Es una de las películas basadas en videojuegos más entretenidas de los últimos años pese a su bajón final: llega a Netflix una espectacular fantasía del director de 'Horizonte final'

Es una de las películas basadas en videojuegos más entretenidas de los últimos años pese a su bajón final: llega a Netflix una espectacular fantasía del director de 'Horizonte final'
15 comentarios

No son pocas las veces que el cine ha intentado convertir en películas videojuegos de éxito. Sí que son bastante numerosas las adaptaciones que merecen la pena, hasta el punto de que resulte mucho más sencillo enumerar unas cuantas malas que aquellas realmente buenas. En el caso de 'Monster Hunter', la cinta dirigida por Paul W. S. Anderson ('Horizonte final') que acaba de llegar a Netflix, creo que habría que hablar de una posición intermedia.

Para pasarlo bien si sabes lo que te espera

Estrenada a finales de 2020, 'Monster Hunter' fue un claro intento de repetir la jugada que tan bien le había salido a Anderson con la saga 'Resident Evil'. De nuevo una popular franquicia de Capcom con su esposa Milla Jovovich en el papel principal y un buen despliegue visual pese a contar con un presupuesto mucho más ajustado de lo habitual en este tipo de superproducciones. La jugada no le salió bien en lo económico -costó 60 millones y recaudó apenas 44-, por lo que la posible secuela de la que se habló antes de su estreno ha quedado descartada.

Tras un efectivo prólogo, 'Monster Hunter' no tarda en dejar claro que es una película continuista con el estilo de la saga 'Resident Evil' de Anderson. Mucha desvergüenza a la hora de mezclar toda clase de géneros y en la que su atrevimiento visual se algo malogrado por el trabajo de montaje. Directa y sin andarse por las ramas, es un pasatiempo más que digno siempre que logra no limitarse a ser un espectáculo aparatoso.

Ojo, la acción es importante siempre en la película, pero también sabe aprovechar el carisma de Jovovich y la extraña pareja en pantalla que forma con Tony Jaa. A eso añades una buena galería de monstruos y es muy difícil no dejarse de llevar. La pena es que Anderson se pasa de frenada en un último acto repleto de excesos que más que impresionar al espectador le lleva casi a desconectar de lo que hasta entonces había cumplido con lo que prometía. Una lástima, porque encima es justo antes cuando aparece por primera vez un atinado Ron Perlman.

Al final está claro que toda esa parte desluce una película que de por sí tampoco era una maravilla, pero si sabes a lo que te enfrentas y estás dispuesto a pasar eso por algo, lo más probable es que pases un buen rato con 'Monster Hunter'.

En Espinof:

Temas
Inicio