Compartir
Publicidad

No hay más Ley de la Calle que la de Coppola

No hay más Ley de la Calle que la de Coppola
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, no voy a hablar de una de las obras maestras de Francis Ford Coppola, eso ya lo haré en otra ocasión. Este mes se edita en dvd una película cuyo título original es 'Dirty', y que al famoso traductor de títulos de nuestro país no se le ha ocurrido otra cosa que titularla 'La Ley de la Calle'. Total, que más da, como en el póster sale Cuba Gooding Jr. bien clarito, pues no habrá lugar para la confusión. De todos modos es curioso que dos films titulados respectivamente 'Rumble Fish' y 'Dirty', tengan el mismo título en nuestro país.

'Dirty', o 'La Ley de la Calle' si vais al videoclub, narra la odisea de dos policías que patrullan juntos, y que tienen un pequeño defecto: son policías corruptos. Siempre metidos en algún que otro lío y metidos en negocios de drogas. Uno de ellos será investigado por Asuntos Internos, ya que en una "operación policial" mató a un inocente que no iba armado. Mientras esto courre, ellos reciben la orden de su superior de hacer cierto trabajito con 13 kilos de cocaína.

Tan original historia está servida de una forma realmente desesperante. Para empezar hay ciertas incongruencias argumentales, que se suceden una tras otra sin parar. El guión es alucinante de lo absurdo que resulta. Y la puesta en escena de su director, Chris Fisher, es bastante mareante, insertando primerísimos planos de los personajes, entrecortados y que no duran más de medio segundo, pretendiendo dar dinamismo a la historia, cosa que evidentemente no sucede. Hay directores que todavía no han aprendido que el montaje acelerado no significa imprimir ritmo a una película. Mientras uno ve la película, tiene la sensación de estar asistiendo a una mezcla de 'Crash' con 'Training Day' más alguna otra que ahora no recuerdo. Que quede claro que no le llega a la suela de los zapatos a esas dos películas, y eso que la de Antoine Fuqua no es ninguna maravilla, pero por lo menos es entretenida y tiene un par de buenas interpretaciones. Esa similitud con ambos films, y porque realmente la película es desastrosa, podría ser una de las razones por las que 'Dirty' no se ha estrenado en salas comerciales en nuestro país.

En su reparto nos encontramos algunas caras conocidas. Cuba Gooding Jr. intentado ser Denzel Washington, y poniendo caras todo el rato, amén de resultar insoportable, interpreta a uno de los policías protagonistas, siempre violento y metiéndose con todo el mundo. Clifton Collins Jr., recientemente visto en 'Capote', interpreta a su compañero, y es realmente el protagonista del film. Su personaje es el más maltratado por el guión, ya que es objeto de alguna que otra trampa argumental que clama al cielo. También tiene connotaciones fantásticas, que no sé a qué vienen. Cole Hauser y Keith David interpretan a dos jefazos buenos pero malos, ese tipo de personajes que ya han interpretado millones de veces. Ni que decir tiene que todos los actores están francamente mal.

Un bodrio enorme, del que llama la atención el saber que en los USA se haya estrenado en los cines. Pero ¿alguien la habrá visto por allá? Supongo que sí, pero ¿a qué tipo de público le puede interesar este film, donde sólo hay delincuentes, y no hay ni una sola persona normal a lo largo de todo el film?

Lo dicho: 'La Ley de la Calle' no hay más que una.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio