'Baki the Grappler': así es este festival de testosterona desmesurada con el que nació uno de los mayores animes de artes marciales
Críticas

'Baki the Grappler': así es este festival de testosterona desmesurada con el que nació uno de los mayores animes de artes marciales

Estos últimos años, y sobre todo gracias al streaming, estamos teniendo un resurgir enorme de muchas series de manga y anime clásicas que llevaban años fuera de órbita. Este mismo año en Netflix hemos tenido el regreso de 'Spriggan' y 'Bastard!!!' con sus nuevas series, pero antes de revivir estas franquicias, la plataforma entró de lleno al ring con una de las historias más influyentes del género de artes marciales.

Gracias a la serie de 2018, 'Baki' está viviendo una segunda edad dorada que todavía tiene mucho anime por delante. Pero mucho antes de llegar a streaming y a este segundo renacer, el manga de Keisuke Itagaki tuvo una primera adaptación a serie de anime en 2001 con 'Baki the Grappler'.

Cómo convertirse en el hombre más fuerte del mundo

'Baki the Grappler' inicia la historia de Baki Hanma, un chaval de trece años que entrena muy duro para convertirse en un gran luchador. Su madre, Emi Akezawa, es una mujer rica que nunca le ha mostrado demasiado cariño, pero que pone todo el empeño del mundo para que pueda llegar a medirse con su padre, Yujiro Hanma.

Durante sus entrenamientos, Baki se mide con todo tipo de rivales, ya sea en peleas callejeras contra docenas de macarras, un miembro de la Yakuza, un boxeador profesional... Todo es poco para poder aumentar su fuerza, y con el tiempo termina participando en una liga de peleas clandestinas contra los luchadores más poderosos del mundo.

Hasta aquí todo en orden, y el planteamiento no difiere demasiado de otros mangas de lucha, o incluso mangas de acción en general. Pero si los primeros arcos de 'JoJo's Bizarre Adventure' y su peculiar tono ya eran una auténtica locura, 'Baki the Grappler' es un festival de testosterona desenfrenado donde cualquier cosa puede pasar.

Todo sobre 'Baki' es una hipérbole constante, con oponentes cada vez más poderosos y técnicas imposibles, y giros narrativos inesperados. Tienes de todo, desde un hombre capaz de detener un terremoto de un puñetazo porque le viene mal en ese momento, hasta otro combatiente que ha logrado su físico de culturista con una droga experimental, monos gigantes que buscan venganza...

Baki The Grappler Img3

Y eso que 'Baki the Grappler' es la parte de la historia más contenida, pero no se queda corta en cuanto a momentos absurdos que se toman a sí mismo muy en serio. Desde fuera, mucho de este anime puede parecer completamente  ridículo, pero que tienes que aceptar este anime tal y como es si no quieres que sea una digestión imposible.

Una de las cosas que pueden echar para atrás de 'Baki the Grappler' es precisamente toda esta acción desmesurada, con combates infinitos y excesivos donde parecen que desaparecen los límites. Sí, en la serie tenemos ciertos desarrollos de personaje, sobre todo en el propio Baki, pero la trama y todo lo que pueda traer está completamente al servicio de la acción.

Lo importante NO es participar

'Baki the Grappler' es un espectáculo centrado en las artes marciales y en el amor que tienen los personajes por la lucha, y no se avergüenza de ello en ningún momento. Y aún así, todos los personajes tienen su propia historia y motivaciones con los que consiguen que puedas empatizar con ellos aunque quieras (y necesites) que les revienten la cara en la próxima escena.

Así que si buscamos una serie más sesuda y centrada en la historia, quizás este no es el mejor anime para empezar. Especialmente si no sois especialmente fan de los animes con estructuras de torneos, 'Baki the Grappler' se puede hacer muy pesada.

Baki The Grappler Img5

Esta primera serie en concreto está dividida en dos temporadas de 24 episodios cada una, con la mitad de la primera centrándose en el drama familiar de Emi y Baki mientras este comienza sus entrenamientos. Quizás este arco es el más interesante, precisamente por ser el más diverso en cuanto a estructura, mientras que la segunda mitad ya se centra en un primer torneo, y también lo hace la segunda temporada.

Así que toda esta historia de superación de Baki entrenando para poder superar a su padre, aprendiendo diferentes técnicas y encontrando nuevos aliados... pues se pierde y mucho cuando entramos de lleno al torneo, y también perdemos el ritmo tan bueno con el que empieza esta primera serie de anime.

Una de las virtudes de 'Baki the Grappler' frente a las series nuevas es que, a pesar de que se aleja un poco del dibujo original del manga', tiene una animación muy resultona y dinámica. Especialmente durante los combates, y que nos deja unos personajes muy expresivos.

Baki The Grappler Img4

Por desgracia, el nivel baja mucho de la primera a la segunda temporada, que se vuelve bastante más estática y se hace interminable al centrarse únicamente en el arco de 'Maximum Tournament'. Aún así, esta ronda de capítulos también nos dejan algunos de los combates más impactantes de la historia, y también añade nuevas capas al dramón interno de la familia Hanma.

Quizás no sea un anime para todo el mundo, pero si lo vuestro son los animes explosivos con mucha acción y músculos imposibles, 'Baki the Grappler' es un clásico indispensable que sabe construir la tensión capítulo a capítulo y nos da los combates impresionantes que promete.

Temas
Inicio