Compartir
Publicidad
Publicidad

Manuel Torreiglesias se queda en el paro

Manuel Torreiglesias se queda en el paro
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Mal pintan las cosas para Manuel Torreiglesias, al que RTVE ha rescindido el contrato por un incumplimiento que han detectado fruto de una auditoría realizada a su gestión al frente de ‘Saber vivir’ como director y responsable de los contenidos. Aunque en ningún sitio se explicita claramente y abundan términos jurídicos, se entiende que la decisión viene motivada por un incumplimiento en el tratamiento de la publicidad dentro del programa, que vulnera lo establecido en el contrato y que contradice las formas de proceder de la cadena.

Quizá el aspecto más grave es el que se da a entender cuando se dice que ha habido falta de transparencia en la gestión de Torreiglesias de la publicidad y se dejan caer los libros y revistas que ha publicado y el Club que ha fundado, insistiendo en que no se descartan tomar otras medidas legales para exigir daños y perjuicios. Un follón mayúsculo que de demostrarse dejaría la imagen de este periodista por los suelos porque, no nos olvidemos, Manuel Torreiglesias no es un profesional de la salud, aunque haya dirigido varios programas sobre ella.

El de hoy ha sido su último programa y aunque desde la cadena se muestran comprometidos con la continuidad del espacio, es difícil saber cómo reaccionará a este cambio la audiencia que le ha sido fiel durante los últimos doce años.

El pasado mes de marzo ‘Saber vivir’ cumplió los 2.500 programas en antena, todo un récord, y se ha convertido en un referente para un target muy específico, el de las personas mayores, que tenían en Torreiglesias poco menos que a un gurú. Con el fin de la etapa de Manuel Torreiglesias, más que terminar una era, se pone fin a una franquicia. Su Club de Gente Saludable tenía ya 183.000 socios y la revista “Muy saludable” es la revista de salud y bienestar más vendida en España con 1.400.000 lectores que, de golpe y porrazo, se quedan sin una imagen muy importante.

Muy serio tiene que ser lo que ha ocurrido para que la cadena haya decidido darle puerta de esta manera tan beligerante, sin aplicarle ni siquiera el socorrido E.R.E. (expediente de regulación de empleo), que habría permitido solucionar la cuestión sin tanto alboroto. Lo que está claro es que no les ha temblado el pulso y se han empleado a fondo en esta cuestión. En lo que a mí respecta, me alegro de que haya un alarmista menos en la parrilla.

Vía | El País
En ¡Vaya Tele! | ‘Hay que vivir’, ficción y realidad unidos en la superación de problemas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos