Compartir
Publicidad

'El Aura', renovando el thriller

'El Aura', renovando el thriller
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bueno, parece que han dejado para la última parte del año la traca final de buenos estrenos, porque ya me estaba pareciendo a mí el 2005 uno de los peores que yo recuerde en cuanto a la calidad de las películas se refiere. Aún así, mucho tienen que mejorar las cosas para considerar a éste como un año decente. Ahora nos llega la nueva película de Fabián Bielinsky, autor de la exitosa 'Nueve Reinas', y vuelve a moverse dentro del terreno del thriller, que tan buenos resultados le dió en su obra anterior, con resultados incluso superiores.

El film cuenta la historia de un hombre que sufre de epilepsia y con problemas de pareja que, para desconectar de todo, decide irse con un amigo de cacería durante dos o tres días. Por azar, y a causa de drásticos acontecimientos, se verá envuelto en medio de un plan tramado por delincuentes.

Para el papel de dicho hombre, Bielinsky vuelve a contar con Ricardo Darín, que ciertamente está estupendo, pero que nadie se espere verle en el típico papel que él suele interpretar; aquí ha hecho un cambio de registro, y la verdad es que ya era hora porque estaba empezando a encasillarse. Darín consigue transmitir la angustia de un hombre cansado de todo, y que para colmo, sabe perfectamente cuando va a tener un ataque de epilepsia, pero no puede hacer nada para evitarlo. Siempre con la mirada perdida, como ajeno a la vida y a los acontecimientos que le rodean, con una gran capacidad para fijarse en todo, hasta el más mínimo detalle, y siendo consciente de que tarde o temprano, tendrá que ser parte activa de esos acontecimientos.

Y es aquí donde reside el gran defecto de la película, lo que le impide ser perfecta, y es que se centra demasiado en el personaje principal, descuidando otros que pululan a su alrededor, como el del amigo al que acompaña de caza, mera excusa para situar al protagonista en el lugar donde sucede la acción, o el único papel femenino con relevancia, que es bastante interesante pero está totalmente desaprovechado.

Por lo demás, la película es una gozada, el director renueva el género del thriller de dos formas; una, con una historia imprevisiblemente original y llena de aciertos, con dos o tres giros de guión que cogen al espectador por sorpresa, y lo enganchan de manera muy convincente haciendo que en todo momento se interese por lo que está pasando, y no adivine cómo van a terminar las cosas. Y dos, la estupenda realización de Bielinsky, llena de fuerza, permitiéndose el lujo de jugar con el montaje, extraordinario y merecedor de una nominación a los Oscars; y la planificación, también excelente, con un gran gusto por el detalle y donde todo tiene un sentido.

Así pues, una película muy buena, y que a Bielnisky le estropearán los americanos cuando la vean y les entren ganas de hacer el remake, como hicieron con la bochornosa 'Criminal'. Y si no, al tiempo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos