"Sus películas son experienciales, sin muchas respuestas": Kyle MacLachlan explica cómo es el reto de trabajar con David Lynch

"Sus películas son experienciales, sin muchas respuestas": Kyle MacLachlan explica cómo es el reto de trabajar con David Lynch
13 comentarios

Uno de los mejores memes de Internet es ese en el que David Lynch dice "Lo creas o no, 'Cabeza borradora' es mi película más espiritual", el entrevistador responde "Elabora eso" y Lynch culmina con un "No". La obra de un director como este es inabarcable, imposible de comprender, tan repleta de ramificaciones y escenas abstractas que necesitas una guía para entender todo lo que está pasando en pantalla.

Kyle MacLachlan, uno de sus actores fetiche, ha dicho lo que muchos pensamos: que no hace falta entender a David Lynch para disfrutar con su cine.

¡Sensacional! No tengo ni idea de lo que está pasando

En una entrevista a AVClub, MacLachlan ha afirmado que cuando hizo sus dos primeras películas, 'Dune' y 'Terciopelo azul', era muy joven y no sabía lo que estaba pasando cuando de repente se encontró trabajando con uno de los cineastas más famosos del mundo mano a mano: "No pretendo entender mucho de lo que hace David, pero reconozco que soy su conducto por esos mundos, y eso es un desafío. Y además, me siento muy bien al respecto".

Aún hay grandes trozos de datos que no entiendo ni, honestamente, necesito entender. Sus películas son experienciales y preguntan muchas cosas, pero no dan muchas respuestas.

Pero MacLachlan está seguro (como la mayoría) de que Lynch tiene un plan en cada película, quiere contar algo y no intenta solo extrañar por extrañar: "Creo que sabe exactamente lo que está haciendo y lo que quiere crear, pero yo no creo que siempre entienda por qué". Y es que, al fin y al cabo, una película de Lynch es algo que va mucho más allá de una película. Lo sabemos todos.

Durante el rodaje no hay mucha discusión. No hay mucha conversación intelectual. Es un sentimiento, es una estado de ánimo, es una especie de energía.
Temas
Inicio