Publicidad

'Nanette' y otros 13 espectáculos de comedia stand-up imprescindibles en Netflix
En digital

'Nanette' y otros 13 espectáculos de comedia stand-up imprescindibles en Netflix

Publicidad

Publicidad

Se dice que 'Nanette', de Hannah Gadsby, ha cambiado el panorama de la comedia stand-up. Centra su objetivo en un tipo de comediante muy específico, el que se ridiculiza a sí mismo para reírse de las cuestiones sociales que le afectan. Pero su alcance es mucho mayor: desnudando por completo su personalidad y su condición de mujer y lesbiana, Gadsby demuestra, por encima de cualquier otra cosa, y aunque este stand-up dinamite en cierto sentido las mecánicas del género, que el formato no tiene límites.

Gadsby ha recibido las inevitables críticas que la acusan de elaborar más una charla TED que un espectáculo de stand-up al uso. Por eso hemos seleccionado unos cuantos especiales de comedia, también disponibles en Netflix, que demuestran que el formato no es tan rígido como piensan los críticos de Gadsby. Tenemos clásicos y recién llegados, y gente que trata todo tipo de temas con todo tipo de humor. Esta es una selección de los 13 mejores especiales de comedia de Netflix.

Dave Chappelle: 'The Age of Spin'

Un auténtico clásico de la comedia, que tras desaparecer prácticamente durante una década, ha vuelto a los escenarios con cuatro especiales para Netflix. Se ha criticado que la acidez y causticidad de sus primeros tiempos, en los que los chistes raciales estaban a la orden del día, se han domesticado, pero lo cierto es que Chappelle no solo no ha perdido el ojo para poner sobre la mesa temas controvertidos, sino que los cuatro son una excelente muestra de un cómico con un dominio del ritmo absolutamente pulido. Especialmente brillante es 'The Age of Spin'.

Iliza: 'Elder Millenial'

Iliza Shlesinger trata temas no demasiado originales: la eterna guerra de los sexos, las diferencias entre hombres y mujeres, los rituales de cortejo, la rutina matrimonial. Pero su capacidad para la comedia física es lo que la hace original: el catálogo de voces, la gestualidad, el humor físico, a veces incluso lindando con la comedia muda. En ese campo es una absoluta maestra y hace que sus temas, cotidianos y no muy originales, adquieran un ritmo único y le den una personalidad completamente reconocible.

Jim Jefferies: 'Freedumb'

Este especial arremete contra los tópicos norteamericanos que llevan a los patriotas radicales de ese país a creerse, literalmente, las personas más especiales del planeta. A base de humor de brocha gorda, avalancha de palabrotas, algo de slapstick y no respetar absolutamente ninguna tradición, el australiano Jefferies pone en solfa las tradiciones del país con un humor que, como siempre que se hace bien, es fácilmente extrapolable a cualquier nación europea, y no miramos a nadie.

Anthony Jeselnik: 'Thoughts and Prayers'

El dueño y señor del stand-up de humor negro, con un estilo frío, desapasionado y brutal, como la mismísima muerte haciendo un espectáculo de comedia. Sus chistes no son solo de un impecable buen gusto al 11, sino que conllevan un discurso: el tramo final de 'Thoughts and Prayers' es un miniensayo sobre la utilidad del humor negro como catarsis y como arma arrojadiza. Controvertido y necesario.

Ken Kirkman: 'I'm Gonna Die Alone (And that's fine)'

Humor de lo cotidiano, casi de lo frívolo en su máxima expresión, pero desde una perspectiva militantemente femenina. Kirkman analiza su reciente divorcio, el no tener niños, las presiones sociales y muchas otras cuestiones del día a día de las mujeres, y lo hace con punchlines como apisonadoras, chistes brevísimos y brillantes y, para redondear la pieza, fragmentos propios de sitcom. El resto de sus especiales para Netflix también son estupendos, como la parte de 'Just Keep Livin'?' en la que habla de los piropos.

Marc Maron: 'Too Real'

Ahora famoso por su papel en 'GLOW', quizás uno de los más entrañables y contradictorios de la serie -Sam Sylvia, el director del programa-, Marc Maron demuestra en este estupendo especial que se siente cómodo con el papel del cómico que se autocastiga. Misántropo, arisco, sin concesiones, Maron se aprovecha de su peculiar físico y su cadencia de voz cansada y sarcástica para poner en solfa las convenciones sociales y, sobre todo, emocionales de la vida moderna.

Eddie Murphy: 'Delirious'

Visto hoy, un documento algo perturbador por lo incorrectísimo que resulta. De hecho Murphy, con toda la lógica del mundo, ha pedido perdón por la visión que respira este especial de 1983 sobre la homosexualidad, las mujeres o el sida, entre otros temas. Sin embargo, el arrollador espectáculo físico de Eddie Murphy es digno de verse, en efecto más un actor capaz de encarnar decenas de personajes simultáneamente sobre el escenario (a ver si crees que 'El profesor chiflado' inventó algo) e imitar y parodiar sin freno, en un discurso muy peculiar que solo busca la carcajada y la provocación. Un auténtico huracán, incómodo y arrollador.

Patton Oswalt: 'Annihilation'

Otro cómico de ccorte clásico cuyo principal atractivo no es ser demoledor, reflexivo, reivindicativo u oscurísimo, sino sencillamente muy gracioso. Patton Oswald es una excelente prueba de por qué la comedia clásica norteamericana es el patrón por el que se cortan todas las demás, aunque hable de cosas aparentemente tan manidas como los restaurantes de comida rápida o los bailes de graduación. Este especial, además, tiene un momento especialmente emocional cuando el humorista afronta la muerte de su mujer.

Richard Pryor: 'Live in Concert'

Richard Pryor Live In Concert

La selección de comedia de Netflix es estupenda, pero se echan en falta clasicazos de la talla de George Carlin, Bill Hicks y un larguísimo etcétera (y eso contando solo a estadounidenses, claro). Esas carencias se compensan un poco con este legendario especial de Richard Pryor que demuestra por qué tantas veces se le ha considerado el comediante de stand-up más importante de todos los tiempos. Fue la primera película centrada en una actuación de este tipo, fue tremendamente influyente y tiene todo lo que hizo grande a Pryor: espídico, salvaje, incorrecto y entrando una y otra vez en temas muy incómodos para la época.

Jerry Seinfeld: 'Jerry Before Seinfeld'

El icono absoluto de la comedia stand-up norteamericana, faro y guía de los cómicos actuales de corte más clásico, y también un multimillonario que se puede permitir desaparecer del mapa durante años, volver con un proyecto tan personal como 'Comedians in Cars Getting Coffee' (que Netflix está emitiendo también) y cobrar cien millones de dólares a Netflix por dos especiales, del que este es el primero. A medio camino entre el documental hagiográfico y una actuación al uso, es perfecto para entender por qué Seinfeld es Seinfeld, aunque cualquiera de las actuaciones de su sitcom sean preferibles.

Sarah Silverman: 'A Speck of Dust'

Si te han dicho que Sarah Silverman es una comediante brutal, que no se corta un pelo a la hora de abordar los temas más controvertidos, quizás 'A Speck of Dust' no te parezca para tanto. Es cierto que es menos cáustico que otros shows de esta excepcional cómica, pero que eso no te engañe: ha sustituido su estilo expansivo y demoledor por otro más sutil pero que igualmente no deja títere sin cabeza. Humor negro, confesiones tan terribles que no sabes si creerte del todo y el inconformismmo marca de la casa... pero en un envoltorio aún más digerible, y por ello, quizás más peligroso.

Reggie Watts: 'Spatial'

Forzando los límites de lo que es o debe ser un especial de stand-up, la increíble versatilidad de Watts le perite introducir canciones, coreografías, humor físico, partes de sitcom y cierta escenografía compleja en el escenario, lo que lleva el show mucho más allá del tópico del humorista solo ante el micrófono. Pero además, su humor brillante y altamente referencial es único, entre los guiños a la cultura nerd y el estilo del típico colega enternamente emporrado. Una bomba a descubrir.

Ali Wong: 'Baby Cobra'

Un brutalísimo especial de comedia sobre la maternidad, el embarazo y todo lo que implica desde la perspectiva de la mujer. Que, por insólito que resulte, rara vez se nos presenta con tanta crudeza u claridad como aquí. Ali Wong no hace un stand-up para todos los gustos, pero demuestra que las mujeres están tan capacitadas como los hombres para hacer comedia salvaje y maleducada. Después de ver este especial, llegarás a pensar que biológicamente están incluso más preparadas.

Y hay más, mucho más que nos dejamos en el tintero: Aziz Ansari ('Buried Alive'), Michael Che ('Matters'), Tig Notaro ('Happy To Be There'), Fred Armisen (‘Standup for Drummers’), Chris Rock (‘Tamborine’), Neal Brennan ('3 Mics')... una auténtica avalancha de humor y puntos de vista que te harán replantearte cómo funciona el humor si toda tu experiencia se ciñe al Club de la Comedia. Si conoces otros ejemplos de cómicos en la plataforma que se nos hayan pasado, compártelo en los comentarios: ya sabes que con este material es fácil que auténticas joyitas pasen desapecibidas.

En Espinof | Las 27 mejores películas de deportes de la historia

En Espinof | Las 22 mejores películas biográficas de la historia del cine

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir