando casos famosísimos como 'Las Chicas de Oro', los personajes ancianos han tenido poco o ningún protagonismo en la ficción de la pequeña pantalla; y ya no digamos como protagonistas de alguna de esas series.

Generalmente aparecen como personajes secundarios, que suelen ser la voz de la experiencia y, en el caso que nos ocupa hoy, de la ironía. Mujeres hastiadas de la vida, chapadas a la antigua pero con un punto de modernismo que las convierte en magníficas máquinas de "one-liners" históricos. Las cinco que aparecen a continuación son ejemplos bastante recientes, algunas dentro del drama, otras en comedia y algunas mezclando ambos géneros. Las mejores, si me lo preguntáis a mí.

Ms. Blankenship - Mad Men

Miss Blankenship
(A Peggy) Es un negocio de sádicos y masoquistas, y tú sabes perfectamente en qué lado estás.

Por la puerta de Don Draper, además de muchas compañeras sexuales, han pasado muchas secretarias (y a veces las dos cosas a la vez), pero nunca olvidaremos a la maravillosa Miss Ida Blankenship. Y precisamente para evitar esa confusión sexual fue por lo que Don contrató a una secretaria añosa, quien en su intento por llenar todas las necesidades de su jefe se convirtió en la más incompetente.

Lenta y olvidadiza, por los estragos de la edad, Ms. Blankenship fue la fuente más clara de humor en la cuarta temporada de 'Mad Men'; pero su experiencia en la vida también la convirtió en un personaje implacable carente de eufemismos ("La psiquiatra de tu hija ha llamado mientras estabas en el baño") que dice siempre lo que piensa. Por muy importante que sea la persona que tiene delante.

Lady Olenna Tyrell - Juego de Tronos

Lady Olenna
Todos los Lannisters son leones, y cuando un Tyrell se tira un pedo huele a rosas.

Lady Olenna es uno de los personajes más recientes de 'Juego de Tronos', y a su figura se le está sacando mucho más partido en la serie que en los libros. Asqueada de ser una mujer en un mundo plagado de espadas y testosterona, la anciana Tyrell lo compensa todo con un piquito de oro y una mente perversa.

Porque las guerras no sólo se ganan en el campo de batalla, también tiene mucho que ver la estrategia detrás del estandarte de cada casa. Y aunque la rosa de los Tyrell huela de maravilla, Lady Olenna conforma las espinas con las que uno puede desangrarse si se deja llevar.

Ruth Fisher - Six Feet Under

Ruth Fisher
Si mi experiencia sirve de algo, la maternidad es lo más solitario del mundo. Nathaniel ni siquiera estaba aquí cuando nació Nate. Aún estaba en Vietnam. Incluso cuando llegó a casa y nació David, cuando padecía terribles ataques de asma, Nathaniel nunca estuvo a mi lado. Si la culpa era de la guerra o de él mismo es algo que nunca sabré.

Madres sufridoras las hay en todas partes, pero pocas como Ruth Fisher en 'A dos metros bajo tierra'. Demasiado anciana para entender las motivaciones de sus hijos, demasiado joven para disfrutar de la petanca. Y entre disgusto y disgusto, Ruth intenta volver a encontrar el amor o al menos alguien con quien compartir un poco de cariño. Su lengua no es viperina ni está llena de ironía; ni falta que le hace.

Marisa Benito - Aquí no hay quien viva

Marisa Benito
Este si que vive bien. Muerde el mando, se chupa los huevos, y de vez en cuando se lo monta con el cojín.

Si de mujeres amargadas se trata, Marisa Benito se lleva la palma. Además es consciente de ello, y no duda en afirmarlo siempre que puede. Manolo la dejó por otra y desde entonces vive agarrada al chinchón y a los cigarrillos, motivando su miserable vida en el bingo, robando en el supermercado y metiendo las narices en los asuntos de todos sus vecinos.

No tiene dinero ni más familia que su hermana. Y siempre deja claro lo mona que va esta chica siempre, y que se tiró a Bartolomé Mendez Zuloaga, maestro y mentor. Eso sí, no le mientes a Manolo si no quieres que sus 40 kilos de peso se tiren encima de ti.

Violet Crawley - Downton Abbey

Violet Grantham
Soy una mujer, Mary. Puedo ser tan contraria como me plazca.

La Condesa Viuda de Grantham, Lady Violet, es probablemente el prototipo de anciana maravillosa e implacable. Acomodada en su vida de riqueza y bienestar, Lady Violet desecha todo aquello que se salga de sus ideales. Pero los ideales duran hasta que llega el interés, que una no ha llegado a la cota más alta a base de ceder ante los demás.

Siempre con educación, eso sí. La Condesa Viuda es capaz de mandarte a la mierda y ponerte de vuelta y media con sólo un par de frases, y mientras tanto creerás que te está piropeando. Tiesa y remilgada, cuidando más la fachada que el interior.

En ¡Vaya Tele! | Cinco cabeceras musicales que no puedes evitar cantar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio