"Nunca será sustituido como Star-Lord". James Gunn defiende a Chris Pratt tras los ataques sufridos en redes sociales con exigencias a Marvel

"Nunca será sustituido como Star-Lord". James Gunn defiende a Chris Pratt tras los ataques sufridos en redes sociales con exigencias a Marvel
42 comentarios

Ya podemos volver a borrar la cifra —probablemente bajísima— del cartél de "días sin polémicas absurdas en redes" y dibujar un cero gigantesco otra vez, porque James Gunn, director de la trilogía en ciernes de 'Guardianes de la Galaxia' ha bajado al barro tuitero para defender a capa y espada a su amigo y colaborador Chris Pratt después de que parte de la comunidad le haya atacado pidiendo con vehemencia su remplazo como Star-Lord en el Universo Marvel.

Barro tuitero

El motivo de esta campaña en contra del actor está vinculado con su relación con la iglesia Hillsong; una institución que ha sido señalada por no pocas celebridades del panorama hollywoodiense por ser, presuntamente, anti LGTBIQ. Por esto, tras la nueva oleada de ataques contra Pratt, en los que se sugiere que sea sustituido por Patrick Wilson, Gunn ha optado por crujirse los nudillos y empezar a teclear.

Esta es una muestra de su férrea defensa:

"¿Por qué? ¿Por tus creencias sobre él, inventadas y completamente falsas? ¿Por algo que te dijo alguien sobre él y que no es cierto? Chris Pratt nunca será sustituido como Star-Lord pero, si alguna vez lo fuese, todos estaríamos con él".

Por otro lado, dejó esta perla a otro tuitero:

"Conozco la iglesia a la que va actualmente. ¿La conoces tú? La respuesta es no, pero escuchaste algo que dijo alguien, que escuchó algo que dijo alguien, que escuchó algo que dijo alguien donde va a la iglesia, así que pensaste 'Bien, vale, ¡creeré esta cosa horrible que escuché online sobre este famoso!'".

Defensas y ataques

sdfs

Entre las celebridades que han tratado el tema se encuentra el actor Elliot Page, que señaló hace años lo problemático de la situación en sus redes sociales.

"Si eres un actor famoso y perteneces a una organización que odia a cierto grupo de personas, no te sorprendas si alguien, simplemente, se pregunta por qué no se habla de ello. Ser anti-LGTBQ está mal, no hay dos bandos. El daño que causa es muy grave. Punto y final".

Por su parte, Chris Pratt, ha negado cualquier acusación sobre él o su iglesia.

"No podría estar más lejos de la verdad. Voy a una iglesia que abre sus puertas absolutamente a todo el mundo... todos tienen derecho a amar a quien quiera libres del juicio de su prójimo".

Y yo... Yo no tengo nada que decir ni añadir, porque esto ya es el pan de cada día.

Temas
Inicio