Compartir
Publicidad
La importancia de llamarse Nora Durst
Series de ficción

La importancia de llamarse Nora Durst

Publicidad
Publicidad

El 16 de abril se estrenará la temporada número tres y última de una serie que no deja indiferente a nadie. 'The Leftovers' ha dado mucho que hablar en HBO. Tiene detractores acérrimos que no entienden que esas "idas de olla" de algunos momentos de la trama puedan gustar al público.

Pero también tiene un ejército de fans que nos hemos rendido a sus encantos tras quedar con la boca abierta y la mente dando vueltas en cada uno de sus capítulos. Y una de las culpables de esa adoración máxima la tiene el personaje que interpreta Carrie Coon: Nora Durst.

Cuidado con los SPOILERS

El 14 de octubre

Nora Carrie Coon

El 14 de octubre cambia para siempre la vida de Nora. Y la convierte en una de las personas más celebres de su localidad. Qué suerte, ¿verdad? Nora es una esposa, una madre de dos niños. Es una mujer normal de ésas que tratan de arrancar el día haciendo que las rutinas de todos sean su prioridad.

Y, entonces, de golpe, el vacío. Su marido y su familia se esfuman. Las tazas del desayuno quedan intactas, como si hubiera sido la buena de Nora quien hubiera dispuesto todo eso sobre la mesa. Nora vive esa separación, esa soledad y ese vacío desde un horror tan grande que no puede expresar. Porque Nora se siente culpable. ¿Por permanecer, por no ser "digna" del rapto, por haber de seguir con su vida?

Dolor y oscuridad

Nora Leftovers

Nora es un mujer de apariencia calma y templada. Sabemos que sufre porque quién no lo haría después de lo que le sucedió. Pero no lo muestra, nunca lo da a entender a sus vecinos o a su hermano. Se hunde hasta volverse loca y, con su silencio, sólo encuentra consuelo en una pistola, en un chaleco antibalas, en las prostitutas a las que contrata para que le disparen.

El capítulo seis de la primera temporada sirvió para conocerla más íntimamente. Todas las imágenes y las palabras nos llevan a empatizar con una mujer que vive en una pesadilla aceptada y consciente. La lista de preguntas que se hace a los familiares de los desaparecidos es un recordatorio permanente del dolor. Pero institucionalizado de tal forma que no nos devuelve ninguna ternura, sino una frialdad que cala los huesos.

Nora y su esperanza

Nora

Lo que más puede odiar Nora es que alguien se compadezca de ella. Es una mujer dura, incluso, a veces, antipática. La segunda temporada le hace brillar de otra forma. Porque quiere perdonarse a sí misma. Trata de lograrlo con su nueva familia. Con Kevin, Jill y Vivian, con ese bebé que tan milagrosamente se ha cruzado en su camino. Y con la ciudad en la que quiere sentirse segura.

Porque si es una lente, si es "culpable" de la desaparición de los que más quería, también tendrá que vivir con ello. Nora, que trata de encontrar una nueva estabilidad, de congeniar con esa comunidad, de no volverse loca ante lo que Kevin plantea... Nora es un poquito como todos nosotros, con ese sufrimiento silencioso que se escapa de sus miradas, pero con la esperanza de que mañana, tal vez, todo irá mejor.

En ¡Vaya Tele! | La importancia de llamarse

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos