Compartir
Publicidad

Chita recibió su premio

Chita recibió su premio
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como habíamos anunciado, la mona Chita, que protagonizó, durante los años 30 y 40 doce películas de Tarzán, iba a recibir el premio Calabuch del Festival de Cine de Comedia de Peñíscola. Pues ya tenemos unas imágenes del evento, que creo que valen la pena. Chita (que, en realidad es macho, aunque la costumbre nos exija seguir refiriéndonos a "ella" en femenino) celebró su 74 cumpleaños el día que recibió de manos del cómico Flipy el único reconocimiento cinematográfico de su dilatada vida: un Calabuch especial por sus méritos artísticos. La fiesta fue en su residencia de Palms Spring (California).

premiochita2g.jpg
Chita atendió a la delegación del festival de Peñíscola en el mismo lugar en el que minutos después daría comienzo su espléndida fiesta de cumpleaños: el jardín del "santuario" creado, en 1992, por su cuidador, Dan Westfall, para acoger y cuidar a primates sin hogar que se hubieran dedicado, en un momento de su vida, al show-business.

Al acto acudieron diversos amigos y algunas viejas "glorias" de Las Vegas, actuales residentes en Palms Spring. Ligeramente sorprendida al principio ante la presencia de tantos visitantes, escuchó después con atención las palabras que le dirigió el festival y recogió con una amplia sonrisa el Calabuch con forma de cohete que le entregaron. Inmediatamente comenzó a jugar con él.

chita200.jpg
Antonio Trashorras, director del Festival, subraya la oportunidad este premio: "Es una de las pocas estrellas de la edad de oro del celuloide que aún permanece viva y sus escenas puramente cómicas en las películas de Tarzán han arrancado las risas de innumerables generaciones. Además, esperamos, con esta idea, haber provocado una sonrisa cómplice por parte del espectador con sentido del humor, como corresponde a un certamen dedicado a la comedia". La idea inicial era que Chita se desplazara a Peñíscola durante la celebración del festival, entre el 19 y 26 de mayo, pero su avanzada edad no aconsejaba un viaje tan largo.

El habitante más famoso de la reserva mide 121,92 centímetros y pesa 64 kilos. Por prescripción facultativa ha tenido que prescindir totalmente del tabaco y del vasito de güisqui que solía tomarse antes de que Dan se hiciera cargo de ella. Desde hace unos años es diabética, así que en su fiesta de cumpleaños sólo consumió cola cola ligth y tarta sin azúcar. Eso sí, tras la entrega del premio se deshizo de la camiseta que vistió para la ocasión y se colocó su gorrito festivo para acoger los 74 años que la confirman como el chimpancé más longevo del mundo.

En su retiro, Chita pinta con frecuencia. Uno de sus principales estímulos es el entusiasmo de Westfall, convencido de la calidad artística de las obras. De hecho, ha registrado sus creaciones y las entrega a los donantes que colaboran al mantenimiento de la reserva.

COPY DE LAS FOTOS: Cormac Regan

Más información | Festival de Péñíscola

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos