'The Nanny Diaries': típicos tópicos que funcionan

'The Nanny Diaries': típicos tópicos que funcionan
11 comentarios
HOY SE HABLA DE

Este fin de semana tenía una cita imprescindible con Scarlett Johansson en The Nanny Diaries (Diario de una niñera), totalmente predispuesta a disfrutar de su presencia y teniendo en cuenta que iba a ver una película entretenida, pero no para tirar cohetes.

Aunque a estas alturas encontrar un film que consiga hacer pasar un buen rato no es algo muy habitual, y este lo consigue con creces, juntando varios personajes estereotipados, situaciones típicas vistas una y mil veces, algún que otro detalle visual curioso y unas cuantas escenas francamente divertidas.

Una buena demostración de que hasta las fórmulas más manidas funcionan, cuando se saben entrelazar todos los ingredientes.

Así que nos encontramos con el niño rico que se porta como un demonio por falta de cariño, el padre ausente, la madre histérica, la niñera encantadora, el vecino forrado y guapo pero humilde, la amiga buena, su compañero de piso gay, y otra madre luchadora (la de la niñera) para darle el contrapunto a la madre pija, y de paso avergonzar a su hija que no está aprovechando todo lo que se esforzó para que ella estudiara.

A esto se le añaden, algunas referencias a Mary Poppins, un niño que no resulte repelente (más bien lo contrario), una actriz como Laura Linney que consigue con la mirada llenar de matices su papel de mala, un Paul Giamatti perverso, unas gotas de humor algo gamberro, que provoque la carcajada y una protagonista como Scarlett Johansson, que hipnotice por completo a los espectadores

¿Resultado? Desde luego no se consigue un film glorioso, pero la diversión está garantizada. Incluso a pesar de su final 100% edulcorado.

¡Olvidar lo que sabéis de la vida por una tarde! Comprar un cubo gigante de palomitas (mejor si son de colores) y a disfrutar de The Nanny Diaries.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio