Compartir
Publicidad

'La Conspiración del Pánico', el loco atentado de la hermana de HAL

'La Conspiración del Pánico', el loco atentado de la hermana de HAL
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'La Conspiración del Pánico' ('Eagle Eye') llegó a las salas españolas el pasado día 10 de octubre, tras un exitoso estreno en Estados Unidos, donde alcanzó el top ten del box office; eso sí, la recaudación ha ido bajando de forma estrepitosa desde el primer fin de semana, una señal inequívoca del entusiasmo del público sobre este nuevo producto protagonizado por el chico de oro de Hollywood. Al parecer, Steven Spielberg pensaba dirigir esta película, que, según dicen, parte de una idea original suya. Teniendo en cuenta la admiración de Spielberg hacia Stanley Kubrick y la importancia que se le da en la película a la familia, no resulta increíble esa información.

Desde luego, 'La Conspiración del Pánico' habría sido muy diferente si el genio Spielberg se hubiera decidido a dirigirla. En su lugar se situó D.J. Caruso, que venía de lograr un inesperado éxito de taquilla con 'Disturbia', también con Shia LaBeouf como protagonista, un thriller efectivo para el público al que iba destinado, sin más pretensiones que la de hacer pasar un rato entretenido. Parece que eso era justamente lo que se quería para la que nos ocupa, y efectivamente el resultado es bastante similar. La máquina de churros hollywoodiense sigue haciendo su trabajo, a pesar de las críticas, las crisis e incluso la lógica.

'La Conspiración del Pánico' se centra en Jerry Shaw y Rachel Holloman, dos personas corrientes cuyas vidas cambiarán por completo en cuestión de segundos, cuando son utilizados por alguien que les amenaza y les obliga a actuar a su servicio. A través de llamadas telefónicas y de mensajes en todas partes, son guiados para el cumplimiento de un misterioso plan, huyendo de la policía y del FBI, que los consideran terroristas. Alguien está controlando los sistemas informáticos de todo el país, permitiendo que los protagonistas tengan facilidades para superar todo tipo de obstáculos y no sean atrapados. ¿Cuál es la misión que tienen que cumplir? ¿Por qué ellos?

Es fácil suponer la diferencia básica de opiniones sobre esta película. Por un lado estarán los que opinen que 'La Conspiración del Pánico' es justo lo que se propone ser, una excusa para desconectar de todo, un producto palomitero que entretiene durante todo su metraje. Por otro lado estarán los que mantengan que 'La Conspiración del Pánico' es un thriller mediocre que sólo sirve para perder el tiempo y llenar los bolsillos de los productores, justificando que sigan cometiendo "atracos" como éste. Creo que en este caso vale lo de fiarse de los trailers, así que sólo tenéis que verlos. Si os apetece lo que propone, id a verla, si no, pasad; lo de jugar la carta de la decepción o las expectativas no tiene lugar.

Y es que 'La Conspiración del Pánico' no engaña a nadie, es lo mejor que puedo decir de ella. El guión incluye tal cantidad de hechos y diálogos inverosímiles que tomarse esta película en serio es como intentar dialogar con una pantera hambrienta. Tomada con humor, la película parece un intento de Michael Bay por unir en la misma historia 'El mensajero del miedo', 'El hombre que sabía demasiado', '2001: Una odisea del espacio', 'Enemigo público' y 'La Jungla 4.0', entre otras. Hay acción desenfrenada, persecuciones de todo tipo, explosiones gratuitas, tiroteos, conspiraciones... Hay de todo, excepto sentido. La trama principal es absurda, y eso que todo se supone que ha sido planificado por una inteligencia superior a la humana. Pero da igual, porque lo importante es que en la pantalla no dejen de ocurrir cosas, que el espectador no pueda pestañear. Lo que se cuente es lo de menos.

Pero para dar credibilidad a la historia, por muy estúpida que sea, es conveniente contar con un reparto que el público respete, que aporte seriedad a la película. 'La Conspiración del Pánico' está protagonizada por Shia LaBeouf, al que ya no tenemos que presentar, porque es uno de los rostros más populares del cine actual. Salido casi de la nada, se ha convertido en sinónimo de éxito de taquilla y lo cierto es que el chico tiene talento. Sin hacer demasiado, consigue resultar simpático y que el público se ponga de su parte. Tiene lo necesario para ser una estrella y sólo tiene que cuidar un poco su carrera para ir mejorando como actor, si es que le interesa. Desde aquí le aconsejo que siga lo más pegadito a Spielberg que pueda.

A su lado tenemos a la poco creíble Michelle Monaghan y a una serie de competentes secundarios encabezados por Billy Bob Thornton, Rosario Dawson y Michael Chiklis. Monaghan sigue empeñada en convencer a todos de que es una chica muy guapa y muy sexy, dejando de lado cualquier cosa que puede tomarse como interpretación. No es que su personaje diese mucho juego, más bien se trata de gritar y correr, pero LaBeouf tiene lo mismo entre manos y sí logra que nos creamos a su (simplón) personaje. En cuanto a los otros tres que he mencionado, poco que decir salvo que hacen justo lo necesario, se pasean por la escena con soltura, ponen las caras que hay que poner en cada momento (básicamente, alternan entre serio y sorprendido) y dicen sus frases con convicción. Si los cambian por otros no pasa nada, pero lo cierto es que hacen su trabajo.

En conclusión, esta película puede ser justo lo que necesita la gran mayoría en el momento en el que deciden ir al cine. Para pasar el rato, desconectar el cerebro y acabar con un kilo de palomitas, 'La Conspiración del Pánico' puede ser una opción válida. Puede; dependerá de muchas cosas, especialmente de lo aficionado que seas a esta cosa tan curiosa del séptimo arte. Personalmente, no me sirvió para nada, ni siquiera para entrenerme, simplemente agoté un tiempo que podría haber utilizado para ver otra película (a priori) mejor. Pero es lo que tienen estas películas con tanta publicidad, que al final logran que "necesites" verla, porque si no, es como si tuvieras algo pendiente. Y a nadie le gusta esa sensación.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio