Qué fue de Henry Thomas, el actor de 'E.T' que pasó treinta años olvidado por Hollywood y fue rescatado por Mike Flanagan
Actores y actrices

Qué fue de Henry Thomas, el actor de 'E.T' que pasó treinta años olvidado por Hollywood y fue rescatado por Mike Flanagan

No tiene que ser fácil ser niño actor y empezar con un bombazo épico: 'E.T. el extraterrestre' supuso el inicio de dos chavales cuyas carreras no han podido ser más disparejas: Drew Barrymore y Henry Thomas. Todos sabemos los problemas que tuvo la primera con el consumo de sustancias que acompañaron a una carrera exitosa, pero, aunque muchos lo sabréis, no está de más echar un vistazo a lo que, paralelamente, le ocurría a él. Y es que, ¿qué fue de Henry Thomas?

Su casa, teléfono

Henry Jackson Thomas Jr nació el 9 de septiembre de 1971 (os ahorro las matemáticas: acaba de convertirse en cincuentón) hijo de un ama de casa y un maquinista hidráulico. Creció a las afueras de San Antonio (Texas) y allí fue donde viendo la PBS, la cadena pública estadounidense, cambió su vida a los ocho años y decidió a lo que quería dedicarse el resto de su vida: se trataba de un especial sobre ser actor. Dos años después, en un casting abierto en un hotel de San Antonio, consiguió su primer papel en una película junto a Sissy Spacek.

'El mendigo' fue un fracaso tremendo, pero no impidió que el año siguiente conociera en un casting a un director que venía de encadenar éxito tras éxito: 'Tiburón', 'Indiana Jones en busca del arca perdida', 'Encuentros en la tercera fase'... Y ahora, este director le pedía que mostrara tristeza para conseguir el papel protagonista de su nueva película. Thomas pensó en la muerte de su perro e incluso el mismísimo Steven Spielberg acabó llorando aquel día. Fue el inicio de 'E.T. el extraterrestre'.

Et

A Thomas le costaba mirar al muñeco a los ojos porque estaban muy separados y tuvo que repetir la escena del beso cuatro veces porque se ponía nervioso al tener que hacerlo con alguien dos años mayor que él, pero nada de esto impidió que se convirtiera en el juguete de Hollywood del momento: 'E.T' recaudó casi 80 veces lo que costó y todo el mundo quiso trabajar con el nuevo niño actor. Pero todos sabemos que los juguetes de Hollywood, de manera inevitable, terminan rompiéndose.

Henry, toma

Desde 'E.T', Thomas tuvo un problema eligiendo sus papeles. 'Misunderstood' (que en la picaresca española se convirtió en 'Elliot', ¡a pesar de que ningún personaje se llamaba así!) fue un fracaso, y esa fue la tónica en los años 80: 'Frog Dreaming', 'Valmont', 'Fuego en el cielo'... Nada conseguía remontar en taquilla. Poco a poco, el adorable Elliot se fue perdiendo en la memoria colectiva, pero el actor estaba tan seguro de lo que estaba haciendo que no dudó en dejar la universidad después de solo un año.

Thomas

La carrera de filosofía e historia no le llenaba tanto como actuar a tiempo completo, así que decidió dedicar todo su esfuerzo a lo que le hacía feliz. Y los resultados fueron... bueno, variopintos. Tuvo la suerte de que películas como 'Fever' se mostraran en el festival de Cannes e incluso fue nominado a los Globos de Oro por la serie 'Indictment: the McMartin trial' en 1996, pero la tónica fue encadenar fracasos por culpa de películas como 'All the pretty horses' o 'Niagara, Niagara', en la que también puso la banda sonora.

Y es que Henry Thomas no puso todos los huevos en la misma cesta. También compone música y, de hecho, en 'Honey Baby', de Mika Kaurismaki (hermano mayor de Aki) pudo colaborar en la banda sonora componiendo junto a Nikki Sudden, que tristemente falleció poco después, sin que les diera tiempo a componer un álbum. Kaurismaki tiene mucha importancia en su vida: fue quien le presentó a Marie Zielcke, su pareja de aquel entonces (toda una estrella alemana) y se convirtió en el padrino de su hija Hazel. Se divorció en 2007, por cierto, pero no sufráis por él: ya está casado con otra chica llamada Annalee, con quien tiene dos hijos más.

Susto o muerte

La vida laboral de Henry Thomas nunca llegó a la serie B: sus apariciones en películas, aunque no tuvieran éxito, eran constantes, e incluso se codeó con directores como Martin Scorsese, que le fichó para un secundario de 'Gangs of New York', o Lasse Hallström, con quien compartió 'Querido John'. Y, de pronto, llegó el terror.

No hay nada especial en la manera en que Henry Thomas conoció a la persona que iba a cambiar su vida laboral: Mike Flanagan y él se saludaron en una reunión preparando la precuela de 'Ouija', que acabó siendo un exitazo en taquilla. Desde entonces, Flanagan ha contado con él en todos sus proyectos en papeles secundarios estelares que le han devuelto a la vida y le han quitado el sambenito de "el niño de E.T". 'Doctor Sueño', 'La maldición de Hill House', 'Misa de medianoche'... La rueda ha vuelto a girar para Thomas.

No es que reniegue del papel que le dio la fama, ni mucho menos: en 2019, el actor vivió un emotivo reencuentro con E.T en un anuncio para Xfinity. Desde entonces se ha mudado Wilsonville, una pequeña ciudad de Oregón con unos 25000 habitantes, y su teléeeefono no ha dejado de sonar: protagonizará su propia película de terror próximamente, 'Crawlspace', y aparecerá, cómo no, en 'La caída de la casa Usher'. No todas las historias de fracaso y regreso son épicas y grandiosas con grandes escándalos que contar. A lo tranquilo. Sin prisas. Él estará ahí... Siempre.

Temas
Inicio