Siento que Marvel ha perdido el rumbo, pero esta cárcel del entretenimiento obligatorio es también su mayor acierto
Modelos de negocio

Siento que Marvel ha perdido el rumbo, pero esta cárcel del entretenimiento obligatorio es también su mayor acierto

Si hay algo que el Universo Cinematográfico Marvel  tiene en cantidades ingentes son historias por hacer. Algunas épicas, otras más de andar por casa, sagas infames y otras recordadas por cualquier lector de cómics que se precie. No hay manera alguna de que las películas y series de superhéroes se queden sin material que adaptar en las próximas dos décadas, como poco. Y, sin embargo, hasta el marvelita más confiado tiene un runrún en la cabeza: ¿Hacia dónde va la fase 4?

Una gran responsabilidad

La primera gran saga del UCM fue cautelosa (eran otros tiempos, al fin y al cabo) y se centró en la presentación de los héroes y la creación de los Vengadores: la batalla contra los Chitauri marcaría el resto de lo que estaba por llegar, y las fases 2 y 3 fueron dejando pequeñas pistas sobre el futuro. Tras la aparición de las Gemas del Infinito, Thanos anunciaba su llegada en 'Vengadores: la era de Ultrón'. Y, una vez acabada la fase 3 y, con ella, la Saga del Infinito, ¿ahora qué?

Como en los cómics, Marvel parece que está dejando que cada una de las diferentes áreas del UCM respire por sí sola. La creación de los Jóvenes Vengadores, la llegada del multiverso (y su potencial destrucción), Kang el Conquistador, 'Secret Wars'... Y, contra lo que pueda parecer, no es necesariamente algo malo, al menos a nivel creativo. En las páginas siempre han pasado muchas cosas al mismo tiempo que solo en ocasiones acababan confluyendo, y esto da tiempo a conocer a cada héroe por separado, algo que no ocurriría si todo fuera una preparación para el siguiente gran evento.

Kang

Pero arriesgarse con esta división hace que no pocos espectadores se sientan decepcionados al perder la sensación de evento, de gran saga que tiene un inicio y un final. No todo el mundo ve cada cosa que Marvel saca de forma religiosa, y eso lleva al miedo por perderse en la trama (como ya pasó en 'Doctor Strange en el multiverso de la locura' y 'Wandavision') o, directamente, al estrés por no encontrar un rumbo que las escenas post-créditos, que antes marcaban el camino a seguir, ahora lo diversifican cada vez en más direcciones. Si en la fase 3 Marvel era un camino recto en el que era fácil transitar, la fase 4 se ha convertido en uno mucho más arisco, repleto de desniveles y por el que, en ocasiones, hay que esforzarse para recorrerlo del todo.

"Todo esto lleva a Secret Wars"

Cada maestrillo tiene su librillo, y cada fan de Marvel su teoría inefable sobre lo que va a pasar. Claramente esto lleva al colapso de universos, como en 'Los Vengadores' de Hickman. Claramente esto lleva a 'Secret wars' donde habrá cameos de Robert Downey Jr y Chris Evans. Claramente esto lleva a una lucha por el espacio-tiempo contra Kang. Claramente esto... Quitémonos las caretas: nadie tiene claro lo que va a pasar, porque Marvel no está centrada en que tenga que pasar algo que lo una todo.

Puede que estén probando diferentes tramas para ver cuál le gusta más al público, o quizá todo vaya a confluir en un épico final, pero con la llegada de las series de televisión que hacen que no tengamos ni un solo mes sin una nueva producción Marvel, todo parece indicar que están tratando a su universo como a los cómics: series limitadas y pequeñas aventuras con algún que otro pequeño evento por el medio, sin que haya un destino claro en el tiempo. Si esta es la manera correcta de tratar al espectador o no, solo el tiempo lo dirá.

Ahora mismo, el UCM está, básicamente, experimentando no ya con las historias, sino con su propio funcionamiento interno: ¿Funcionan mejor los personajes nuevos en cine o en televisión? ¿Los crossovers atraen a la gente? ¿Puede el público seguir cuatro tramas maestras al mismo tiempo? Y lo cierto es que es la última parte la que está trayendo más problemas: 'Ant-man y la Avispa: Quantumania' traerá de vuelta a Kang en otra iteración del personaje diferente a la que vimos en 'Loki' y veremos si el público, metido de lleno en los líos multiversales, es capaz de cambiar el chip por completo.

Podría hacer esto todo el día

Valentina Allegra de Fontaine, el agente Cleary, Eros, Yelena Belova... El UCM, a medida que se aleja de sus personajes fundacionales, empieza a ser un laberinto de caras, tramas y detalles en los que hasta el espectador más fiel puede perderse. Y si se pierde el fan, ¿cómo no va a hacerlo el que disfruta de ello ocasionalmente? Cada vez más, esta saga castiga a quien no la sigue al día, convirtiéndose en ocasiones más en una obligación que en una diversión.

Puede que, en plena expansión, este juego de castigo y recompensa sea la única manera de atraer a un público que hizo el ademán de bajarse del carro tras 'Vengadores: Endgame' y al que se ha intentado traer al redil a través de eventos, crossovers, multiversos y la promesa de una futura trama que una todo pero que está tardando en llegar.

Iron Man

Sí, el UCM tardó en tener un villano principal, pero en parte fue porque el universo se creó de manera orgánica, sin un plan que aglutinara las diferentes fases de forma premeditada: se fue improvisando por el camino. Ahora que la improvisación brilla por su ausencia en la saga y todo está medido hasta el extremo, es extraño que falte un hilo principal que enganche al público más casual y que no quiera conocer cada una de las películas de la saga. Los hitos basados en crossovers multiversales no van a funcionar siempre sin que le veamos los hilos al titiritero.

Uno de los triunfos de Marvel se debió a que, a pesar de estar todo conectado, cada película podía entenderse por separado y la trama principal era sencilla de seguir. Un villano, seis gemas, es lo que hay. Pero, ¿y ahora? ¿Será Kang el nuevo gran enemigo, el camino hacia 'Secret wars', la interpolación de los universos...? Aunque actualmente no le está pasando factura, y es posible que este sea el camino a seguir (y, por tanto, dentro de dos años alguien cite este post como "el señor que se equivocó con Marvel" en Twitter), las impresiones lo son todo. Y si las historias del UCM parecen ocurrir sin más, sin que haya una meta a la que llegar, puede que al final lo que falte no sea solo una trama: puede que sean sus seguidores.

Temas
Inicio