Publicidad

'Gran Torino': Clint Eastwood deslumbra delante y detrás de las cámaras en un maravilloso clásico moderno

'Gran Torino': Clint Eastwood deslumbra delante y detrás de las cámaras en un maravilloso clásico moderno
30 comentarios

Si por el momento no tienes planes para este sábado noche, traigo muy buenas noticias, porque a las 22:10 Antena 3 te dará la oportunidad de disfrutar en abierto de uno de los últimos grandes clásicos modernos firmados por el siempre eficiente Clint Eastwood: la fantástica 'Gran Torino'.

Este largometraje supuso el regreso de Eastwood a la interpretación cuatro años después de su último trabajo frente a las cámaras en la igualmente notable 'Million Dollar Baby’, en la que también hizo doblete como director, para dar vida al malhumorado Walt Kowalski: un veterano de la guerra de Corea recién enviudado que deberá adaptarse a las novedades de un entorno en constante evolución mientras cuida de su adorado Gran Torino de 1972.

Brillante austeridad

Bajo esta premisa, Clint Eastwood articula un relato magistral, tan austero como brillante en su forma y narrativa, en el que destaca un potente discurso sobre los prejuicios raciales y la inmigración —Walt vive en un barrio en el que ahora prolifera la comunidad Hmong, procedente de ciertas regiones de China—. Esto envuelve una emotiva épica crepuscular que demuestra que no hay edad para abrazar el cambio y la redención.

Escrita por Nick Schenk —que más tarde firmaría 'Mula' también para Eastwood— y fotografiada con el mimo habitual por Tom Stern —colaborador habitual del director desde 'Deuda de sangre' y responsable de títulos como 'Mystic River', 'J. Edgar', 'El francotirador' o '15:17 Tren a París'—, 'Gran Torino' se enriquece gracias a su solvente reparto, en el que destacan Christopher Carley, Bee Vang o el propio hijo de Eastwood, Scott.

Fd91dcf5 B042 4086 A997 F91d9270f52c

'Gran Torino' fue injustamente ninguneada en una temporada de premios en la que, si nos ceñimos a las grandes citas del año, únicamente recibió una nominación a la mejor canción en los Globos de Oro, yéndose de vacío en la lista de candidatas a los Óscar. Un auténtico sinsentido.

Galardones aparte, esta maravilla de Clint Eastwood fue recibida con mucha mayor calidez por parte del público, llegando a recaudar en todo el mundo una suma de 270 millones de dólares —cerca de 150 millones únicamente en suelo Estadounidense— a partir de un presupuesto de 33 millones. Un éxito rotundo tanto a nivel comercial, como a nivel artístico.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios