Compartir
Publicidad

Los Barz, otro microespacio molesto en las pausas publicitarias

Los Barz, otro microespacio molesto en las pausas publicitarias
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué manía tienen las cadenas de crear microespacios específicos para los cortes publicitarios, más concretamente, lo que llaman continuidad. Pequeñas cortinillas que duran más de los esperado y deseado. Antena 3 creó Antenito y, menos mal, que se ha olvidado de él. Fue uno de los peores inventos de la televisión: una mascota para una cadena y con un nombre absurdo. Ya nadie se acuerda de él, aunque a algún productor seguramente sí, el único al que le hizo gracia y lo echará de menos a la hora de "dinamizar" las pausas. Otro inventito de Antena 3, aunque esta vez simplemente traducido, es The Imp, uno de los espacios peor colocados de la cadena. ¿Alguien le ve la gracia o sabe situarlo en parrilla?

El ejemplo en lo que se basan muchas cadenas es Canal +. Allí podemos ver algunas piezas audiovisuales creadas específicamente para las pausas entre programas. Ojo, no en mitad de un programa, básicamente porque no tienen ese tipos de cortes habituales en las cadenas en abierto. Algunas de sus piezas son verdaderas joyitas. Pequeños cortometrajes, piezas musicales o experimentos audiovisuales que sin esa oportunidad no podrían darse a conocer.

En el Canal + francés nació Los Barz, unas barras animadas de colores que protagonizan sketches cómicos de unos 30-60 segundos. Una gracieta para esas aburridas pausas. Pues, ahora Antena 3 les copia la idea y a partir de marzo tendremos que “aguantarlo”. Ya lo intentaron con Territorio Champiñon, sin éxito, algo habitual en estos experimento que, principalmente, la gente no ve. Cambian de canal cuando llega publicidad. Los vemos cuando no queda otra. Cuando todas las cadenas están en anuncios. ¿Para qué cambiar si va a salir el mismo anuncio de coches?

Conocimos hace unos días la noticia de que el director de Barz sería Óscar Térol que vuelve a la televisión en abierto, después de espacios como Made in China o Un país de chiste, ambos sin demasiado éxito. Procede de la escuela vasca, la cual ha dejado muchas perlas cómicas con ¡Vaya Semanita!. Por eso aunque no esté a favor de este tipo de programitas que salpican la parrilla, le doy un voto de confianza. Aunque, dudo que con unos tipos disfrazados de barras de colores se puedan hacer demasiados gags. Y que algunos entiendan qué son esas barras o de dónde proceden, ya que son un homenaje a las clásicas barras televisivas. ¿Será un microespacio molesto? Sin duda, y más si ayuda a que las cadenas sumen más minutos de publicidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos