Compartir
Publicidad
Soy milenial y me flipa 'Operación Triunfo'
Reality Show

Soy milenial y me flipa 'Operación Triunfo'

Publicidad
Publicidad

La generación millenial va camino de ser la más estudiada de la historia. Nacidos en un momento en el cual la tecnología cambia en años el ritmo de vida que ha existido durante al menos un siglo, medios tradicionales como los periódicos o la televisión no han encontrado la forma adecuada de dar con ese esquivo grupo de jóvenes. Incluso citas deportivas de primer nivel como los Juegos Olímpicos son cada vez menos vistas por los jóvenes.

Tengo 24 años y mi televisión está permanentemente sintonizada en el puerto HDMI. La Playstation 4 nos da a mi pareja y a mi todos los contenidos necesarios para nuestro entretenimiento gracias a Netflix, HBO, Amazon Prime Video, Youtube y, por supuesto, los videojuegos. Todo esto cambió hace algo más de dos meses, momento en el cual nació OT 2017. Televisión española había apelado a nuestros recuerdos de infancia y que menos que darle una oportunidad.

Ya no es que vea en contadas ocasiones la televisión, si no que además me dan una pereza extrema los realities que pueblan la quinta televisión nacional y cada vez más canales de la TDT. La realidad impostada que promulgan los grandes hermanos y viceversos no casa con una juventud que vive en la edad dorada de las series y que si le falta algo de realidad la busca en figuras no natas hasta hace poco más de un lustro como los youtubers o influencers.

Amaia Los seguidores usan un idioma común: los memes. Fuente: @MariaVP93

OT ha hecho que gente vuelva a ver la TV

'Operación Triunfo' marcó un antes y un después en los realities y en la música pop de este país. Quizás no en la dirección más adecuada, en eso estamos de acuerdo, pero nadie puede negar que no le picaba la curiosidad. Gestmusic había prometido una edición distinta, mucho más consciente del momento, y que además iba a aprovechar las posibilidades actuales con un canal 24 horas en abierto en Youtube y comunicación directa de los concursantes con sus fans a través de Instagram.

Y es que puede que la televisión no pertenezca a esta joven generación a la que pertenezco, pero la música sí. 'Operación Triunfo 2017' ha sabido entender que la gran mayoría de los jóvenes ven la música como una banda sonora de sus vidas, pudiendo protagonizar momentos de baile y divertimento como bien confirma el auge de la música latina, pero también apreciando las letras de cantautores y la emoción que se puede transmitir gracias a este vehículo. Tampoco ha tenido miedo la dirección del programa a elegir canciones de décadas pretéritas. A los millenials nos gusta lo bueno y no necesariamente lo nuevo.

De hecho, incluso a los propios concursantes les han sorprendido al adjudicarles canciones para ellos desconocidas como pasó con Eloise de Tino Casal, todo un himno de finales de los sesenta, que Agoney decía no conocer. Tras escucharla, sólo pudo afirmar con satisfacción que le habían dado un "temazo". También merece la pena detenerse en cuales han sido las dos canciones más exitosas de la edición hasta la fecha. 'City of Stars' y 'Shake it out' demuestran que el cine y el indie, representado por 'Florence + The Machine', si conectan con una audiencia que no recuerda sintonizar TVE.

Nos identificamos más que nunca

Además, el discurso de 'Operación Triunfo 2017' tiene más vigencia que nunca. España tiene delante de sí misma una de las generaciones jóvenes mejor preparadas de su historia, la cual apenas tiene ocasión de destacar por culpa de una de las mayores tasas de desempleo juvenil de Europa y la actitud paternalista de los mayores en posiciones relevantes, quienes siempre tienen en la boca la frase "ojalá yo hubiera tenido tus oportunidades". Los concursantes de esta edición son sin lugar a dudas los más preparados de las nueve ediciones del concurso. Tocar instrumentos, componer o entender la música no es un problema para ellos y aún así podemos constatar con cada gala y emisión del canal 24 horas que triunfar cuesta mucho.

Ese equilibrio entre admirar lo que los concursantes pueden llevar a cabo en cada gala y la identificación personal que los espectadores profesan gracias a ese 24 horas y a la espontaneidad de los protagonistas es una de las claves más importantes de 'OT 2017'. Es posible ver la evolución de una persona, acompañarla en todo el trabajo, lágrimas y frustraciones a lo largo de la semana y presenciar en la gala televisada el fruto de lo logrado.

Los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrossi), directores de uno de los fenómenos cinematográficos del pasado año en España como fue 'La Llamada' y profesores de interpretación en este nuevo Operación Triunfo tienen un papel clave a la hora de conectar con los jóvenes. Mi generación es quizás la que menos miedo tiene a mostrar sus emociones y menos reticente se muestra a emocionarse con los demás, y es precisamente en las clases de la pareja de directores el lugar y el momento en el que más afloran las pasiones, frustraciones y pensamientos internos de los concursantes.

Incluso la publicidad está aprendiendo más de una lección con este programa. Si los jóvenes apenas conectan la televisión, ¿cómo pueden llegar los anunciantes a este esquivo target?, muy fácil, haciendo partícipes a los concursantes de OT de la fiesta que supone ir de rebajas por sorpresa y emitiéndolo en un Periscope que reunió durante una hora a más de 50.000 personas. Cualquier empresa querría tener a tanta gente viendo un "anuncio" suyo durante una hora.

Cuando apenas quedan un par de galas para que 'OT 2017' acabe este triunfal reboot, muchos aficionados al programa se preguntan qué harán cuando finalice el talent/reality, pero quien realmente tiene el papelón aquí es la actual televisión. ¿Conseguirán aprender las lecciones necesarias de este programa o los jóvenes volveremos a sintonizar el HDMI?

En Espinof | Soy millenial y no me identifico nada con OT

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio