Compartir
Publicidad

Los besos de Supermodelo

6 Comentarios
Publicidad

Supermodelo siempre ha jugado con el morbo, lo mismo este año que el anterior: las lágrimas de los castings, las peleas entre las "supermodelos", las lágrimas dentro del programa, las peleas con los "profesores", las lágrimas en el plató... parece que la mera rutina de aprendizaje de una profesión no es suficiente para darle interés al programa y hay que recurrir a este tipo de contenidos para darle un poco más de vidilla.

Y poner a las chicas en situaciones comprometidas parece que da juego. El año pasado recuerdo una sesión de fotografía y body-painting (con las chicas posando con el cuerpo desnudo pintado) que puso en apuros a más de una (y que, con los gritos de los profesores de "esto es arte, si no lo haces es que no vales para esto" adquiría tintes dramáticos).

Ayer veía una sesión de fotos vestidas de mantilla en un tentadero con una vaquilla suelta ("yo con un toro no me meto ahí", decía alguna). Y este video muestra otro de esos momentos diseñados para generar morbillo: hay que realizar una escena de beso apasionado con un joven apuesto. ¿Y cómo reaccionan las chicas? Pues como lo que son en su mayoría... una panda de adolescentes ("hala, tía, le has metido un morreo" "¡lo necesitabaaaa!!!"). Para colmo, las dos profesoras haciendo una demostración práctica de lo que es "un beso apasionado".

Desconozco si el proceso de formación de una modelo requiere de este tipo de situaciones "límite". No sé si en las escuelas de modelos de verdad (las que no tienen cámaras y, por lo tanto, no tienen que pelear por la audiencia) proponen este tipo de ejercicios. Lo que está claro es que en Supermodelo no solo lo hacen, sino que lo explotan a base de bien.

Y para mi gusto, abusan del recurso.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio