Compartir
Publicidad

'Sympathy for Mr. Vengeance', el inicio de "la trilogía de la venganza"

'Sympathy for Mr. Vengeance', el inicio de "la trilogía de la venganza"
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Chan-wook Park es conocido en nuestro país por haber dirigido 'Oldboy', película de culto que forma parte de una trilogía denominada "de la venganza", de la cual 'Sympathy for Mr. Vengeance' es el primer título y 'Sympathy for Lady Vengeance' es el tercero, y que todavía espera estreno entre nuestras salas. En cuanto a la primera, la teneis editada en dvd, porque claro, pertenece a ese grupo de películas de cine asiático, que vete tú a saber porqué razón no se estrenan en nuestros cines. Sus películas han sido un enorme éxito en Corea, su país de origen, cosa que aquí no parezca que se vaya a repetir, ya que no se distribuyen como debiera ser, supongo que porque los cultos distribuidores no confían en las posibilidades comerciales de este tipo de películas.

La película narra la historia de dos hermanos (chico y chica) y una tercera mujer, que harán todo lo posible por conseguir dinero para un transplante de riñón, incluso raptar a la hija pequeña de un importante hombre de negocios. Tal hecho desembocará en una serie de aconteciminetos a cada cual más dramático y violento.

El film es un estudio sobre la venganza que a ratos interesa y a ratos no, sobre todo el principio. Un principio enormemente lento y alargado, donde ocupan demasiado tiempo en presentar a los personajes, los cuales tampoco son demasiado complejos como para perder tantos minutos en su presentación. Tal vez, el de un chico que es sordomudo requiere de más tratamiento, ya que es el más rico en matices, y sobre el que recae parte del peso de la película. A parte de eso, ésta se detiene en cosas que no vienen a cuento, como escenas en las que los personajes se quedan pensando dubitativos, o mirándose los unos a los otros. Escenas que tal vez quieran decir algo. Personalmente pienso que no quieren decir nada, y no lo achaco a la forma de narrar oriental, totalmente desconocida para nosotros. Sí es cierto que en su segunda mitad, el film dura poco más de dos horas, la cosa se anima, y nos sumergimos en una espiral de violencia, promovida por los deseos de venganza de todo el mundo, retratada en cierto modo de forma muy interesante, y sin cortarse ni lo más mínimo en escenas fuertes, algunas de las cuales están justificadas, y otras no me lo parecen tanto.

De lo que no cabe duda es de que Chan-wook Park rueda bien esas escenas, les imprime personalidad, aunque las mezcla con otras que no están tan bien, por lo que se produce un desequilibrio que termina perjudicando al film. Por no hablar de los cambios de punto de vista. Primero recae en un personaje, un chico sordomudo, y luego cambia radicalmente a otro personaje, el padre de la niña raptada. Quizá está hecho para que entendamos las dos formas de actuar y de pensar, o para que simpaticemos con ambos personajes, pero a pesar de su interés, creo que ese cambio de punto de vista es bastante desconcertante, a parte de que diferencia bien las dos partes del film, y una no interesa demasiado y la otra sí.

Los actores están todos correctos, mereciendo especial mención Kang-ho Song y Ha-kyun Shin, componiendo dos personajes a los que el destino, o el azar, los llena de mala suerte, y se ven devorados por cosas que no pueden controlar, aunque lo intenten.

Floja película, que a pesar de su incuestionable interés, a mí no termina de convencerme, ya que creo que en mucho menos tiempo del empleado se hubiera contado lo mismo, y quizá mejor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio