Compartir
Publicidad

'Jumanji: Bienvenidos a la jungla' es una gran sorpresa: una secuela a la altura de la original

'Jumanji: Bienvenidos a la jungla' es una gran sorpresa: una secuela a la altura de la original
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hollywood le ha cogido el gusto a las secuelas tardías de un tiempo a esta tarde. En ocasiones se trata de títulos que no gozaron de un gran éxito en su momento pero que luego se convirtieron rápidamente en títulos de culto -pienso por ejemplo en ‘Tron’ o ‘Blade Runner’-, pero en otros casos simplemente tardaron más de la cuenta en materializarse. ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ (‘Jumanji: Welcome to the Jungle’) pertenece al segundo grupo.

‘Jumanji’ es una de las películas de entretenimiento más emblemáticas de los años 90 y en su momento tuvo una adaptación animada televisiva y una secuela espiritual en la estimable ‘Zathura’, pero el desenlace de la cinta liderada por Robin Williams invitaba a esperar una continuación más tradicional. 22 años hemos tenido que esperar para verla y encima tengo buenas noticas, ya que ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ es un pasatiempo muy disfrutable y una secuela más que digna.

Una aventura muy divertida

Escena Jungla Jumanji

Lo curioso es que la idea inicial de Sony era hacer un remake en lugar de una secuela, pero la trágica muerte de Williams y el pésimo recibimiento que tuvo la noticia fueron claves para ir en otra dirección. La cosa se calmó brevemente hasta la aparición de la primera imagen y la confirmación posterior de que el juego de mesa no iba a aparecer en la película disparó el miedo a que profanasen la cinta original. Miedos comprensibles que voy a ir desmontando paso a paso.

Antes de nada conviene aclarar que ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ respeta la mitología original pero se ve obligada a actualizar un detalle clave. Sí, hay gente que sigue usando los juegos de mesa -yo entre ellos-, pero su popularidad palidece ante los videojuegos. De hecho, ya en 2006 apareció uno adaptando la cinta dirigida por Joe Johnston y en el título que nos ocupa se opta por asimilar la narrativa de los videojuegos y aplicarla hasta las últimas consecuencias.

Eso sí, lo hace mezclando un enfoque sencillo para ser accesible a todo el público con una variada sucesión de locas aventuras a las que la mayor pega que puedo ponerles es que lo más emocionante y “molón” es justo algo que cuenta un personaje que le ha sucedido en lugar de verlo en pantalla. Eso no quita para que ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ sea muy dinámica -quizá tarda un poco en arrancar, pero es para que tenga algo de sentido todo, así que no me voy a quejar- y tenga varias set pieces para el recuerdo.

Pasamos de un juego de mesa a un videojuego

Escena Jumanji Jungla

Eso conlleva que el look de los protagonistas tenga que amoldarse a una serie de parámetros habituales en los videojuegos de antaño -ojo, que tiene sentido que así sea-. Eso fue lo que quisieron explicarnos con esa polémica primera imagen y no supieron transmitirnos de la forma adecuada. Jake Kasdan sí logra que lo entendamos y además sabe cómo sacar provecho a las armas que tiene a su disposición.

De esta forma, uno incluso reconoce las diferentes “pantallas” a las que han de enfrentarse los protagonistas e incluso se replica la necesidad de una dificultad creciente para que el viaje nunca desfallezca. Ahí es cierto que hay algún pequeño altibajo, pero la gran química entre sus protagonistas evita que eso acabe volviéndose en su contra y luego todo regresa a la buena dirección.

En lo referente al reparto es innegable que se nota la ausencia de Robin Williams, ya que su interpretación fue una de las grandes claves para que ‘Jumanji’ conquistase a tantos espectadores. Los responsables de la secuela seguro que ya contaban con ello y por eso optaron por un protagonismo compartido con unas bases que recuerdan ligeramente a ‘El club de los cinco’ (‘The Breakfast Club’).

El entusiasmo de los protagonistas de ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’

Protagonistas

Lo mejor de todo es que tanto Dwayne Johnson como Jack Black, Kevin Hart y Karen Gillan muestran una gran vis cómica que además no choca entre sí. Cada uno de ellos tiene un rol diferente y el guion va manejando con innegable soltura sus características para que puedan brillar cuando les toque. Me encantaría destacar momentos concretos en cada caso -mi favorito es uno liderado por una Gillan que recupera la frescura de su paso por 'Doctor Who'-, pero será mejor que lo descubráis por vosotros mismos.

Aparte me gustaría incidir en que ese choque por su apariencia física pasa rápidamente a un segundo plano y que es cierto que hay algunas bromas que funcionan mejor que otras, pero también que se crea el clima de diversión adecuad para que estés a gusto en tu butaca siempre. Y me gustaría destacar especialmente la implicación de Jack Black en un personaje que podría haber sido un desastre en otras manos teniendo los mismos diálogos y que él saca adelante con holgura.

Imagen Jumanji

También hay cosas positivas que comentar del resto del reparto con una importante excepción: el villano interpretado por Bobby Cannavale carece de la enjundia suficiente. Sí, le dan un toque siniestro curioso, pero a la hora de la verdad es uno de los aspectos más flojos de la función. Nada que ver con el cazador de ‘Jumanji’ interpretado por Jonathan Hyde Pryce que tampoco necesitaba muchos minutos para dejarse notar.

No faltan otros detalles que conviene la pena destacar como el guiño directo a Robin Williams y la trama que no deja de ser un eco de lo que debió suceder con Alan Parrish en su momento. Además, visualmente funciona muy bien y siendo justos casi podría decir que encuentro más virtudes en ella que en la primera entrega. La gran diferencia es que aquí nunca llega a aparecer esa magia que nos disfrutar una película por encima de su interés real -y también a recordarla con más cariño del que merece-.

En definitiva, ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ es una estimulante puesta al día de la franquicia en la que, obviamente, se nota la ausencia de Robin Williams. Pese a ello, cumple de sobra como entretenimiento y se muestra respetuosa con la primera entrega sin caer en el error de intentar hacer un remake encubierto. No te va a cambiar la vida, pero sí que vas a salir satisfecho de haber empleado tu tiempo en verla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio