Compartir
Publicidad

'Brokeback Mountain', amor y western en Valladolid

'Brokeback Mountain', amor y western en Valladolid
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces es necesario, que directores no nacidos en tu país, se atrevan a contar una historia como la de Brokeback Mountain (En terreno vedado), historia de amor homosexual en el oeste, que un cineasta norteamericano no se atrevería a contar, e incluso lo hacen como un cineasta americano. No hay límites geográficos para la libertad de los creadores. Cine universal, cine desde el corazón. Como cuentan en El País:

Ang Lee dice estar "acostumbrado" a que le pregunten cómo un asiático puede abordar temas tan genuinamente americanos como las películas del Oeste, incluso de manera más fidedigna que algunos directores estadounidenses. "Yo elegí vivir en Estados Unidos porque quería hacer cine americano, que se me antoja muy atractivo comparado con el que se hace en otras latitudes, sobre todo por el control de la calidad de los guiones"

Desde luego Ang Lee, le ha echado valor al asunto. Pero en el fondo, su interés en hacer esta película, era un reto más allá del económico, él buscaba con esta película, "la posibilidad de ir contra algunas reglas y convencionalismos sociales". A todo eso hay que añadirle que Ang Lee se encontró con lo que todo el mundo opina como un regalo: un excelente guión.

En Valladolid se encuentran los primeros afortunados que han podido disfrutar de esta película. Y en principio sólo recibe halagos. De los comentarios que he leído sobre la misma, destaco esto que escribió Mirito Torreiro en las páginas de El País:

Con una contención infinita y un admirable cuidado para los detalles (no sobra nada en este filme que hace de la naturaleza la perfecta oposición de las desdichas de los hombres en sociedad), Lee pone el acento en los sentimientos sin perder nunca el respeto por sus personajes ni por sus espectadores: la lógica de los comportamientos de los protagonistas, hombres de su tiempo y su sociedad, no perturba en ningún momento la sensibilidad con que cuenta el drama de dos hombres. Y la lección que queda es maravillosa, dolorosamente en evidencia: si no se puede vivir libremente una determinada opción sexual, lo que espera a quién ama será con seguridad la desdicha.

Otra película en perspectiva a tener en cuenta. Y pensándolo bien, los estrenos apetecibles siguen sumando. ¿Alguien por Valladolid la ha visto y nos comenta?

Vía | Juan Freire Más información | Cinemérida: sesiones del festival de cine de Valladolid En Blogdecine | Trailer de Brokeback Mountain (En terreno vedado) En blogdecine | Y el León es para Ang Lee

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos