Publicidad

'El Mundo de Apu', el cierre de una trilogía

'El Mundo de Apu', el cierre de una trilogía
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Este pasado domingo en la 2 de tve se daba por finalizado el ciclo que se le dedicaba a Satyajit Ray, y concretamente a la que es su obra más conocida, La Trilogía Apu. Ahora a esperar con qué nos deleitarán el próximo fin de semana. Cuál será el miniciclo del que echen mano. Porque aunque menos da una piedra, ya que podrían no echar ninguna película de ningún director clásico, el caso es que este tipo de ciclos lo único que hacen es ponerte los dientes largos, deseando ver más películas de este u otro director. Yo, por mi parte, seguiré visitando esa excepcional página llamada divxclásico.com, donde ya me he encontrado más películas del Ray. En ese aspecto, las cadenas de televisión tendrían que esmerarse mucho más, ya que la gente busca en otros sitios lo que no se programa en la caja tonta.

Han pasado los años, y Apu vive en Calcuta, deseando tener éxito como escritor, talento que ha heredado de su padre. Un día, sin querer, tendrá que casarse con una bella mujer. Ahora tendrá que plantearse su futuro en serio, si quieren tener una vida mínimamente cómoda, asi que decidirá irse un tiempo en busca de una fortuna mejor.

Ray sigue demostrando una enorme pericia técnica a la hora de narrar, y a la hora de ciertas escenas dramáticas, en las cuales usa la cámara de forma prodigiosa. En ese aspecto, su enorme cuidado demuestra una gran sensibilidad. Se toma su tiempo para mostrarnos las cosas, y sobre todo paras plasmar en imáqenes los sentimientos de los protagonistas, algo que pocos directores saben hacer. Sin embargo, en esta tercera parte de la trilogía, se acentúan los defectos que empezaban a asomar en la anterior película. Es demasiado reiterativa, las fórmulas se repiten demasiado. La desgracia es el denominador común de las tres, y eso termina cansando al espectador. ¿No podrían haberse inventado otra cosa?¿tiene que ocurrir siempre lo mismo? porque mirando las películas, uno llega a la conclusión de que Apu es el tío más desgraciado del Universo.

En ese aspecto, creo que la película se estanca, no avanzando en su progresión dramática, aunque sí se recrea en ella. La parte final del film es buena demostración de ello. Entendemos perfetamente lo que le pasa al personaje principal, pero se cargan demasiado las tintas, y terminamos por desesperarnos un poco. Aunque queda compensado con una extraordinaria secuencia final, llena de emoción.

Las interpretaciones están a un buen nivel, sobre todo las de sus dos protagonistas principales, Soumitra Chatterjee, quien interpreta a Apu, y lo hace estupendamente; y Sharmila Tagore, quien interpreta a su mujer, la cual le cambiará su vida por completo (como ocurre siempre, y no sólo en el cine).

Una vez más, Ravi Shankar nos lo musica todo, pero se echa de menos la perfecta utilización de la banda sonora que tenía el primer título de la trilogía. Un trilogía para disfrutar con todos los sentidos, y que aunque va decreciendo en interés, tiene su lugar en la Historia del Cine. ¿Qué hubiera pasado si Ray hubiera hecho una sola película y no la hubiera repartido en tres? Ay, lo mismo nos preguntamos del señor Peter Jackson, que no es el único que ha hecho ese tipo de cosas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios