Publicidad

'Untouchable (Intocable)': el escándalo Weinstein analizado en un documental convencional pero perturbador
Críticas

'Untouchable (Intocable)': el escándalo Weinstein analizado en un documental convencional pero perturbador

Publicidad

Publicidad

Es tan sencillo como sentar a unas cuantas víctimas de los supuestos abusos de Harvey Weinstein a contar su experiencia. No todas las agresiones son íntimas, aunque como es natural, son las que reciben más atención. Pero también se narran experiencias en entornos laborales y en otros aspectos en los que Weinstein hacía un uso monstruoso de su desmesurado poder en la industria del cine. No hace falta mucho más para construir un documental desgarrador y que se sabe y define como incompleto, ya que los juicios serán en junio, y Weinstein no ha reconocido los cargos.

'Untouchable' tiene una estructura en crescendo hacia el horror absoluto, y usa sus primeros compases para poner al espectador en situación y dejar bien claro cómo pudieron suceder los abusos más graves. Como revela el propio título del documental, Weinstein se creía intocable debido a la gran cantidad de poder acumulado en sus manos. Sin duda, si es encomiable la atención y empatía que Ursula MacFarlane dirige hacia las víctimas, también es notorio cómo describe la fulgurante carrera profesional del productor.

Es así cómo adquieren relevancia los testimonios de compañeros de trabajo, unos afectados directamente por los abusos y otros no, unos cómplices sin saberlo de los abusos cuando estos empezaron a producirse de forma casi sistemática y otros proclives a mirar a otro lado. Hay mujeres que cortaron de raíz una relación profesional muy cercana con Weinstein a la primera sospecha de lo que sucedía, y hay otros que hoy tienen que cargar en su conciencia con el peso de sentirse cómplices, por mucho que en su momento lo percibieran de otro modo. El documental se posiciona con claridad, pero no los juzga.

Ese es sin duda su gran valor. 'Untouchable' cuenta lo que quiere contar sin ambigüedades, sin caer en la trampa de la equidistancia, pero también empatizando con quienes se dejaron cegar por el arrollador éxito profesional que brindaba estar a bordo de Miramax. El documental parece tener claro que Weinstein es un monstruo, pero también que a su alrededor hay toda una gama de grises que conviene explorar y entender.

Y luego están las víctimas, claro. La segunda mitad del documental es la descripción de varias mujeres de su relación con Weinstein, dando su versión de los hechos. MacFarlane actúa con inteligencia al dar la misma categoría a las narraciones de estrellas como Rosanna Arquette o Paz de la Huerta y a las experiencias de compañeras de Weinstein o actrices que -en algún caso debido a represalias del productor- no vieron despegar su carrera profesional.

'Untouchable (Intocable)': Con las víctimas

El resultado es un documental elegante, sin estridencias ni sensacionalismo, pero bastante emotivo. MacFarlane tontea con el exceso cuando aguanta las desgarradoras declaraciones de algunas víctimas, que en algún caso, son literalmente incapaces de pronunciar palabra cuando describen los hechos. Pero nunca traspasa la línea de lo impúdico: la dignidad de las afectadas se protege pero el espectador sale, gracias a grabaciones de conversaciones e imágenes, con una idea muy clara del comportamiento del que se acusa a Weinstein.  

Untouchable1

Posiblemente el mayor problema de 'Untouchable (Intocable)', si se quiere ver así, es la discreción con la que maneja una situación tan terrible, y que hace que algunas de sus virtudes puedan disiparse entre líneas. Por ejemplo, una de las frases más terribles que la actriz Nannette Klatt cuenta que le dijo Weinstein cuando le rechazó en la habitación de un hotel, no son de una brutalidad frontal: "¿Acaso no sabes quién soy?". Sin embargo, 'Untouchable' refuerza el devastador poder de esa sentencia con un estudio de la personalidad del productor, para que nosotros, en efecto, sí sepamos quién es.

La inteligente narrativa del documental hace fácilmente comprensible cómo fue posible pasar de un secreto a voces en Hollywood a que Seth McFarlane hiciera chistes sobre el tema en los Oscar, y cómo ha cambiado la percepción de las mujeres de la industria en ese tiempo. Da crédito al trío de periodistas que investigaron y destaparon el caso y, en general, sienta las bases para que una impunidad de ese calibre no se repita. Puede que 'Intouchable' no sea revolucionario y que dentro de unos meses haya quedado caduco, pero justo ahora es el documental que hacía falta. 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir