Compartir
Publicidad
Publicidad

'Curso del 63' y la moralina adjunta

'Curso del 63' y la moralina adjunta
Guardar
19 Comentarios
Publicidad


Antena 3 ha decidido seguir una vía muy directa con ‘Curso del 63’. Si la semana pasada ofrecían, después del estreno, un debate con Roberto Arce que les venía al pelo, para la semana que viene han programado la emisión del reportaje ‘Un problema de educación’, en el que se analizarán distintas situaciones educativas desde el punto de vista de padres, alumnos y profesores, planteándose como una radiografía de la enseñanza actual.

Desde el punto de vista práctico, esta estrategia les garantiza ocupar todo el prime time cada semana con una inversión inferior a lo que cuesta una película o una serie. Televisivamente hablando, es todo un logro. Más discutible me parece que lo hagan a base de alimentar una preocupación social y de vehicular un supuesto debate que, en realidad, no lleva a ningún sitio porque sería la primera vez que la televisión solventase un problema de esta índole.

En realidad, lo que buscan con estos reportajes y estos debates, desde mi punto de vista, es alimentar el interés por ‘Curso del 63’. De hecho, en el reportaje de esta semana dedicarán un tiempo a hablar del auge de los internados y convivirán con alumnos y profesores de uno de estos centros. El interés propio disfrazado de buena voluntad o de experimento sociológico, como dijo Roberto Arce emulando a la Milá, me rechina. No me gusta que la televisión disfrace el entretenimiento de voluntarismo porque creo que con eso sólo se consigue disfrazar una realidad y desvirtuar un debate serio que debería de afrontarse en otros ámbitos.

La paradoja es tal que los martes podemos ver en ‘Curso del 63’ a “terribles” alumnos de hoy sometidos a la supuesta disciplina de ayer, y los miércoles tenemos todo lo contrario en ‘Física o Química’, una serie que muestra y se nutre de esa supuesta realidad de la educación y de la juventud actuales. Que nadie me malinterprete, que nos entretenga cualquiera de estas ofertas me parece lo más normal del mundo, pero intentar inferir de ellas una realidad o aprovecharse de ese parecido, como hace la cadena para sacar rédito de una manera tan hipócrita, es lo que creo que no beneficia en nada a eso que, en apariencia, quieren mejorar.

En ¡Vaya Tele! | ‘Curso del 63’: un “no-reality” a medio camino de todo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos