Compartir
Publicidad
'Baskets' apuesta por el humor trágico en su crónica de un payaso fracasado
Series de ficción

'Baskets' apuesta por el humor trágico en su crónica de un payaso fracasado

Publicidad
Publicidad

La comedia es complicada. El humor es algo tan personal que conectar con el tono de un relato cómico es esencial para entrar en su juego. El humor incómodo de Ricky Gervais, por ejemplo, no es plato para muchos, y conozco a más de uno que se ha visto forzado a abandonar ‘The Office’ o, ya fuera de Gervais, ‘The Comeback’ por no soportar lo incómodo de sus situaciones. La vergüenza ajena es difícil, pero cuando además entra en juego el factor patetismo, el «reírse de», la cosa se complica aún más.

Y esto es lo que ocurre con ‘Baskets’, la nueva ¿comedia? ¿dramedia? De FX protagonizada y producida por Zach Galifianakis. Louis C.K. también está tras la producción y Jonathan Krisel (‘Portlandia’, ‘Man Seeking Woman’) es el showrunner. Explicar ‘Baskets’ es complicado porque gran parte de su personalidad recae en su tono y en la relación que tiene el relato con el personaje protagonista.

Galifianakis interpreta a Chip Baskets, un payaso profesional que no acabó demasiado bien sus estudios en una prestigiosa universidad de payasos de París y trabaja en un rodeo en Bakersfield, California. Louie Anderson interpreta a una peculiar madre que no oculta su orgullo hacia Dale, el hermano gemelo de Chip, mientras insiste a éste que reconduzca su carrera. Martha Kelly interpreta al otro personaje protagonista, una agente de seguros que acaba convirtiéndose en una especie de amiga para Chip.

Lo que hace tan especial a esta serie es aquello que decía sobre la relación que tiene el relato con Chip Baskets. Es un tipo deprimente y patético, y su actitud generalmente egoísta y maleducada no ayuda a sentir compasión por él. La serie nunca la siente, y nos muestra sus humillaciones con frecuencia. Como espectador, es fácil sentirse mal asomándose a un personaje a quien la vida y el relato le tratan de esa manera.

La comedia trágica

Baskets Thumb

No es lo mismo reírse con un personaje que reírse de él, y ‘Baskets’ lleva este tipo de humor hasta un extremo que puede ser difícil de digerir. Al fin y al cabo la historia es en esencia dramática y todo lo que ocurre es considerablemente trágico, pero constantemente se percibe esa intención del relato de darle el giro cómico.

Considerando esto, se antoja (aún más) esencial para el conjunto el trabajo de los actores, y hay que decir que el fantástico reparto consigue con sus interpretaciones inyectar corazón y cierta ternura a estas personas tan poquísimo encantadoras y empáticas. Sentir conexión refuerza el sentimiento de culpa a la hora de verles sufrir desgracias pero también ayuda a entender mejor sus rarezas y seguir viendo sus devenires de la vida.

Y, quién sabe, a lo mejor sólo es cuestión de unos capítulos más para que acabemos deseando que las cosas le vayan bien a Chip.

En cualquier caso, ‘Baskets’ es una comedia muy personal que sigue en esa línea trascendental de los trabajos de Louie C.K. Es el tipo de historia que no deja indiferente en ninguno de sus factores, desde el tono hasta los personajes pasando por el poso existencial que quiere dejar caer. De momento la estoy disfrutando, en el sentido que se pueden disfrutar relatos como el de ‘The Leftovers’ o ‘American Crime’ (salvando las distancias en la comparación), pero sin duda es un título difícil de recomendar.

En ¡Vaya Tele! | ‘American Crime’ se confirma como uno de los dramas más excepcionales y estimulantes en televisión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio