Cannes 2021: Audiard retrata en 'Les Olympiades' el nuevo París en blanco y negro, 'The Story of my Wife' es un cautivador drama romántico de Enyedi
Cannes

Cannes 2021: Audiard retrata en 'Les Olympiades' el nuevo París en blanco y negro, 'The Story of my Wife' es un cautivador drama romántico de Enyedi

Os hablamos ahora de dos de las películas que parece que han pasado injustamente desapercibidas en su desfile por la Croisette, por ser de esas obras poco ruidosas, pero que contribuyen de nuevo a subir el listón de una Sección Oficial más que digna. Dos de los trabajos más redondos proyectados en la recta final de Cannes y en medio de una avalancha de estrenos imperdibles, que no desmerecen en absoluto al lado de sus compañeras de competición.

Nos referimos al gran drama de época 'The Story of my Wife' de Ildikó Enyedi ('On Body and Soul', Oso de Oro en la Berlinale de 2017) y a lo nuevo del cineasta francés Jacques Audiard, 'Les Olympiades' o en su título internacional 'Paris, 13th District', que nos lleva ahora de paseo por el París de nuestro tiempo.

'Les Olympiades' ('Paris, 13th District')

Poco se está hablando de otro de los peliculones de Cannes, aunque no sea carne de palma. De la autoría de Jacques Audiard, que lo mismo te firma un western en inglés que una oda en blanco y negro al París actual, el francés compite ahora con otro estupendo film que no desmerece en absoluto ninguno de los títulos más sonados de esta edición.

En el mismo blanco y negro que se retrató el explosivo París de los 60, revisita ahora Audiard la juventud de nuestro tiempo en una metrópoli totalmente diferente e irreconocible, igualmente bella. Sobre un guión absolutamente redondo coescrito, entre otros, con la magnífica Céline Sciamma, Audiard reinventa la mirada sobre la ciudad del amor, abrazando el cambio del relevo generacional y convirtiéndolo en una carta de amor a la nueva juventud francesa.

Protagonizada por Lucie Zhang, Makita Samba, Noémie Merlant y Jehnny Beth, formando un reparto coral verdaderamente carismático, el realizador francés pone cara a parte de la multiculturalidad que forma la sociedad parisina actual en una especie de historia de vidas cruzadas en el contexto de una ciudad moderna y sofisticada.

Partiendo de backgrounds diferentes, todos con sus historias de vida y sus pasados, que no necesariamente tenemos que ver para entenderlos, los personajes de Audiard se encuentran y reencuentran en la soledad de la individualidad de la gran ciudad, como parte de su propia búsqueda en el tiempo de la libertad de elección y la fugacidad.

Acompañada de una banda sonora muy potente y una fotografía que deja imágenes inolvidables, 'Les Olympiades' es una propuesta bien realizada y muy disfrutable, que se erige como muestra de una época y testigo de nuestro tiempo.

'The Story of my Wife'

La enésima interpretación de Léa Seydoux que, para nuestra confusión, prácticamente protagoniza la Sección Oficial de este año ('France', 'Tromperie', 'The French Dispatch'), en esta ocasión en un gran drama de época con tintes de tragedia de casi tres horas, que le brinda su mejor actuación. Hipnótica y cautivadora.

Basada en una novela homónima de 1942 del escritor húngaro Milán Füst, un capitán de barco (el holandés Gijs Naber) jura casarse con la primera chica que entre por la puerta (Seydoux), para su futuro tormento. El flechazo instantáneo se acaba convirtiendo en desesperación, celos y ansiedad, a partir del momento en que un joven burgués despreocupado y de buena familia (Louis Garrel) se cruza en sus vidas.

Dividida en siete capítulos y arrancando con un inicio muy potente que encandila por su puesta en escena, ‘The Story of my Wife’ se pierde a la deriva en sus capítulos centrales, quizá demasiado dramáticos y repetitivos, para remontar en su tramo final, dejando un conjunto equilibrado y muy pictórico, que entrega lo mejor de lo que cabe esperar de este tipo de relato.

Un gran drama afectado que, a competición por la Palma y salvando mucho las distancias, inevitablemente hace pensar en Jane Campion, la única mujer ganadora del gran premio de Cannes en 1993. Quizá una de las propuestas con menos riesgo de esta edición y al mismo tiempo una opción de consenso.

Temas
Inicio