Es una de las secuelas más infravaloradas de una de las mejores franquicias de terror actual: llega a HBO Max la última aventura de la 'Expediente X' religiosa
HBO

Es una de las secuelas más infravaloradas de una de las mejores franquicias de terror actual: llega a HBO Max la última aventura de la 'Expediente X' religiosa

No es raro encontrarse franquicias de terror que se extienden más allá de todos los límites concebibles, generando una mayor o menor irregularidad en el camino. Luego está el caso particular del Warrenverso, con varias franquicias dentro de ella, realizando escisiones que, seamos claros, no se aproximan ni de cerca a las entregas de la saga principal, la que realmente protagonizan Vera Farmiga y Patrick Wilson.

Condenado a la posesión

No ha necesitado siquiera de la firme y genial mano de James Wan para demostrar que estamos ante las mejores películas del terror actual. Cierto es que queda por debajo de las dos grandísimas primeras entregas, pero 'Expediente Warren: Obligado por el demonio' es una fabulosa secuela que sabe explotar las virtudes de la saga y confirmó a los Warren como los Mulder y Scully del catolicismo. Y, desde hoy, ya se puede ver en HBO Max.

La mención de 'Expediente X' suena caprichosa, pero realmente la dinámica que establecen (si bien más claramente romántica que la serie) bebe mucho de ella. Los Warren se mueven de un lugar a otro del país para resolver extraños fenómenos a los que acuden no sin cierto escepticismo (hacen falta charlatanes para reconocer  a uno, y los Warren reales lo eran) para luego toparse con amenazas serias que ponen en riesgo su firme sistema de creencias y a ellos mismos.

En esta tercera película la amenaza se encuentra en Arne Cheyne Johnson, que al igual que en la vida real asesinó a su casero y vecino y fue juzgado por homicidio en primer grado, alegando como defensa que el demonio le había poseído para cometer el brutal acto. Los Warren son su última esperanza para intentar demostrar esta frágil y hasta oportuna defensa. La película de Michael Chaves no decide juzgar lo endeble de su excusa, sino que trata de hacer una película de posesiones potente en torno a ello.

Chaves, como he dicho, no tiene la misma pericia y brillantez en puesta en escena de Wan, pero no por ello es manco. Hay momentos de susto y de atmósfera enloquecida donde la película muestra capacidad de impacto, de dejar imágenes retorcidas y oscuras con fuerza que muestran que no hay el mismo impulso que en los cientos de spin-offs. El cuidado de lo visual y su giro hacia el thriller de investigación le dan una consistencia por encima de la media.

Pero, de nuevo, la clave son los Warren. Farmiga y Wilson se han encargado de defender estos personajes durante más de una década, mostrando la fuerza emocional de su relación y cómo esta aporta el factor diferencial a estas películas. En lugar de introducirnos en las historias a través del drama que sufren los poseídos, lo hacen en gente dedicada en cuerpo y alma a entenderlos, al mismo tiempo que se entienden a ellos mismos. Ese toque especial sigue en 'Expediente Warren: Obligado por el demonio' y por eso es una película de terror notable.

Temas
Inicio