Compartir
Publicidad

Problemas con el reparto de CSI

Problemas con el reparto de CSI
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Peligro Spoiler!: la siguente entrada puede contener spoilers (revelaciones sobre la trama) de la séptima temporada de CSI. Léela bajo tu propio riesgo.

A mitad de la séptima temporada de CSI, actualmente en emisión en EE.UU., empezó a rumorearse que, en el último capítulo, podría morir uno de sus personajes principales. En un año en el que su reinado placentero de la audiencia de la noche de los jueves se ha visto amenazado, y superado, por Anatomía de Grey, parecía una decisión hecha para intentar arañar algo más de audiencia en la despedida de temporada. Sin embargo, el problema vino cuando se supo que el personaje elegido era Sarah Sidle, quizás el que menos conecta con el público, y cuya actriz, Jorja Fox, ya ha tenido más de un encontronazo con los productores en el pasado.

Fox, que antes de CSI había trabajado en El ala oeste de la Casa Blanca y en Urgencias, ya tuvo sus más y sus menos con el estudio al principio de la quinta temporada, cuando ni ella ni George Eads (Nick) conseguían llegar a un acuerdo sobre la renovación de sus contratos. De hecho, llegaron a estar despedidos de la serie por un breve tiempo, hasta que el asunto se arregló.

En la sexta temporada, los guionistas optaron por solucionar esa atracción que se insinuaba entre Sarah y Grissom haciendo que iniciaran una relación en el último capítulo, relación que han mantenido a escondidas de sus compañeros de laboratorio. Sin embargo, en el final de temporada, se pretende que salga a la luz cuando Sarah desaparece misteriosamente y Grissom sospecha que puede haberla raptado un antiguo enemigo suyo.

Es de suponer que los guionistas pensaron que mataban dos pájaros de un tiro (nunca mejor dicho); se quitaban de encima un personaje que nunca ha terminado de calar entre los fans y se aseguraban un último capítulo lleno de tensión y emoción, sobre todo para Grissom. Lógicamente, no contaron con que a Jorja Fox no le ha hecho ni pizca de gracia que quieran eliminarla de la serie, y se rumorea que ha decidido echarle un pulso al estudio y no rodar la escena de muerte. Tras todo esto está, otra vez, la dificultad de llegar a un acuerdo sobre su nuevo contrato y su sueldo, que debe ser la disputa que más "muertes" se ha cobrado en las series. El próximo jueves se emite el último episodio de CSI en EE.UU., y veremos cómo se ha resuelto todo. Aunque, si yo fuera fan de Sarah (que no lo soy, prefiero ver a Grissom con Catherine Willows), estaría ya preparando los pañuelos para decirle adiós.

Vía | Pizquita, TV Squad En ¡Vaya Tele! | Grissom se toma unas vacaciones de CSI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio