'Pesadilla en el paraíso' rompe el triángulo amoroso de Omar en una gala en directo que tuvo doble expulsión y polémica con un post de Instagram

'Pesadilla en el paraíso' rompe el triángulo amoroso de Omar en una gala en directo que tuvo doble expulsión y polémica con un post de Instagram
3 comentarios

'Pesadilla en el paraíso' ha culminado su transición del diferido al directo. En uno de los habituales bamboleos de Telecinco, el reality que a veces se emite los miércoles y a veces los jueves (dependiendo de lo que eche Antena 3) parece acelerar el final con un episodio en el que expulsaron a dos personas, haciendo un total de cuatro esta semana y nominaron al siguiente grupo. ¿Quién dijo que aquí no pasaba nada?

Visto y no visto

Si el domingo os contábamos que Raquel Lozano entró en la granja dispuesta a destruirlo todo y cantarle las cuarenta a Omar después de que este se liara con Marina, ahora toca envainársela: tan pronto como llegó, la ex del muchacho se marchó por la puerta. Por mucho que ella dijera que no le gusta perder ni al parchís, lo cierto es que lo hizo en la prueba contra Gloria Camila, Steisy y Juan Alfonso Millán. Y después, otra vez.

En la prueba del serrucho (una vez más, sin chistes), Xavi Font la dejó tirada en el suelo y se fue para casa, no sin antes echarle una bronca a su amiga Steisy y nominarla. La pelea entre colegas fue tan sana y poco tóxica, que la concursante acabó llamando "buscafortunas" a la recién expulsada. Así, muy bien, deportividad.

Poco duró la alegría para el fundador de Locomía, por cierto: tras otras nominaciones, se volvió a celebrar la prueba del serrucho y cayó contra Israel. ¿Que todo esto sería mucho mejor con pruebas variadas y espectaculares? ¿Que uno de los motivos del fracaso de 'Pesadilla en el paraíso' es que parece siempre lo mismo? Pues sí, pero a estas alturas qué le vamos a hacer. Con Raquel y Xavi en casita, empezó lo que la gente quería ver: la carnaza.

Quererse uno mismo a quererse uno mucho

Cualquiera diría que Telecinco sabía que Raquel iba a entrar en el reality solo para salir y tener un enfrentamiento cara a cara con la actual novia de su ex, ¿eh? Esta trama, por la que literalmente nadie está interesado (al menos en redes sociales) sigue copando los minutos de las larguísimas galas de 'Pesadilla en el paraíso', sin que nadie entienda por qué. Cambias los días de emisión, el formato, el directo... Pero no lo que está lastrando a tu programa. Inconcebible, la verdad.

Bueno, la cosa es que Raquel al principio no quiso entrar al trapo con Marina y le dijo que con ella no iba su lucha, que fueran muy felices y comieran perdices (esto no lo digo yo, es literal). La actual le contestó que muy bien todo, pero que se quisiera y respetara un poquito más. Dignidad ante todo. Raquel no pudo resistirse entonces a decirle "Pues ya lo estaba haciendo, y antes de que me lo dijeras tú" y recriminarle que tiene un canal en MTMad donde pone a parir a su ex novio, Hugo Paz.

Yo lo digo tal cual lo escuché, porque no sé qué es MTMad ni quién es Hugo Paz. Podría estar inventándoselo y me lo creería igual. En fin, al final de todo este embrollo, Omar tuvo una llamada con Marina donde afirmó que le tenía totalmente loco. Y es que ha sido cuando ella no está en la isla que se ha dado cuenta de lo mucho que la echa de menos. Fíjate tú. Un par de Deluxes asegurados.

Y llegó el público

Lo más original de 'Pesadilla en el paraíso', cuando empezó, era que iban a ser emisiones en diferido presentadas por Lara Álvarez. Pero a Telecinco le entró el canguele y a última hora montó una gala express con Carlos Sobera. Después, volvió a ser en diferido. Al final se ha rendido a la evidencia y esta especie de 'Gran Hermano' en una granja se va a convertir en, bueno, exactamente eso: 'Gran Hermano' en una granja.

Hasta ahora, los concursantes nominados tenían que probar su valía en una prueba de expulsión, el serrucho, al estilo 'El conquistador del fin del mundo' (salvando las distancias: el reality de ETB es extremo y divertidísimo, y sus pruebas variadas y divertidas), pero ahora será el público quien decida quién se va. Vamos, como en cualquier reality de Mediaset.

De momento, la primera en la frente: Lara anunció que habían hecho una encuesta "por redes sociales" para que la gente eligiera si prefería salvar a Marco, Isabel o Xavi. El problema es que esa votación no se anunció en ningún programa: fue una publicación en Instagram que al final acabó siendo vinculante. Vamos, un desastre absoluto y total, un guirigay improvisado que, al fin y al cabo, pega mucho con el espíritu de este programa.

Va siendo hora de cerrar la persiana, Telecinco: 'Pesadilla en el paraíso' es un producto amateur con famosos de segunda que está interesando incluso menos que la segunda edición de 'Secret Story'. A veces es mejor saber cuándo cerrar algo y quedarse con la dignidad.

Temas
Inicio