Publicidad

Las 14 mejores películas de conciertos para calmar el ansia de música en directo
Listas

Las 14 mejores películas de conciertos para calmar el ansia de música en directo

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Aprovechando que Filmin recuperó hace unos meses el indispensable 'Stop Makin Sense' de Jonathan Demme, que ha vuelto a ponerse de moda ahora que ya no podemos ir a conciertos ni a bailar a los bares, es un buen momento para recordar que algunos de los mejores conciertos de nuestra vida se celebraron en el mundo del cine.

One, two, three, action!

Ya sea en 35, 16, Super8 o en 3D, los conciertos han formado parte de la historia del cine. A veces, como en el primer ejemplo de esta lista, incluso es posible que exista alguien que nos esté leyendo y que haya participado de la grabación. En color o en blanco y negro, representando algún tipo de historia conceptual o simplemente una sucesión de hits tras otro, voy a recomendar una serie de películas de conciertos con los que animar la cuarentena.

Awesome; I Fuckin' Shot That!

Beastie Boys

Antes de que la tragedia deshiciera para siempre al trío maravillas de los Beastie Boys, el fallecido rapero, cantante, compositor, músico y activista MCA (Adam Yauch) también fue cineasta, fundó la compañía de distribución independiente Oscilloscope Laboratories y dirigió muchos de los videos de Beastie Boys bajo el apodo de Nathaniel Hörnblowér. El 9 de octubre de 2004, Yauch entregó 50 videocámaras a unos cuantos afortunados en un concierto con todo vendido en el Madison Square Garden con una única condición: mantenerlas encendidas y grabando durante todo el concierto. Genio y figura.

Ramones: It's Alive

El concierto que Ramones dio en el Rainbow Theatre de Londres el 31 de diciembre de 1977 se convirtió en 'It's Alive', el mítico disco doble lanzado en abril de 1979 y que es considerado uno de los mejores discos punk de todos los tiempos. Aprovechando que el canal oficial de la banda lo tiene subido, os lo dejamos aquí para vuestro disfrute.

Okonokos

Okonokos

'Okonokos' es un disco en directo y también una película que la banda estadounidense My Morning Jacket publicó la noche de Halloween de 2006. La banda grabó el directo en el mejor momento de su carrera, durante la gira de su descomunal disco Z, y se grabó durante dos noches en el Fillmore en San Francisco. Una estupenda elección para adentrarse en el mundo de una de las bandas más interesantes de los primeros dos mil.

Neil Young: Heart of Gold

Heart

Neil Young y Jonathan Demme han colaborado juntos en varias ocasiones, pero tal vez sea aquí, en el primero, donde más cómodos se han sentido ambos. Al menos la leyenda canadiense. 'Heart of Gold' está grabado tras un par de actuaciones en Nashville poco después de que el cantante se recuperase de un aneurisma cerebral. Demme, gran fan del artista, llena de cariño un trabajo creado a través de esas ondas de amor que el propio Young, muy poco dado a regalar ese tipo de vibración, envía a sus colaboradores y compañeros. Ideal para estos días chungos.


Under Great White Northern Lights

El tiempo pasa volando, y no falta mucho tiempo para que se cumplan 15 años sin The White Stripes. Este concierto documenta una de las últimas actuaciones del dúo mientras recorrían Canadá promocionando el que sería el último disco de su carrera, el Icky Thump de 2007. La última escena de la película tiene a Jack al piano y a su compañera Meg llorando sobre su hombro. Tal vez sabían que sus días juntos llegaban a su fin.

The Who: Live at the Isle of Wight Festival

The Who Wight

El 30 de agosto de 1970, The Who subió al escenario frente a 600.000 espectadores despreocupados de virus en el Festival de la Isla de Wight, en la costa sur de Inglaterra. Las tres horas de caótico y desenfrenado espectáculo fueron parcialmente capturadas para la posteridad por el cineasta Murray Lerner. La advertencia "parcialmente capturada" es la clave. The Who tocó durante tres horas, pero las imágenes del concierto abarcan menos de una hora y media de la actuación. Probablemente nunca se lo perdonaremos al montador. Una de las bandas más increíbles de la historia en una de sus mejores noches. Keith Moon, role model.

Shut Up and Play the Hits

Shut Up

La despedida de LCD Soundsystem quedó registrada para la posteridad en forma de un documental que sigue a James Murphy y compañía en los días previos, durante y después de su brutal despedida de cuatro horas. Los directores Will Lovelace y Dylan Southern proporcionan una experiencia colosal donde las imágenes fuera del escenario son casi tan potentes como las otras.

Heima

Podría haber elegido 'Inni' por aquello de alejarse más del tono documental de este hermoso, fascinante, 'Heima', "en casa" en el idioma natural de la banda islandesa. Este delicado trabajo se centra en la gira por Islandia que dio la banda durante el verano de 2006. Durante la gira, la banda alternó grandes conciertos al aire libre con otros a pequeña escala. El documental se vuelve un clásico con las imágenes de un concierto acústico tocado para familiares y amigos en Gamla Borg, una cafetería en la pequeña ciudad de Borg, el 22 de abril de 2007. Llorarás.

El último vals

Last Waltz

El mismísimo Martin Scorsese se encarga de "dirigir" en 'El último vals' alguna de las actuaciones más increíbles que puedes ver en una película. Tras más de quince años en la carretera, The Band decidió decir adiós. La grabación y montaje del concierto daría para una película de ficción, y algunos colegas de los que pasaron a despedirse de la banda son nombres como Muddy Waters, Eric Clapton, Joni Mitchell, Neil Young y muchos más. Todo bajo la atenta mirada de Martin Scorsese. Poca broma.

Stop Making Sense

Stop

Era lógico que ahora que no podemos movernos de casa, cada vez que nos acordemos de los conciertos de nuestra vida, salga uno que casi ninguno de nosotros vio "en directo". El monumental 'Stop Making Sense' es una brillante puesta en escena supervisada por Jonathan Demme sobre la gira de Talking Heads de 1984, momento álgido de su trayectoria. Jordan Cronenweth, director de fotografía de 'Blade Runner', hace lo propio aquí. La personalidad de la banda y del cineasta dieron como resultado uno de los mejores conciertos jamás filmados en celuloide.

Rattle and Hum

Rattle And Hum

Antes de convertirse en el grupo más brasas de la historia de la música, U2, mientras preparaba su auténtico periodo de reinado pop-rock, se marcó este estilizado concierto-documental filmado por Phil Joanou y dos directores de fotografía según colores y formatos. Una retahíla de hits ásperos y rabiosos de una banda que estaba a punto de cambiar de rumbo antes de agotarse. Luego ya se agotarían, pero aún quedaba bastante para eso.

The Song Remains the Same

Otro relato de rock duro con otro de los mejores bateristas de la historia de la música. John Bonham, el hombre por el que Paiste cambió la aleación de sus platos destinados al rock, es el epicentro de este terremoto sónico originalmente concebido un concierto registrado durante tres noches en el Madison Square Garden en 1973. Desafortunadamente, gran parte del material resultó inutilizable, y la banda tampoco estaba contenta con muchas de sus actuaciones. La solución: desechar la mayor parte de la película, despedir al director y reemplazarlo con Peter Clifton para reconfigurar por completo la producción. Pero claro, vaya temazos.

Roy Orbison and Friends: A Black and White Night

Roy Orbison

Este concierto fue un evento crucial durante el regreso de Roy Orbison a finales de los 80. Antes de su participación en esa constelación de astros que fue Travelling Wilburys (Orbison, George Harrison, Bob Dylan, Tom Petty y Jeff Lynne), el concierto puso de relieve los éxitos clásicos de Orbison con la ayuda de la TCB Band de Elvis Presley y unos invitados como Bruce Springsteen, Elvis Costello Bonnie Raitt, kd Lang, Tom Waits, Jackson Browne, J.D.Southher y Steven Soles. Es considerado como uno de los mejores espectáculos de rock de la historia. Cuando lo contemples te darás cuenta de que no has visto con este nivel.

Rust Never Sleeps

Rust

No podía resistirme a colar de nuevo a Neil Young en su concierto más radical y experimental, al menos en lo que respecta al concepto. Tras el éxito de 'Harvest' en 1972, Young, tuvo una carrera desigual, marcada por las problemas con su voz, con los músicos y con las drogas. A pesar de haber parido más de una obra maestra ('On the Beach', por ejemplo) en ese tiempo, no obtuvo el reconocimiento inmediato. Tras el lanzamiento el genial 'Comes a Time', Young volvió con Crazy Horse, con los que podría decirse que inventa el grunge en el tremendo 'Rust Never Sleeps'. La influencia de sus queridos Devo, con los que colaboraría más adelante en la experimental 'Human Highway', ya se intuía aquí. Hey, hey.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios