Publicidad

'Bendita paciencia': Martin Freeman borda una honesta e incómoda comedia sobre la paternidad
Críticas

'Bendita paciencia': Martin Freeman borda una honesta e incómoda comedia sobre la paternidad

Paul (Martin Freeman) está relajado, es de noche y los niños deberían estar dormidos. Pero no caerá esa breva. El ruido hace que Paul suba rápido las escaleras jurándose a sí mismo que no gritaría para irrumpir en la habitación de sus hijos enfurecido. Va a ser una larga noche.

Así se presenta 'Bendita paciencia (Breeders)', la nueva comedia de FX (que HBO España estrena mañana martes día 3) en la que Martin Freeman recuenta sus propias experiencias (y frustraciones) como padre (tiene dos hijos con Amanda Abbington) en una ficción cocreada junto a Chris Addison y Simon Blackwell ('The Tick of It' e 'In the loop').

De hecho, esa escena inicial es precisamente la representación del sueño vívido que una noche tuvo Freeman. A partir de ahí, el protagonista de 'Sherlock' y 'El Hobbit' entre otros empezó a tontear con la idea de transformar todo eso en una serie.

La paternidad según Martin Freeman

"Tenía que estar rodada con la verdad de lo que es ser un padre, qué es amar tanto y estar así de enfadado y estar así de cansado" declaró recientemente a The New York Times. Y, la verdad, es que 'Bendita paciencia' logra ser ese retrato honesto de la paternidad que pretende.

Pero con un giro: el autodescubrimiento alrededor de que Paul no es todo lo bueno que cree que es, con esos problemas de control de la ira. Esa premisa de "los amo, pero me los cargaría, pero los amo". Un "enigma", como bien dice a su mujer Ally (Daisy Haggard).

En cierto sentido, uno viendo 'Bendita paciencia' tiene la sensación de estar viendo 'Mira lo que has hecho' con el filtro de 'Catastrophe' puesto (de hecho la productora es la de esta última serie). Una representación de todo lo duro que es ser padre, de las situaciones, de los lugares en los que no te quieres ver con la medida justa de humor.

Evitando el gag pero logrando la risa

Breeders

La nota más común de Martin Freeman a la hora de supervisar guiones era "hacedlo menos divertido" y sí que se nota que huyen del gag, de los recursos fáciles y de buscar con sus diálogos la carcajada. Es una serie que lo que busca es la incomodidad, pero a la vez la interpretación de Freeman y Haggard logra que conectemos mucho con la historia, con ellos y con lo que nos cuenta.

Una vez vistos los tres episodios que nos han facilitado, la sensación que me han dejado es que existe un buen margen de mejora dentro de un material que es, de por sí, bastante bueno. Quizás sí que es verdad que puede costar un poco entrar en la narración de la serie. Por ejemplo, el hecho de que su episodio inaugural navegue entre flashbacks constantes despista un poco.

'Bendita paciencia' se une a la larga tradición de series que nos muestran lo difícil que es la "crianza" desde un punto de vista honesto y experiencial. Lo hace con bastante sobriedad y con un reparto británico (la serie está ambientada en el Reino Unido) que es sublime, como es habitual.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios