Publicidad

'The Newsroom', Sorkin busca pero no consigue la redención con su segunda temporada

'The Newsroom', Sorkin busca pero no consigue la redención con su segunda temporada
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

"Cambios que engañan". Si me pidieran que definiera con una sola frase la segunda temporada de 'The Newsroom', ésa sería la elegida: "cambios que engañan". Si echamos la vista atrás al año pasado, hay tres críticas recurrentes que tanto críticos como espectadores hacían sobre este drama. Aaron Sorkin las ha cogido y ha trazado una segunda temporada alrededor de ellas, quizás por pura vanidad o para demostrar que, según él, simplemente no tienen razón.

¿Jugar con ventaja?

Empecemos por la primera: el ventajismo con el que juega Will McAvoy y el resto del equipo de la cadena ACN. Reconozco que, tras ver la primera temporada, yo opinaba lo mismo. Es muy fácil coger historias reales y decir, a posteriori, cómo sería la manera ideal en la que los periodistas y los medios deberían haber afrontar la cobertura de la información. 'The Newsroom', al menos en su primera temporada, parecía querer ser una clase de periodismo. "Así se debería haber hecho".

En la segunda temporada, nuestros protagonistas cometen un error. Y vaya error: dan a conocer la Operación Genoa, en la que supuestamente el gobierno norteamericano utilizó gas sarín durante una intervención militar (para los más curiosos, Sorkin se inspiró para ello en la Operación Tailwind). ¿El problema? Que, al igual que ocurrió en Tailwind y pese a todos los indicios y confirmaciones, nunca se utilizó aquel gas. El equipo de ACN, por tanto, ha dado por buena una noticia que no es real, lo que puede tener consecuencias catastróficas para cualquier programa de noticias serio.

Sin embargo, un pequeño detalle: el responsable directo de esto es Jerry Dantana, un nuevo productor que llega al programa para sustituir a Jim y que no duda en alterar una entrevista bajo el pretexto "no dejes que la realidad te arruine una exclusiva". No es Will, no es Charlie, no es Maggie... el culpable directo es Dantana, que altera la prueba final decisiva para que ACN se lance a publicar la historia. Por supuesto, Dantana es despedido fulminantemente una vez se descubre el engaño y, pese a que nos amenazan con una dimisión en masa, al final el resto viven felices y comen perdices. No ha pasado nada.

¿Los personajes femeninos fallan?

Pasamos a hablar de otra crítica frecuente: ¿están mal perfilados los personajes femeninos de 'The Newsroom'? Cualquiera que haya visto 'El Ala Oeste' sabe que Sorkin no tiene problemas en escribir personajes femeninos inteligentes, perspicaces e ingeniosos. Pero ¿de verdad los personajes de Mac, Maggie e incluso Sloan tienen reacciones absurdas? En mi opinión, sí. Pero en defensa de Sorkin he de decir que también pienso lo mismo del resto de personajes masculinos de la serie.

No soy periodista, ojo, ni tampoco he realizado nunca una cobertura de unas elecciones generales para un gran medio, pero dudo que lo más normal sea que una productora esté más pendiente de arreglar un error en su página de la Wikipedia que de los resultados. O que un asistente, que en teoría se ocupa de las redes sociales y de Internet, deje de lado su trabajo para solucionarlo. O que el presentador y primer exponente de un programa de noticias pida matrimonio, en una de las pausas de publicidad de esa misma noche, a la productora de su programa. Muy forzado.

No, no fallan los personajes femeninos. Fallan casi todos los personajes. Es televisión y estamos de acuerdo en que queda mucho más espectacular así, pero en tales cantidades queda artificial. No sé a vosotros, pero a mí me llegó un punto en el que casi todos me cansaban. Incluso el personaje de Sloan, quizás uno de los mejores definidos y uno que, simplemente, no te apetecía odiar, se desdibujó algo en esta segunda temporada. Aun así, he de reconocer la dinámica entre Sloan y Don funciona muy bien, aunque como pareja eso está por ver.

Para el final dejamos otra crítica recurrente, la tercera: Will McAvoy es un republicano "de mentira", y simplemente se le define así en la serie para otorgar más credibilidad a sus ataques al Tea Party (de hecho, en la propia serie se le acusa de ello). El penúltimo episodio de la temporada terminaba con Will mirando a cámara seriamente después de despedir a Mac y pidiendo que no se cortaran a la hora de preguntarle por sus afiliaciones políticas. Aquello prometía. Por desgracia, la respuesta, aunque bien articulada, fue algo descafeinada:

Otros detalles

  • Nostalgia de política para Aaron Sorkin, que una vez más eligió unas elecciones para cerrar temporada de una de sus series.

  • Otro cambio: la cabecera. La nueva es mucho menos grandilocuente que la anterior y encaja mucho mejor con el tono general de la serie.

  • Lisa y Jim, Jim y Maggie, Jim y la chica del Skype... de verdad, ¡no nos importa! Increíble la gran cantidad de tiempo que le han dedicado a este trío en pantalla en esta segunda temporada cuando, en mi opinión, no aporta nada.

  • ¿Alguien se creyó en algún momento que el equipo de ACN terminaría dimitiendo? Una pena, porque podría haber sido interesante ver qué pasaba después.

  • A pesar de que Jeff Daniels afirmó que 'The Newsroom' había sido renovada, la HBO poco después desmintió la noticia. Todavía no está muy claro si la serie seguirá o no. Sorkin tiene la última palabra.

A nivel general...

Review The Newsroom
Sin embargo, y aunque pienso que 'The Newsroom' tiene fallos importantes que me impiden disfrutar de la serie como me gustaría, con esta segunda temporada han conseguido algo importante: me han enganchado desde el primer capítulo hasta el último. No sé si es por el cambio en el ritmo narrativo (eso sí, tantos saltos temporales llegaban a despistar) o porque, en general, han llevado muy bien toda la historia de las elecciones generales, pero me ha convencido.

Pese a todo, el intento de redención de Aaron Sorkin ha sido, para mí, fallido. La temporada ha sido distinta y se ha atrevido a ir contra sí mismo, pero con matices. ¿Mejor que la primera? Puede que sí, pero poco más. ¿Esperando con ansias la aún no confirmada tercera temporada? También, no lo voy a negar. Escribiendo esta review me siento un poco personaje de Sorkin: ni yo misma me entiendo.

Para terminar, y para los más fans, os recomiendo esta parodia de Funny or Die en la que se preguntan por qué 'The Newsroom' es la mejor serie de la televisión, imitando la primera escena del piloto. No, 'The Newsroom' no es la mejor serie de la televisión, y no sé siquiera si podría llegar a serlo como dicen en el clip. Pero hay un punto que realmente hace pensar: "EEUU se ha convertido en un país que no sabe quién es ninguno de los jueces de su Tribunal Supremo, pero que se sabe de memoria todos los concursantes de 'The Bachellorete'". En algo, este vídeo y yo sí que estamos de acuerdo: Necesitamos más series como 'The Newsroom' en televisión, pero necesitamos que sean mejores.

En ¡Vaya Tele! | "'The Newsroom', más ficción y menos realidad":https://www.espinof.com/ficcion-internacional/the-newsroom-mas-ficcion-y-menos-realidad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios