'Pesadilla en el paraíso' monta un quinteto amoroso en su séptima gala con parejas rotas saliendo de plató, cuatro nuevos concursantes y drama continuo
Reality Show

'Pesadilla en el paraíso' monta un quinteto amoroso en su séptima gala con parejas rotas saliendo de plató, cuatro nuevos concursantes y drama continuo

'Pesadilla en el paraíso' ha visto que no puede sacar ya más rédito a Omar y su trío amoroso y se ha puesto con otro trío amoroso convirtiéndolo en quinteto: el de Pablo, Steisy, Dani G y sus respectivos exes. Las cosas se han puesto tan tensas que Pablo Pica ha salido de plató dispuesto a dejar a su novia... después de que ella pidiera permiso para acostarse con su compañero. Vamos a ver lo que ha dado de sí la granja, porque viene calentita. Nunca mejor dicho.

Un, dos, tres, cuatro, somos cuatro

Cuatro nuevos granjeros han entrado en 'Pesadilla en el paraíso' con la intención de alargar artificialmente el programa. Los aprendices estarán a disposición de la audiencia en el futuro y, como ya imaginaréis (seguramente), Telecinco no ha perdido la oportunidad de malmeter. La primera en meterse en la granja ha sido Beatriz Retamal, ganadora de 'Gran Hermano 17', concursante de 'Supervivientes 2020' y ex de Dani G. Vaya currículum, la verdad.

Beatriz y Dani han tenido más que palabras (y no han sido bonitas) cuando se han reencontrado: ella le ha echado en cara que en julio se vieron y antes de entrar le dijo "te quiero" tres veces, y él ha respondido con un poco sólido "¿Vienes como víctima?". Ella ha respondido con un mucho más sonoro "Vengo a darte la pesadilla en el paraíso". Pues nada, otra movida más en la crisis en tramas infinitas de Telecinco.

Los otros tres granjeros aprendices son Iván Molina, probablemente el único concursante de 'Insiders' que ha sacado algo de rédito al programa de Netflix, Danna Ponce, la youtuber del canal 'El mundo de Mia', y Manuel, participante de 'La isla de las tentaciones' que tuvo algo con Steisy en su día. Vamos, que han convertido el trío amoroso en un quinteto. La parte buena es que podrían montar un grupo de música. La parte mala es que lo que van a hacer en su lugar es pelearse muchísimo.

Pablo no está, Pablo se fue

Pablo Pisa ya llevaba unas semanas en las que más que defensor de Steisy era el sufridor de ella, viendo cómo se acercaba cada vez más a Dani G dentro de la granja. Tras el ataque de celos del novio, Dani y Steisy hicieron un pacto de eterna amistad, pero parece que no ha durado demasiado, porque esta semana ha pedido a Pablo, sin mucho remordimiento, que le de permiso para acostarse con él.

"Si me dieses permiso para echar un quiqui con Dani, sin sentimientos, un quiqui pelado y mondado. ¿Qué más te da, que deje de comer garbanzos y coma un día habichuelas? ¿Qué más te da?", dijo, comparando la complejidad de las relaciones humanas con las legumbres. Los, ejem, amigos se tocaron, besaron, rozaron y demás: suficiente para que Pablo Pisa se levantara de plató y se fuera por donde había venido.

"No voy a hacer este circo, me voy a mi casa. Y si le podéis decir algo: ¡Que folle si quiere, que haga lo que le dé la gana y lo que le salga de los cojones!", dijo antes de salir entre el aplauso general. Mientras, en la granja, Steisy acabó destrozada y sin entender qué había hecho mal para que su novio quisiese dejarla, no sin antes remarcar que se acuesta cachonda y se levanta cachonda, y qué le vamos a hacer si le apetecen habichuelas. Un consejo: no comparéis a vuestras parejas con legumbres. Así, como idea.

Oye, por favor, déjame en paz

Además de los líos amorosos habituales de Mediaset, hubo sesión de expulsión y nominaciones. Pero nos quedamos sin saber cómo quedaban los porcentajes entre Israel y Juan Alfonso Millán, porque el segundo decidió marcharse por su propio pie sin esperar a saber cómo había quedado la cosa. Se marchó "como gesto de amor", pero su novia, Paloma, no parecía estar muy de acuerdo.

Y es que en las últimas semanas ella se ha enterado de que él tiene una doble vida: "No lo paso bien con estas cosas, no me gustan". La parte buena es que, como es una persona normal, ha accedido a tomarse un café con él para explicarle lo que le pasa, a cambio de que él acabe su concurso y la deje en paz. No ha servido de nada: Juan Alfonso Millán ha abandonado y eso ha dejado a Israel libre, salvándose de la guillotina por los pelos.

Por otro lado, los nominados de la semana son Marco Ferri y Daniela Requena, que se enfrentarán una vez más al veredicto de la audiencia en un programa que parece interminable tanto para los concursantes como para los espectadores. Ayer solo superó el millón de espectadores por 30.000 no superando el 11% de share. Un desastre sin paliativos que, por algún motivo, Telecinco ha decidido alargar hasta la saciedad.

Temas
Inicio