Compartir
Publicidad
Publicidad

'The Valleys', los nuevos "shores"

'The Valleys', los nuevos "shores"
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Está claro (o eso se supone) que cuando una cadena pone en marcha un programa, es porque confía en sus posibilidades. Seguro que MTV creía que 'Jersey Shore' podía convertirse en un reality bastante seguido pero, ni de lejos, podía imaginar la repercusión social y mundial que este espacio ha llegado a alcanzar. Juntar a unos cuantos chicos, con el lema "gimnasio, rayos y lavandería" por bandera podía llegar a cierto sector del público pero, lo cierto, es que encandiló a gran parte de la audiencia, sí, incluso a los que, en un principio, podían estar en contra de este programa y, durante seis años, llenó su parrilla con aventuras eróticas, alcohólicas y discotequeras.

El éxito que supuso 'Jersey Shore' provocó que el ejemplo cundiera y que decenas de programas del estilo saltaran a la palestra, tratando de demostrar que sus chicos podían ser tan juerguistas como los de Staten Island. Nacieron los "Geordies" y los "Gandía", pero los originales eran los originales. Y, tras seis temporadas, los chicos habían dado todo de sí mismos y, tras su exitosa carrera en televisión (se habla de que en la última temporada, cada uno de los protagonistas cobraba un millón de dólares por programa) era hora de retirarse... y buscarles un sustituto.

Después de las tropecientas reemisiones de 'Jersey Shore' (como se estilan ahora, sin orden ni concierto, en cualquier momento y en una anarquía televisiva que cunde en muchos canales de la TDT), MTV ha lanzado hace un par de semanas su nuevo reality de adolescentes extremos, que, en este caso se llama 'The Valleys'. Su horario original es el domingo a las 22:00, el reservado para ciertos productos estrellas, y está protagonizado por unos chicos que conviven bajo los mismos condicionantes que los "shores".

Este programa británico nos trae a nueve chicos galeses, para ser más concretos, de la idílica y tranquila región conocida como The Valleys, y les da la oportunidad de cumplir su "sueño", viviendo en Cardiff y trabajando como modelos, estilistas o raperos. Por supuesto, la gracia del asunto radica en colocar a todas esas hormonas ambulantes apiñadas en una misma casa y dejar que los instintos hagan de las suyas.

Aunque parezca mentira, no todo vale

the valleys

Sería interesante, a la hora de hablar de estos programas, que tratáramos de librarnos de las etiquetas simplistas e intentáramos analizar porqué tienen éxito. Muy al contrario de lo que pueden pensar algunos, sobre todo, los que hablan de oídas y, que, realmente, nunca se han sentado a ver estos programas, no vale cualquier cosa, no todo triunfa y la fórmula no radica en mostrar lo más escandaloso en una ecuación que, de ser cierta, se aplicaría en televisión sin más ni más, como una fábrica de churros gemelos.

Tanto en 'The Valleys' como en 'Jersey Shore' hay mucho exhibicionismo, mucho alcohol, mucho desfase, pero también, un fabuloso cásting que trata de traernos a personas con algo más que fachada. Los kilos de silicona no garantizan el éxito y los chicos que protagonizan este espacio son divertidos, son alegres y son majetes, chicos que se hacen amigos y comparten sueños y frustraciones.

Uno se sienta a ver 'The Valleys' para reírse, para, incluso, comprobar que hay gente que camina por el mundo con una cabeza hueca sobre los hombros, pero, si se le da una pequeña oportunidad, se descubre a chicos normales, con las mismas inseguridades y anhelos que muchos a su edad, y eso también tiene su gracia, e incluso, alguna que otra vez, enternece.

En ¡Vaya Tele! | 'Jersey Shore' y los taxis nunca volverán a estar aquí

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos