Publicidad

'Asesinato justo': Pacino y De Niro se lucen, mientras el guionista... se luce

'Asesinato justo': Pacino y De Niro se lucen, mientras el guionista... se luce
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Asesinato justo' es el título que le han dado a 'Righteous Kill', la película que ha reunido a Al Pacino y Robert De Niro y que nos los ha traído a España para concedernos, como sabéis, una rueda de prensa. Desgraciadamente, el film no es más que eso, pues todo lo que rodea a estos dos grandes monstruos de la interpretación en la obra de Jon Avnet es puro humo, como ya nos esperábamos después de ver '88 minutos' a la que ésta, por lo menos, supera.

Turk (Robert De Niro) y Rooster (Al Pacino) son dos detectives que llevan treinta años como compañeros en el departamento de policía de Nueva York y que investigan un caso de un asesino justiciero que quita la vida a peligrosos delincuentes dejando una nota con una poesía en la escena del crimen. Lo que más sorprende a los agentes del modus operandi es que nunca se encuentra forzada la entrada ni aparecen signos de violencia, por lo que suponen que las víctimas conocían a su agresor. El jefe (Brian Dennehy) asigna a unos detectives más jóvenes, interpretados John Leguizamo y Donnie Wahlberg, para que colaboren en el caso. Otra agente, papel que corresponde a Carla Gugino, mantiene una relación con Turk. La semejanza entre los recientes crímenes y un caso que los dos detectives resolvieron tiempo atrás siembra una duda preocupante: ¿metieron entre rejas a la persona equivocada? Avnet hace un esfuerzo, pues sabe que se ha encontrado con una gran oportunidad. Rueda de forma ampulosa, con una fotografía adecuada a la atmósfera, echando mano de recursos de imagen modernos y deja todo el tiempo en pantalla a sus dos estrellas, quizá abusando de los planos cortos –¿o fue que yo estaba en primera fila?— . En ese sentido, la película no está mal. Cuenta con una producción grandiosa que le da aires de thriller importante. Y con De Niro y Pacino luciéndose constantemente con frases a cuál más macarra, cínica y sonora, parecería que estamos incluso viendo algo bueno. Sin embargo, si se analiza un poco de cerca el guión, se ve que la historia podría ser la de una producción televisiva de categoría muy baja.

El desarrollo de la trama no presenta ninguna novedad con respecto a la gran cantidad de films policíacos preexistentes. Mientras progresa linealmente, vemos unas grabaciones de vídeo tomadas más adelante en las que se va relatando lo que ocurre. SPOILER Al final, el guión da un giro que trata de sorprendernos, pero lo hace empleando un truco tan burdo que más que asombrar produce enojo FIN DEL SPOILER. Russell Gewirtz, el guionista, del que sorprende saber que es autor de 'Plan oculto' ('Inside Man'), se ha lucido, pero en el mal sentido. Pensé que lo que pudiesen contarnos el director o los actores en la rueda de prensa daría más consistencia a lo visto en la película y me permitiría interpretarla con más matices y apreciar cosas que se me habían escapado, como ocurre en ocasiones. Pero no fue así, probablemente porque no había nada que matizar.

Más que decir que los protagonistas son tópicos habría que señalar que están escritos únicamente para que los intérpretes se exhiban. Me hace gracia encontrar que muchas noticias sobre proyectos dicen que los guiones serían un "vehículo" para el actor del que se trate. Pues eso es lo que son todos los personajes de esta historia: vehículos.

En el caso de Pacino y De Niro, vehículos en los que montarse y hacer su show, un show bien hecho en el que, por lo menos, De Niro no sobre actúa como lo venía haciendo últimamente, pero un show al fin y al cabo. En el caso de Gugino, su vehículo la lleva a un destino que es el de poner caliente al espectador. Por si sus curvas no fuesen ya suficientes para ello, el personaje es un despropósito surgido para causar sensación: la detective es una adicta al sexo a la que le gusta hacerlo con hombres mayores y de la forma más violenta posible… y que nunca queda satisfecha. Por supuesto, también es un vehículo para 50 Cent, en su caso tuneado, para demostrar que sabe actuar.

Hay un par de intérpretes, como el genial Brian Dennehy y el también soberbio John Leguizamo, que sí tienen personajes que encajan con sentido en la trama. Sus interpretaciones son muy buenas y se suman a esa parte formal y externa de la película en la que todo es correcto.

No faltan los comentarios, puestos en boca de personajes terciarios, sobre que la labor del asesino le está haciendo un favor a la sociedad al librarla de la escoria que amenaza a los ciudadanos. Al igual que en la serie 'Dexter', que también presenta a un justiciero –lo que en inglés se llama "vigilante"—, podría parecer que hay un mensaje a favor de estos autoproclamados portadores de bien que se toman la justicia por su mano. Me parece muy peligroso que ésa sea la tendencia de pensamiento entre los estadounidenses, pero no me extrañaría.

'Asesinato justo' se estrena mañana, 3 de octubre. No es que deje de recomendarla, especialmente en vista de lo que hay en cartelera. A los amantes de los thrillers y a los fans de Pacino y De Niro les hará pasar un rato más que agradable. Pero no se puede decir que sea un buen film.

Más información en Blogdecine sobre 'Asesinato justo'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir