'Somebody Somewhere' es una joya a descubrir: la serie de HBO Max reconforta en su luminoso relato de crisis y aceptación
Críticas

'Somebody Somewhere' es una joya a descubrir: la serie de HBO Max reconforta en su luminoso relato de crisis y aceptación

De vez en cuando surgen series en las que te quedarías a vivir. Ya sea por tono, historia o personajes, uno al verlas se siente reconfortado y acogido. Y si, además, la serie es notablemente buena, mejor. Es el caso de ‘Somebody Somewhere’, la comedia de HBO Max.

Protagonizada y producida por la cómica Bridget Everett (‘Inside Amy Schumer’), nos encontramos con la historia de Sam, una mujer de 40 años que ha regresado a su ciudad natal por asuntos familiares e intenta navegar por la crisis de la mediana edad y reconectar con su entorno.

Es fácil relacionar 'Somebody Somewhere' con otras dramedias del mismo corte. Fácilmente en cuanto a temática podemos hablar de 'Puro Misisipi' ('One Mississippi') de Tig Notaro, la 'Baskets' de Zach Galifianiakis o incluso la 'Togetherness' de los hermanos Duplass (de hecho Jay aparece y dirige por aquí). Series modestas pero que dan en el clavo con lo que quieren contar en su relato de crecimiento personal de sus protagonistas.

Volver

El guion de Hannah Bos y Paul Thureen nos lleva por un sentido retrato de personas que, por el motivo que sea, se han colado entre las rendijas sociales y conforman una suerte de comunidad de marginados, por así decirlo. De gente que no ha logrado encajar en su entorno “primario” o que, simplemente, busca cambiar.

Algo que viene como consecuencia, en caso de nuestra protagonista, de un final (o cambio) de etapa ya no en lo profesional sino en la vida misma y no me refiero exclusivamente a la tragedia familiar. ‘Somebody Somewhere’ habla con mucha ternura y corazón sin buscar una sensibilidad o una emotividad forzada. Por poner un ejemplo, existe un duelo no saldado (o superado) pero la serie se preocupa más por el proceso de crisis existencial.

Puede que su protagonista se vea resignada a su vida actual, vapuleada por las frustraciones y mirando con cinismo los propósitos y sueños de los demás, pero ni serie ni personaje pierden de vista el tono positivo, luminoso, cómico y bastante honesto en sus intenciones, sin forzar giros previsibles.

Somebdy

Tampoco pierde la exploración de los lazos que se forman a partir de ciertas edades y la transformación de estos. Principalmente podemos hablar de la amistad que nace entre Sam y Joel (Jeff Hiller) y la relación entre Sam y su hermana Tricia (Mary Catherine Garrison), con la que le cuesta encontrar terrenos comunes. Ambos son puntos fuertes de la serie.

En definitiva, 'Somebody Somewhere' es una joya que merece ser descubierta. Sin duda, una de las mejores dramedias de lo que llevamos de año con un acertado guion y unos protagonistas bien delineados, complejos y fantásticamente interpretados.

Temas
Inicio