Publicidad

Los directivos de televisión y sus maneras empresariales

Los directivos de televisión y sus maneras empresariales
4 comentarios

Lo peor de muchos personajes que pululan por los medios de comunicación son sus maneras. Pero no me refiero sólo a presentadores ególatras, invitados que no conocen la educación o tertulianos que pierden la compostura a la primera de cambio, no. Incluso entre quienes dirigen el cotarro, los que tienen en sus manos el poder, se ha puesto de moda comportarse como mafiosos de tres al cuarto. Como personajes de una película de Brian de Palma. Suele pasar entre quienes se sienten ganadores o se ven acorralados. Un ejemplo del primer caso es Jaume Roures, que ve cada vez más cerca como Mediapro va a disponer de TDT de pago con la que sacar tajada (si puede) a los derechos del fútbol español. Se frota la manos, claro, y de paso arremete contra los perdedores, que en su día hicieron lo mismo que él. Bueno, y le manda recados al Gobierno, para que sepa que aquí tiene que haber barra libre y que de negarse a ciertas cosas nada:

P.- Fernández de la Vega ha dicho que no forma parte de la agenda la TDT de pago... R.- No dijo eso. Y, en cualquier caso, supongo que no pasaría nada si se modificara el Real Decreto de TDT igual que ha pedido y conseguido Sogecable dos veces con sus concesiones, primero para que su canal en abierto fuera de pago y, después, para que le autorizaran otro en abierto, Cuatro. ¿Si lo pide otro operador, qué puede decir el Gobierno, que es diferente a Sogecable?

Estas declaraciones las hizo al diario El Mundo en una entrevista muy jugosa porque demuestra la impunidad con la que gestionan sus negocios los magnates periodísticos españoles, miembros todos ellos de un negocio endogámico y cerrado. Sí, justo, como cualquier organización mafiosa, pero lega y ugando con el derecho a la información. Veamos otro ejemplo de comportamiento digno de El Padrino:

Ésta es una guerra estúpida que no beneficia a nadie. Pero creo que ellos (Prisa) cometieron el error de creer que nos iban a impresionar con todo su aparato y eso quiere decir que nos conocían poco. Como se ha demostrado, a nosotros nadie nos pasa por encima. Ha pasado un año y quien tiene una deuda por encima de los 5.000 millones no somos nosotros, los que están vendiendo las joyas de la abuela son ellos.

O sea, los unos se empeñan en difamar desde sus medios afines y los otros sacan pecho al estilo machito y les llaman pobres y fracasados a los primeros. ¿Qué será lo siguiente? ¿Enviar cabezas de caballo muerto a las camas de esos directivos contrarios, al más puro estilo Corleone? ¿O mensajes sicilianos envueltos en papel de periódico?

Roures no es el único que ha hablado últimamente. Así plantea Paolo Vasile el acuerdo entre Antena 3 y Youtube (ya sabéis que Telecinco denunció al portal de vídeos por piratería):

Antena 3 y nosotros hemos seguido caminos diferentes, por esto nosotros ganamos el triple. Es un error llegar a un acuerdo con un pirata, porque yo no llego a acuerdos con quien está fuera de la legalidad

Vamos, los tontos son ellos. Quitando lo discutible del concepto pirata aplicado a Youtube, sobre todo desde que Google se hizo cargo de él y tuvo que empezar a llegar acuerdos con las empresas, a mí lo que me apasiona es que Vasile no pierde ocasión para lanzar puyas a diestro y siniestro. ¿Hablamos de internet? Pues espera que te diga que mis rivales son un desastre económico.

Y para explicar por qué ellos no están haciendo sus deberes, un recado a todo el país: no estáis preparados. Que no, que la culpa no es suya por dilatar el proceso y no coger el toro por los cuernos. Apliquemos el ventilador:

No debería haber apagón digital en el año 2010. Otra cosa es que lo haya. El Gobierno también podría decir que fuese mañana. Pero el país no está preparado. Ahora es el momento de tomar medidas serias y no estéticas.

A veces, leer a quienes dirigen las cadenas es como asistir a una pelea de gallos o a una lucha por ver quién la tiene más larga. Si toda marca tiene una serie de principios e ideas que vienen marcadas desde arriba, leyendo a esta gente es muy fácil saber por qué a la televisión de España le resulta tan sencillo traspasar límites y olvidar la ética. Es sólo el reflejo de lo que hay por encima.

Vía | La nueva industria audiovisual En ¡Vaya Tele! | Roures anuncia el apocalipsis sin TDT de pago

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios